Skip to content

¿Qué es una casa domótica? Te lo contamos

¿Qué es una casa domótica? Te lo contamos

Una casa domótica es un hogar inteligente debido a los dispositivos electrónicos instalados y que ayudan a los huéspedes a vivir con más comodidades. Es, por así decirlo, una casa más personal a pesar de que se la puede considerar más robótica. Ya que la casa se adapta para quienes viven en ella, es muy flexible.

Los avances de la tecnología hacen que una casa domótica multiplique las comodidades del hogar. De hecho, las que hemos visto hasta ahora obviamente inducen a pensar que el futuro en casa va a ser fascinante, en este sentido. Por ello queremos profundizar, en detalle, en todos estos aspectos para que empieces a visualizar todo lo que la tecnología aplicada al hogar puede hacer por ti. No se trata de un futuro lejano, sino que, afortunadamente, estas tecnologías se empiezan a implantar en los hogares.

No obstante, es importante señalar que este concepto de vivienda te quitará muchos quebraderos de cabeza. Sencillamente, porque vivirás más seguro y no tendrás que controlar periódicamente los servicios de mantenimiento de tu hogar. Y pasarás a tener el control de aspectos de seguridad que una vivienda convencional no tienes. Podrás, por ejemplo, ahorrar en el consumo de energía. En tu casa domótica, una vez hayas configurado los servicios, dejarás de hacer tareas rutinarias que antes formaban parte de tu día a día.

Es decir, el funcionamiento o el mantenimiento de los servicios estará previamente programado. Lo puedes hacer tú mismo o lo puedes encargar. En este caso, el orden de los factores no altera el resultado. Las casas domóticas también se llaman, de una forma más coloquial, casas inteligentes. Y este concepto siempre está asociado a la automatización de los servicios.  Previamente, hemos hecho referencia al ahorro de energía, que estos días cobra actualidad por su coste. En este sentido, en una casa inteligente no habrá bombillas encendidas donde no haya personas.

¿Qué elementos se pueden mejorar en una casa domótica?

Cada vez son más los sistemas que se pueden automatizar y a distintos niveles. Para saber si nuestro hogar califica de domótico se tiene que atender a los tres niveles que existen. El primer nivel requiere de al menos tres sistemas diferentes con elementos automatizados. El nivel dos supone cuatro sistemas además de interconectividad entre ellos. Para el tercer nivel se requieren más de seis. Te mostramos unos pocos que puedes implementar en tu hogar.

Sistemas de seguridad inteligentes

Es, sin lugar a dudas, uno de los sistemas que más interesa cambiar por todos los beneficios que se consiguen. Algunos elementos a implementar son:

  • Cerradura con sensor biométrico de identificación. Ya sea por palma, huella u ocular. Esta personalización de cerradura convierte la casa en un lugar hermético que solo tú puedes abrir.
  • Cámaras infrarrojas de identificación conectadas a la red. No solo se requieren cámaras que graben sino que identifiquen a las personas del vídeo y den la alarma en directo.
  • Sensores de calor y movimiento. Como complemento a las anteriores, una alarma con sensores de movimiento y calor certificará que ningún intruso quede sin identificar.

Control de la climatización

Climatizar un hogar supone que esté a la temperatura perfecta. Por eso, se pueden instalar:

  • Aires acondicionados controlados por apps. Tener la temperatura perfecta en todo el hogar y mantenerla en verano es difícil. Las apps automatizan y permiten que lo regules si así lo deseas.
  • Calefacción autónoma. La calefacción, al igual que el aire acondicionado, deberá activarse al llevar a ciertos niveles. Además, deberá ser homogénea. Los sistemas inteligentes lo permiten.

Ahorro de energía

Es uno de los sistemas de una casa domótica que más interesa instalar cuanto antes porque suele repercutir en el sistema eléctrico del hogar y se puede interconectar con el resto.

  • Enchufes inteligentes. Este tipo de enchufes consigue que se gaste menos energía, ya que se adaptan al tipo de dispositivo que se enchufa. Se encienden y apagan cuando se requiere.
  • Gestor eléctrico. Un aparato que, unido a ese enchufe, permite conocer los gastos de energía eléctrica para así crear gráficas y planear un ahorro futuro.

casa-domotica

Ambientes lumínicos

De igual modo, este tipo de tecnología permite programar el apagado y encendido de las luces en toda la casa. Tú serás quién decida el cuándo y el cómo. El cómo lo conseguirás instalando un sistema de iluminación que te permita crear ambientes lumínicos a tu gusto. Y, además, también puedes programar las persianas. Piensa que puedes programar que una bombilla se apague para que se levante una persiana, y tener el espacio que decidas permanentemente iluminada.

Para saber más sobre la casa domótica

Habrás leído por todas partes, y nosotros también hemos citado que una casa domótica es más segura. Las razones son múltiples, pero vamos a profundizar en aquellos aspectos que hacen del hogar domótico un lugar en el que te puedes sentir, realmente, a salvo. ¿Qué te parece la idea de instalar un video portero? Sí, seguramente has supuesto que no aporta nada nuevo, porque lo más probable es que ya tengas uno. Sin embargo, el de la casa domótica te aporta información de valor de la persona que toca el timbre de tu hogar.

Has de saber que va mucho más allá de lo que hayas podido conocer hasta ahora. Incluso en un dispositivo que, sin ser aparentemente demasiado sofisticado, te garantiza la seguridad y con tecnología aplicada se convierte en una herramienta de valor. Así, podrá estar conectado a tu móvil e, incluso, identificar las caras. Tendrás posibilidad de comunicarte con la persona que va a entrar a casa y, además, también podrás instalar en el mismo dispositivo cerraduras inteligentes para poder abrir la puerta sin necesidad de usar una llave. También puedes instalar una cancela de acceso que se abra unos segundos antes de que llegues al destino.

Detectores para la casa inteligente

Por lo general, estamos habituados a comprobar que hay detectores de presencia en los pasillos que se iluminan cuando pasamos, o que se apagan cuando abandonamos esos espacios. Pues bien, los detectores tienen una amplia gama de funciones, como la de tener conectada una alarma vía streaming. También puedes incluir, en el sistema domótico de tu hogar, detectores que te avisen cuando hay algún escape de agua, humo o gas. Estos dispositivos se denominan detectores de catástrofes. Entre sus funciones tienen incluida una aplicación que llama a los bomberos, o que cierra las llaves de paso.

Sin embargo, las casas domóticas te acercan al entretenimiento o el ocio de una forma más práctica. Por ejemplo, hay sistemas de refrigeración que tienen en la puerta instalada una pantalla que te sirve para ver lo que hay en el interior, o te avisa de los alimentos que están próximo a caducar. Pero también puedes acceder, desde el frigorífico, a canales de cocina o de ocio para que estés conectado permanentemente, o puedas compartir con tus amigos o familiares recetas de cocina. La cocina pasará a ser un lugar especialmente divertido.

‘The Internet of Things’

The Internet of Things o ‘Internet de las cosas’ ha llegado para quedarse, y no hay vuelta atrás. En el hogar tiene su propio espacio, unido, naturalmente, a la tecnología. No es precisamente domótica, pero se aproxima y contribuye a mostrar los aspectos de la tecnología que mejoran la vida. Un ejemplo claro son los sistemas de refrigeración como el que hemos mencionado. Los puedes manejar desde el  móvil, pero por ahora no forma parte del entorno domótico del hogar. Sin embargo, se trata de elementos conectados.

Estos elementos tienen características comunes que los hacen imprescindibles en un entorno domótico y que no puedes perder de vista. Todos ellos son interesantes, no solo por su funcionalidad, sino por sus prestaciones en todos los sentidos. Contribuyen a ahorrar agua y energía. Son eficientes y, además, consumen únicamente los recursos imprescindibles para su funcionamiento.

Lo que une a todos, sin excepción, es la conexión a Internet, generalmente por wifi. En la actualidad, ningún electrodoméstico tiene cableado para una conexión convencional. Y tienen en común que funcionan con pautas establecidas. Puedes conseguir que la lavadora esté programada para lavar a una hora determinada, o si por ejemplo decides cambiar la hora de la puesta en marcha del lavavajillas desde el trabajo, con la tablet lo puedes hacer sin ningún problema.

Doble rendimiento de la tecnología

Además, una casa domótica tiene que contar, sin duda, con los elementos del Internet of Things. De esa forma, aprovecharás dos tecnologías que harán tu vida más sencilla, cómoda, segura y confortable. Nunca como ahora ha sido posible disfrutar en el entorno del hogar de las comodidades de una manera tan intensa. Y lo que es más interesante, tras la inversión inicial podrás recuperar tu dinero gracias al ahorro. Y, asimismo, estarás en un entorno seguro para ti y para los tuyos.

Casa domótica del siglo XXI

En definitiva, la evolución de la tecnología de la casa domótica que lleva alrededor de dos décadas en los hogares nos lleva a planteamientos cada vez más automatizados y sencillos. Este concepto de vivienda proporciona ventajas que no se pueden desaprovechar. Para ello, hay que estar al día porque se hallan en continua evolución. Incluso, los más puestos en temas de tecnología necesitan actualizarse permanentemente para estar a la última.

Está claro que las posibilidades de la casa domótica no están para nada agotadas. Al contrario, toda esta tecnología es solo la punta del iceberg de todo aquello que está por llegar. Esto es así porque, en función de las aplicaciones que deja entrever Internet, hasta conseguir una casa domótica en la que se puedan hacer realidad todas sus aplicaciones, queda un largo recorrido. En cualquier caso, todo este esfuerzo tecnológico está destinado a mejorar la calidad de vida de las personas.

Hogares personalizados

Por último, hay que destacar que todas las aplicaciones de la domótica en el hogar tienen una característica que las hace especialmente interesantes para las familias. Y es su capacidad de adaptarse de forma individual a las necesidades de cada persona. Es decir, estas aplicaciones se pueden personalizar en función de cada individuo. Por tanto, las prestaciones son tantas como la capacidad que estos hogares conectados tienen para hacer la vida más sencilla y cómoda.

El escenario dibujado hace que una casa domótica sea un hogar confortable para vivir. Sin embargo, la clave para disfrutar del hogar es tener la certeza de que, pase lo que pase, será tu refugio y el de tu familia. Por ello, desde Assegur te animamos a conocer nuestros seguros de hogar. Visita nuestra página web para más información, y no dudes en contactar con nosotros sin ningún compromiso. Estaremos encantados de atenderte.