¿Qué autonomía tienen las motos eléctricas? | Vehículos eléctricos

Los vehículos eléctricos están aumentando su popularidad día tras día. Además de reducir la contaminación medioambiental, son más eficientes y silenciosos y disfrutan de bonificaciones, por lo que su precio se reduce considerablemente. Pero una de las cuestiones que aún preocupan a quienes conducen es la autonomía. ¿Sabes cuánto dura la batería de las motos eléctricas? ¡Aquí encontrarás las respuestas! Cuándo optar por las motos eléctricas A la hora de decantarse entre las motocicletas de combustión y las motos eléctricas, hay que tener en cuenta el tipo de trayecto que se va a realizar y la distancia. Si viajamos por carretera y además durante muchos kilómetros, los motores tradicionales siguen ofreciendo un mejor rendimiento. Sin embargo, si la finalidad de una moto es circular por ciudad y en trayectos que no son excesivamente largos, las eléctricas son más eficientes. Con estas diferencias claras, podemos hablar ahora de la autonomía que presentan estas motocicletas y las baterías que incluyen. Aunque diferencia de los coches, hay otros aspectos que influyen en mayor medida sobre la autonomía, como son el peso de la persona conductora, la ruta, la climatología e incluso el modelo. Autonomía de las motos eléctricas Sin tener en cuenta los aspectos mencionados que pueden repercutir notablemente en la duración de las baterías de las motos eléctricas, el rango medio habitual es de unos 50 kilómetros aproximadamente. La distancia media recorrida al día de acuerdo con las estadísticas es de 27 kilómetros. Por lo tanto, aunque puede resultar insuficiente, cubre con creces las necesidades diarias de la mayoría de quienes conducen una moto. Los fabricantes, conscientes de las diferencias que puede haber en función del clima o de las características de la persona conductora, desarrollan sus motores ofreciendo la máxima autonomía sin que haya, por ejemplo, que reducir la velocidad normal. Si la motocicleta se utiliza para circular por ciudad y en trayectos cortos, los 50 kilómetros son suficientes para cubrir estas necesidades. Si por el contrario tenemos una demanda mayor, existen ya modelos cuya autonomía se sitúa por encima de los 100 km. Estas serían adecuadas para distancias mayores por carretera. La diferencia entre ambas se debe al material con el que se fabrican las baterías. Las de plomo ácido tienen una media que oscila entre los 45 y los 70 km. Por el contrario, las de Ión-Litio son las que pueden alcanzar entre 70 y 120 km. Y en lo que respecta a la vida útil, cada fabricante indica cuántas cargas acepta una batería. Una vez que se ha alcanzado esta cifra, es necesario cambiarlas. Por lo general, las de plomo resisten entre 500 y 600 cargas, o lo que es lo mismo, unos 25.000 km. Y las de litio, entre las 1.000 y 2.000 cargas o 70.000 km o más. De cara al futuro, los fabricantes pretenden alcanzar los 640 km de autonomía y una vida útil que supere los 400.000 km. ¿Te gustan nuestras noticias? ¡Entonces síguenos en las redes sociales y no te pierdas ninguna! Estamos en Facebook y en Instagram.

Los vehículos eléctricos están aumentando su popularidad día tras día. Además de reducir la contaminación medioambiental, son más eficientes y silenciosos y disfrutan de bonificaciones, por lo que su precio se reduce considerablemente. Pero una de las cuestiones que aún preocupan a quienes conducen es la autonomía. ¿Sabes cuánto dura la batería de las motos eléctricas? ¡Aquí encontrarás las respuestas!

Cuándo optar por las motocicletas eléctricas

A la hora de decantarse entre las motocicletas de combustión y las motos eléctricas, hay que tener en cuenta el tipo de trayecto que se va a realizar y la distancia. Si viajamos por carretera y además durante muchos kilómetros, los motores tradicionales siguen ofreciendo un mejor rendimiento. Sin embargo, si la finalidad de una moto es circular por ciudad y en trayectos que no son excesivamente largos, las eléctricas son más eficientes.

Con estas diferencias claras, podemos hablar ahora de la autonomía que presentan estas motocicletas y las baterías que incluyen. Aunque diferencia de los coches eléctricos, hay otros aspectos que influyen en mayor medida sobre la autonomía, como son el peso de la persona conductora, la ruta, la climatología e incluso el modelo.

Autonomía de las motos eléctricas

Sin tener en cuenta los aspectos mencionados que pueden repercutir notablemente en la duración de las baterías de las motos eléctricas, el rango medio habitual es de unos 50 kilómetros aproximadamente. La distancia media recorrida al día de acuerdo con las estadísticas es de 27 kilómetros. Por lo tanto, aunque puede resultar insuficiente, cubre con creces las necesidades diarias de la mayoría de quienes conducen una moto.

Los fabricantes, conscientes de las diferencias que puede haber en función del clima o de las características de la persona conductora, desarrollan sus motores ofreciendo la máxima autonomía sin que haya, por ejemplo, que reducir la velocidad normal.

Si la motocicleta se utiliza para circular por ciudad y en trayectos cortos, los 50 kilómetros son suficientes para cubrir estas necesidades. Si por el contrario tenemos una demanda mayor, existen ya modelos cuya autonomía se sitúa por encima de los 100 km. Estas serían adecuadas para distancias mayores por carretera.

La diferencia entre ambas se debe al material con el que se fabrican las baterías. Las de plomo ácido tienen una media que oscila entre los 45 y los 70 km. Por el contrario, las de Ion-Litio son las que pueden alcanzar entre 70 y 120 km.

Y en lo que respecta a la vida útil, cada fabricante indica cuántas cargas acepta una batería. Una vez que se ha alcanzado esta cifra, es necesario cambiarlas. Por lo general, las de plomo resisten entre 500 y 600 cargas, o lo que es lo mismo, unos 25.000 km. Y las de litio, entre las 1.000 y 2.000 cargas o 70.000 km o más. De cara al futuro, los fabricantes pretenden alcanzar los 640 km de autonomía y una vida útil que supere los 400.000 km.

¿Te gustan nuestras noticias? ¡Entonces síguenos en las redes sociales y no te pierdas ninguna! Estamos en Facebook y en Instagram.

Parqué en la cocina: ¿Es recomendable poner parqué en nuestra cocina?

parquet en la cocina

Instalar parqué en la cocina puede no ser una buena idea si se trata de madera natural. Hoy te contamos qué soluciones puedes emplear para esta parte de la casa sin tener que renunciar al diseño y calidez de un parqué.

Actualmente podemos encontrar en el mercado diferentes tipos de suelos para nuestra vivienda. Algunas habitaciones como el baño y la cocina siempre han sido lugares donde las baldosas han estado presentes, pero ¿qué pasa si lo que queremos es un suelo diferente, cálido y elegante? El parqué sería la opción ideal, pero nos encontramos con el inconveniente de que la humedad y la madera no se llevan muy bien.

Si decides poner parqué en la cocina o en el baño, asegúrate de tener un buen seguro de hogar contratado que cubra cualquier incidente relacionado con las fugas de agua o daños por la humedad. Pásate por nuestra web y consulta las diferentes opciones en cuanto a seguros de hogar.

Alternativas al suelo de parqué en la cocina

En la actualidad, podemos contar con un suelo que a simple vista parece parqué, pero que no lo es. Se trata de los suelos vinílicos. Esta variedad ofrece diferentes opciones que imitan diferentes acabados, como las baldosas o la madera, algunos incluso con estampados fantásticos.

La ventaja del suelo vinílico frente al parqué de madera es que se trata de un material totalmente resistente a la humedad. Además, si se derrama cualquier líquido sin darnos cuenta, el suelo no lo absorberá; se acabará evaporando salvo que lo limpiemos antes.

La limpieza de este tipo de suelo es muy sencilla, no hace falta utilizar productos especiales para madera, con un producto limpia suelos estándar será suficiente. Se trata de un material que exige un mantenimiento mínimo, a diferencia del parqué natural, que exige un tratamiento especial para madera, además de una renovación total cada cierto tiempo, con un lijado y barnizado.

El suelo vinílico imitación a parqué: la mejor opción

La instalación del suelo vinílico es muy sencilla, no requiere de ningún proceso de secado, con la consecuente ventilación, como en el caso del parqué. Cualquiera puede instalar un suelo vinílico.

Existen innumerables acabados que imitan diferentes tipos de madera en tonos más cálidos y más fríos. Nadie notará la diferencia sobre si se trata de un suelo natural o sintético. Además de ser perfecto para habitaciones de la casa como la cocina o el baño, también es perfecto para el resto de la casa.

Si quieres saber más sobre diseño de interiores para tu cocina, no te pierdas este post sobre cómo reformar una cocina al estilo americano, o este otro donde te contamos todo sobre las cocinas con isla. Para cualquier consulta, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

¿Tensión baja? 5 alimentos que debes comer para subir la tensión

subir la tensión

Si tienes la tensión baja, es decir, si eres hipotenso, sabrás lo incómodo que puede resultar. Algunos de los síntomas que sufren las personas que padecen hipotensión son vértigos o mareos. Estos no duran mucho tiempo, pero en determinadas circunstancias pueden ser peligrosos. Afortunadamente, existe una lista de alimentos que pueden ayudarte a subir la tensión, y en Assegur queremos compartirla contigo. Te avisamos de que algunos son extremadamente suculentos y no debes abusar de ellos. Al fin y al cabo, se trata de ayudarte a mejorar la salud, no a dilapidarla.

Subir la tensión con líquidos

La hidratación es importante para mantener la tensión en niveles óptimos. Con esto en mente, lo mejor que puedes hacer es tomar mucha agua. Entre un litro y medio y dos litros de agua diarios es la cantidad recomendada. También puedes ayudarte con tés o infusiones. El café resulta beneficioso si no abusas de él.

Chocolate negro

A esto nos referíamos cuando hablábamos de alimentos suculentos para subir la tensión. El chocolate es muy beneficioso en este aspecto. Ten un poco a mano por si sufres una bajada de tensión repentina. Pero procura que sea chocolate negro y bajo en azúcar.

Regaliz

Los palos de regaliz también ayudan a regular la tensión. Insistimos: hablamos de regaliz en rama, no de las golosinas en gel que venden en las tiendas de chucherías. Estas están llenas de azúcar y, aunque están muy ricas, no resultan en absoluto saludables.

Alimentos salados para subir la tensión

Seguro que conoces a alguna persona a la que su médico le ha limitado el consumo de sal por culpa de la hipertensión. Los hipertensos tienen el problema contrario a los hipertensos: sufren de tensión alta, lo que no es nada bueno para el corazón. Y les quitan la sal porque esta sube la tensión. Así que parece razonable deducir que los alimentos salados ayudan a subir la tensión a los hipotensos.

Jamón serrano (o ibérico)

El jamón es uno de los alimentos estrella de la dieta mediterránea, es rico en proteína y contiene grasas, además de una generosa cantidad de sal. Añade una loncha de jamón ibérico a tus tostadas del desayuno y es probable que tu tensión no baje.

Anchoas

No son el plato favorito de mucha gente precisamente por su sabor salado, pero resultan perfectas para subir la tensión. Si te gustan los sabores fuertes, las anchoas pueden ser tu mejor aliado. Úsalas en canapés o en tu mitad de la pizza.

Estos alimentos te beneficiarán si eres hipotenso, pero hay algunas cosas que debes evitar, como los alimentos diuréticos. Recuerda que permanecer hidratado es clave, así que perder líquidos juega en tu contra. Por otra parte, las pérdidas excesivas y repentinas de peso tampoco te ayudarán. Si estás siguiendo una dieta estricta y sientes mareos y vértigos de vez en cuando, acude a tu médico para que revise tu tensión.

Y recuerda que la mejor cobertura para tu salud te la ofrecemos en Assegur. Comprueba nuestras pólizas.

Tapicería para coche: ¿Qué tipos de tapicería existen?

Tapicería para coche: ¿qué tipos de tapicería existen?

¿Sabías que la tapicería de tu vehículo puede seleccionarse en el momento de la compra? Existen diferentes materiales, cada uno con sus particulares ventajas e inconvenientes. Pero dado que tendremos que convivir con ellos cada vez que conduzcamos, se recomienda que sea una decisión meditada. Por si tienes dudas, ¡aquí te dejamos los tipos de tapicería para coche que existen!

Tipos de tapicería para coche

Los asientos de los vehículos no solo han evolucionado en lo que respecta a la tecnología y a la comodidad que ofrecen durante la conducción. Además, los materiales que se emplean en la tapicería para coche también han mejorado su calidad, y aquellos que vienen tintados, no requieren ya los largos procesos de antaño. En cualquier caso, a continuación te dejamos los tipos que puedes encontrar en el mercado para que tu elección sea acertada.

Cuero

El cuero es la tapicería para coche más utilizada en los vehículos de gama alta y de lujo. Aunque el número de marcas de gama media que lo ofrecen como equipamiento opcional se ha incrementado. No obstante, su precio es bastante más elevado que otras opciones, así que hay que tener este detalle en cuenta.

El confort que ofrecen es más elevado, además de resultar más elegante y sencillo de limpiar. Por otra parte, dada la resistencia de este material, su vida útil es también más larga que con otras opciones. Existen modelos que son calefactables y que se adaptan a la temperatura ambiente.

Foam

La tapicería para coche foamizada se conoce también como mixta con cuero. Combina el atractivo del cuero con la eficacia de un asiento que se adapta al usuario. Para ello, la parte central del asiento va en tela y los laterales en piel. Se adapta a la temperatura del ambiente y para su limpieza solo requiere de un buen aspirado y un paño húmedo con limpiadores específicos para los materiales.

Alcántara

Este tejido se asemeja al terciopelo en el tacto y ofrece una sensación de lujo. Además de en los asientos, podemos verla en otras partes del habitáculo, como en los techos o en el volante de los modelos más deportivos. Al estar fabricada con fibras sintéticas no se ve afectada por las variaciones de temperatura.

Vinilo

Se combina el cuero con la tela y es muy popular en vehículos de gama media. Aunque su resistencia es menor que aquel, toleran bien el uso continuo y el paso de los años. Se limpia también con una aspiradora y un trapo húmedo y tiene un precio intermedio entre la piel y la tela.

Tela

Este tejido de tapicería para coche es la que vemos habitualmente en los coches familiares, debido a la resistencia que presentan. Pero además de esta ventaja, también son flexibles y elásticas. Su coste es uno de los más bajos y resulta muy sencillo de limpiar; para ello se seguirá el mismo procedimiento que en los anteriores.

Microfibra

Utilizada inicialmente en los asientos de las viviendas, como en sillas o en sillones, ahora se utiliza también en la tapicería de los vehículos. No solo es fácil de limpiar, sino que la variedad de colores que puede encontrarse es muy amplia. Está compuesta por poliamida y poliéster, lo que le da un tacto suave y que no se deforma.

Ahora que ya conoces cuáles son los tipos de tapicería para coche, ¡solo te queda elegir el tuyo! Y si tienes pensado comprarte uno, en Assegur te ofrecemos las mejores pólizas. ¡Contacta con nosotros!

Nuevo aire a tu cocina: 3 ideas para modernizar muebles de cocina

Modernizar muebles de cocina: 3 ideas para darle un nuevo aire a tu cocina

¿Cuánto crees que cuesta modernizar muebles de cocina? De acuerdo, no hay una respuesta única y correcta para esta pregunta, pero si podemos decirte que puede hacerse por menos de lo que piensas. Aunque, eso sí, lo que no se paga en dinero, se paga en tiempo. Si no dispones de un presupuesto abultado para renovar tu cocina, tendrás que hacer acopio de tiempo. Lo que te garantizamos es que, con estas tres ideas, tu cocina no será la misma.

Modernizar muebles de cocina con una mano de pintura

Nada nuevo bajo el sol. Seguro que has leído este consejo en un millón de páginas web. Y seguro que se te han ocurrido un montón de objeciones y excusas para no ponerte a ello. Estamos de acuerdo: la pintura es engorrosa, mancha, aplicarla no es tan fácil como parece y el resultado final casi siempre es decepcionante.

Sin embargo, también hay buenas noticias a este respecto: ¿Conoces el vinilo líquido? Se trata de un spray que se usa para la reparación y pintura de coches y motos, pero que es útil en casi todo tipo de superficies. Existen multitud de acabados en brillo, mate e incluso metalizados y suponen un modo rápido, limpio y eficaz de modernizar muebles de cocina.

El diablo está en los detalles: echa un vistazo a los tiradores

La segunda de nuestras ideas para modernizar muebles de cocina es un poco más sutil, más sencilla e igualmente resultona. Si no te atreves a pintar o a cubrir tus muebles con vinilo líquido, trata de hacer un cambio menor: tiradores y accesorios pueden ser la clave para dar a tu cocina un aire completamente nuevo. Hace unos años se llevaban los tiradores de forja muy ornamentados. Si tus muebles son más o menos neutros, prueba a sustituir los tiradores y manillas por otros de estilo más moderno y funcional. Las líneas rectas y los cromados son la última tendencia.

Si no puedes modernizar muebles de cocina… Distrae la atención

La idea general es darle un aire más moderno a tu cocina y esta es nuestra tercera idea para conseguirlo. Si no puedes hacer nada con los muebles, procura que haya algún otro elemento en la habitación que llame la atención. Quizá una cafetera de última generación o unas cortinas que marquen la diferencia. En decoración, como cuando compramos ropa para sentirnos mejor, no siempre se trata de mostrar lo mejor, sino de disimular lo menos bueno. Encuentra alguna fortaleza ajena a los muebles que puedas destacar. Quizá puedas reemplazar las lámparas, por ejemplo.

Sea como sea, recuerda que el confort es solo uno de los elementos a tener en cuenta en casa. La seguridad es importante. Para tu tranquilidad mental, echa un vistazo a nuestras pólizas de seguro de hogar.

2 increíbles recetas de bizcochos para dejar a los tuyos sin palabras

recetas de bizcochos

Uno de los postres más tradicionales y sencillos de hacer es el bizcocho. Existen varias versiones por cada país, e incluso por familia. Las recetas de bizcochos que realizamos suelen ser heredadas de nuestras madres que, a su vez, las aprendieron de las suyas. Por eso, los sabores y texturas que más nos gustan suelen ser los del hogar. Sin embargo, siempre es buena idea probar recetas nuevas. Echa un vistazo a las que te proponemos y sorprende a los tuyos. ¡Quizá des comienzo a una nueva tradición!

Recetas de bizcochos sencillas, rápidas y deliciosas

Bizcocho de yogur

El bizcocho de yogur es uno de los más rápidos y sencillos de hacer. Admite varios sabores y seguro que encuentras sus ingredientes en tu despensa en cualquier momento. Necesitarás:

  • 4 medidas de harina
  • 3 medidas de azúcar
  • 1 medida de aceite de girasol
  • 4 huevos
  • levadura
  • 1 yogur natural si quieres añadir diferentes sabores, o de limón si vas a hacerlo de limón.
  • Cacao en polvo, o ralladura de limón, o ralladura de naranja. Dependiendo del sabor final que busques.

Algo que vale para todas las recetas de bizcocho es que debes mezclar los ingredientes secos por un lado y los húmedos por otro. Así que, en un bol coloca la harina, el azúcar, la levadura (y el cacao si vas a hacer un bizcocho de chocolate) y remueve hasta tener una mezcla homogénea. En otro bol, mezcla el aceite, el yogur, los huevos (y la ralladura si el bizcocho es de limón o naranja). Bátelo todo hasta que obtengas un líquido homogéneo.

Es el momento de mezclarlo todo: vierte la mezcla líquida en la seca y remueve con una espátula. Van a quedar grumos, así que lo mejor es que le des un toque final con una batidora de mano para eliminarlos.

Precalienta el horno 10 minutos a 200 grados e introduce la mezcla en un molde adecuado. Echa un vistazo a la media hora y haz la prueba del cuchillo: si lo clavas en el bizcocho y sale seco, es que ya está hecho. Si sale manchado, deja que siga horneándose.

Bizcocho esponjoso con mantequilla

Sobre la base de la receta anterior puedes introducir un par de pequeñas variaciones y obtener un bizcocho mucho más esponjoso y con un toque de repostería más sofisticada. Ingredientes:

  • 4 huevos
  • 250 gramos de harina
  • La misma cantidad de azúcar (o un poco menos si no lo quieres tan dulce)
  • 250 gr de mantequilla

Tendrás que mezclar la mantequilla y el azúcar hasta conseguir una mezcla semejante al punto de nieve: espumosa y clara. Añade a continuación los huevos uno por uno, sin dejar de batir. Y después haz lo mismo con la harina poco a poco para que se vaya mezclando sin perder el volumen.

Puedes añadir un extra de levadura para más esponjosidad y es mejor si tamizas la harina antes de añadirla a la mezcla.

El procedimiento en el horno es el mismo que con el bizcocho de yogur.

Disfruta de estas recetas de bizcocho y recuerda que en Assegur te ofrecemos seguros de vida para que puedas seguir cocinando para los tuyos con total tranquilidad. Echa un vistazo a nuestras coberturas.

¿Qué hacer para curar un esguince de tobillo? 5 consejos

esguince de tobillo

Se produce un esguince de tobillo cuando nos lesionamos los ligamentos que rodean a la articulación. Estas fibras son muy fuertes y son las que sostienen los huesos de la zona. Cuando pisamos mal y las forzamos, se produce el esguince. Este puede ser más o menos grave. En el peor de los casos incluso puede haber rotura de ligamentos. Pero nosotros hablaremos de los esguinces simples de tobillo. Sigue estos cuatro consejos para que la recuperación sea más rápida y definitiva.

Tratamiento del esguince de tobillo

Como en la mayor parte de las lesiones corporales, el tratamiento de la que nos ocupa; es decir, del esguince de tobillo, depende de la gravedad que presente. El objetivo del tratamiento y de los consejos que desgranamos a continuación es:

  • Reducir la inflamación y el dolor
  • Favorecer que el ligamento se cure
  • Recuperar el buen funcionamiento del tobillo para recuperar la vida normal.

El tratamiento se puede llevar a cabo en el propio hogar salvo en el caso de lesiones graves, como la ruptura de ligamentos, que requerirán un especialista en lesiones musculoesqueléticas. También es posible que debas acudir a un fisioterapeuta cuando la curación del esguince ya esté avanzada. El objetivo será recuperar el movimiento sin peligro de que vulvas a lesionarte.

5 consejos para cuidar y curar un esguince de tobillo

Será tu médico el que te indique durante cuánto tiempo debes seguir estas medidas. Su duración dependerá de la gravedad del esguince. La mayoría de nosotros tendemos a perder la paciencia cuando dejamos de notar dolor agudo. Sin embargo, debes seguir tomando estas precauciones hasta el final para evitar recaídas.

Reposo

Para que los ligamentos se recuperen vas a tener que dejar de usarlos, lo que supone no realizar ninguna actividad que te provoque dolor o incluso molestias. Tendrá que pasar mucho tiempo sentado.

Aplicar frío

Sobre todo al principio del tratamiento, es bueno que apliques frío en la zona cada dos o tres horas. Coloca una compresa de hielo durante un cuarto de hora o veinte minutos. Si tienes problemas de circulación, diabetes o alguna otra condición que haga poco adecuada la aplicación del frío, habla con tu médico.

Comprimir la zona

Usa una venda elástica para aplicar compresión al esguince de tobillo. Así ayudarás a que la inflamación desaparezca más rápido. Ten cuidado con la cantidad de presión. Quieres comprimir la zona, pero no dificultar la circulación de la sangre, lo cual podría resultar contraproducente.

Mantener la pierna elevada

Elevar la pierna por encima de la cabeza cuando estás tumbado, sobre todo de noche, ayuda a drenar el exceso de líquido y por tanto ayuda a reducir la inflamación. Mientras estés sentado, mantener la pierna en horizontal, en un reposapiés o en alguna superficie más alta que el suelo también ayuda.

Uso de muletas

Lo ideal es que no te muevas, pero si tienes que hacerlo, usa muletas y procura no apoyar el pie lesionado. El sobre esfuerzo hará que el esguince de tobillo cure más despacio.

Recuerda que en Assegur contamos con pólizas de salud para ayudarte en cualquier eventualidad. Consulta nuestras coberturas.

¿Cuántos pasos al día hay que hacer? | Muévete

cuántos pasos al día son necesarios para estar en forma

Hacer ejercicio es básico para mantenerse en forma. Y cuando hablamos de estar en forma no nos referimos a ofrecer un aspecto mejor, sino a que nuestra salud sea, efectivamente buena. Los beneficios estéticos de correr, nadar, hacer pesas o caminar son innegables, pero son solo eso: estéticos. Por eso hablaremos hoy de los pasos al día que son necesarios para mejorar tu forma física. Porque lo que importa es la salud.

¿De verdad basta con caminar para ponerse en forma?

Esta es una afirmación arriesgada. Lo cierto es que para cuidar de nuestra salud de forma absolutamente efectiva no basta con el ejercicio. Hay que cuidar la alimentación, la hidratación, las horas de sueño y los hábitos laborales. Pero el ejercicio ayuda y caminar puede convertirse en un gran aliado para tu salud. Eso sí, para que funcione, hay algunos consejos que te vendría bien seguir.

  • Camina a buen ritmo. Si caminas durante horas a un ritmo muy lento, tu cuerpo no notará la mejoría que buscas.
  • Hazlo al menos 5 días a la semana durante 30 minutos.
  • El número ideal de pasos al día que debes dar se encuentra entre 3.000 y 5.000. La cantidad total depende de lo rápido que camines y de lo largos que sean los pasos.

¿Y si busco perder peso cuántos pasos al día debo dar?

Perder peso es algo que la mayor parte de la población se ha planteado alguna vez. No es una tarea sencilla y en muchas ocasiones se persigue el objetivo de adelgazar por presiones externas más que por salud. Así que nuestro primer consejo es que pienses si de verdad necesitas perder peso o si lo haces por causas ajenas a ti. Si decides que quieres perder unos kilos, caminar te ayudará.

Dicen los expertos que quienes caminan 10.000 pasos al día o más pierden peso. De nuevo, el objetivo es caminar a una velocidad que te suponga algún tipo de esfuerzo. Si no, no funcionará.

Si para ti es muy difícil dar tantos pasos al día, bien porque no estás en forma o porque no dispones del tiempo necesario, puedes hacer lo siguiente.

  • Ten muy claro cuánto tiempo diario puedes dedicar a caminar.
  • Usa una pulsera medidora de pasos al día (las hay para todos los bolsillos, así que no tendrás que hacer un gran desembolso)
  • Camina tu primera media hora y registra en tu pulsera cuántos pasos al día diste durante una semana.
  • Proponte el reto de caminar un 5% o quizá un 10% más de pasos diarios la segunda semana. Terminarás por desarrollar la resistencia y la fuerza suficientes para caminar más rápido y eso te ayudará a perder peso.

Recuerda que haces ejercicio para estar en forma y disfrutar de una mejor calidad de vida. Nuestras pólizas de vida te ayudarán a mejorar también en ese aspecto ¿Qué puede aumentar tu calidad de vida más que la tranquilidad? Echa un vistazo a nuestras coberturas.

Distanciamiento social: ¿Qué acciones debemos procurar evitar durante la pandemia?

distanciamiento social

Durante la crisis sanitaria provocada por el COVID-19, las autoridades políticas y sanitarias a lo largo y ancho del planeta han ofrecido información contradictoria acerca del comportamiento del virus y de cómo se atajaría su efecto negativo en la salud de la población. Si embargo, ha habido algunos extremos en los que el acuerdo ha sido prácticamente unánime: la higiene de manos, llevar mascarilla y el distanciamiento social.

Las tres medidas básicas contra la propagación del virus

Uno de los motivos por los que los diferentes países han establecido temporadas de confinamiento domiciliario, es que el virus es altamente contagioso. Al parecer se transmite por el aire, pero también por contacto. Hoy en día, no sabemos a ciencia cierta cuál es su capacidad de supervivencia en suspensión o sobre determinadas superficies. De ahí que se insista en la limpieza tanto personal como del entorno.

En este contexto, hay tres medidas clave con las que debemos cumplir independientemente de nuestro estado de salud:

  1. Lavarnos las manos cuando salgamos y entremos de casa. Debemos hacerlo con jabón y el lavado debe durar unos 20 segundos. Es importante que evitemos tocarnos la cara sin habernos lavado. La higiene de mesas y todo tipo de superficies es igualmente importante. La limpieza, pues, es el primer obstáculo contra el CVID-19.
  2. Llevar mascarillas adecuadas. Se trata de mantener la boca y la nariz tapadas por la mascarilla, de modo que el virus no se transmita desde ni hacia nosotros. Puede ser incómodo, sobre todo si tienes problemas de respiración o si llevas gafas, que permanecen empañadas, pero la salud es más importante.
  3. El distanciamiento social. Existe una distancia de seguridad de entre un metro y medio y dos metros que se considera segura. Los expertos sanitarios indican que el virus no es capaz de trasladarse de una persona a otra si media esa distancia entre ellos.

¿Qué debo evitar para garantizar el distanciamiento social?

El distanciamiento social es la auténtica clave para detener el avance del virus, ya que sin contacto no hay contagio. Mantenerse a un metro y medio de distancia de personas no convivientes es básico en aras de la seguridad. Y de esta norma general se derivan el resto de acciones a evitar.

  • Es importante no entrar en locales comerciales o sedes de organismos públicos, ni en cualquier lugar cerrado, en realidad, en los que el aforo esté completo. Los aforos se han puesto para poder mantener la distancia de seguridad.
  • No causes ni formes parte de tumultos. Las multitudes pueden convertirse en focos de contagio.
  • Evita salir de casa si no es necesario. Permanecer en nuestros domicilios es lo más seguro.
  • Si tienes que salir, hazlo con la correspondiente mascarilla. Y lávate las manos a menudo.

Recuerda, además, que en Assegur ponemos a tu disposición varias pólizas de seguro de salud. Comprueba sus coberturas y planta cara a la pandemia con total seguridad.

¿Cuál es la temperatura corporal ideal? Te lo contamos

temperatura corporal ideal

La temperatura corporal ideal de nuestro cuerpo es motivo de estudio por la comunidad científica. La primera medición científica fue en 1851, cuando Carl Reinhold August Wunderlich determinó que la temperatura normal es de 37º. Desde entonces hasta ahora, han sido numerosos científicos los que han abordado este tema con leves variaciones sobre lo que estableció Wunderlich.

Así, la ciencia sostiene que la temperatura considerada normal es de 37,5º, mientras que la baja es de 36,5º. No obstante, un estudio de la Facultad de Medicina de Stanford ha dado a conocer que la temperatura corporal disminuye con el paso del tiempo. En este sentido, los grados van decreciendo cada generación. Y según determina esta investigación, cada diez años la temperatura decae 0,03º por década.

Temperatura corporal ideal

El sexo, la edad, e incluso si una persona hace vida sedentaria o no, son elementos que contribuyen a una variación de la temperatura corporal en atención a las situaciones descritas. Por ello, en función de estos factores, la temperatura corporal podría ser más alta o más baja en determinadas personas. En este contexto, se tiene que diferenciar entre la temperatura normal para adultos, niños y bebés.

Otro factor que influye en la lectura de la temperatura corporal es la parte del cuerpo donde se hacen las mediciones. Las lecturas en el recto son más altas que las lecturas en la boca; mientras que las de las axilas, normalmente, son más bajas que en las orales o las rectales.

Por norma general, al margen de los factores que hemos indicado, la temperatura también puede variar si se toma por la mañana, cuando es más baja, o por la tarde, cuando por regla general suele ser más alta. Si has comido alimentos o líquidos, también influye. En el caso de las mujeres, también queda afectada por el ciclo menstrual.

Diferencias

Al margen de estas consideraciones, otras investigaciones acreditan que se registran diferencias individuales a tenor de otros escenarios. Las diferencias entre las temperaturas normales analizadas se detectaron en cerca de 35.000 personas. Se determinó que los adultos de mayor edad tenían una temperatura más baja, mientras que, en el caso de las mujeres afroamericanas, ellas tenían la temperatura más alta que los hombres blancos.

Este estudio, asimismo, también certificó que los problemas de salud pueden afectar a la temperatura corporal. Las personas que sufren hipotiroidismo suelen tener la temperatura más baja que el resto. Y, sin embargo, las personas que están sufriendo un cáncer registran temperaturas más altas.

Este contenido te da una idea de lo todo lo que implica la temperatura corporal. Es importante conocer estos detalles para tener una referencia sobre cuál es la temperatura ideal. En Assegur deseamos que tu temperatura sea siempre perfecta. Sin embargo, si tienes algún problema de salud, estamos aquí para cuidarte. Visita nuestra web para conocer todo lo que hacemos por ti y por los tuyos.