3 factores a tener en cuenta antes de contratar un seguro de esquí o snowboard

Ahora que ya parece que llega el frío y van entrando ganas de desempolvar los esquíes y las tablas de snow. Puede que muchos estéis preparando ya algún viaje invernal. Y entre los preparativos entran los transportes, el alojamiento, qué estaciones tenemos intención de visitar y qué pistas vamos a disfrutar. Pero puede que nos surja una duda, ¿debo contratar un seguro de esquí o snowboard? ¿Qué factores debo tener en cuenta antes de hacerlo? Lo analizamos.

3 factores a tener en cuenta antes de contratar un seguro de esquí o snowboard

Si dudas sobre contratar o no un seguro, la respuesta más sencilla es que es recomendable hacerlo. Los accidentes ocurren y es mejor prevenir que curar. Otros factores a tener en cuenta son:

Las diferencias con respecto al forfait

Cuando adquirimos nuestro forfait para esquiar, suele venir incluido un seguro obligatorio, que cubre los daños producidos por el mal estado de las pistas, accidentes, etc. Sin embargo, el forfait no cubre daños a terceros, ni accidentes fuera de pista. Si eres un esquiador muy intrépido, es mejor que elijas un seguro de esquí.

Las coberturas en caso de accidente

Antes de contratar nuestro seguro, debemos comprobar que las coberturas se ajustan a nuestras necesidades. Idealmente, debería incluir:



  • Rescate en caso de accidente. Ten en cuenta que aunque el forfait incluye el rescate, si es muy aparatoso (por ejemplo, si tiene que intervenir un helicóptero) puede provocar un incremento.
  • Los gastos sanitarios o médicos, que no cubren otros seguros.
  • Repatriación en caso de que el accidente sea grave.
  • El transporte de los familiares o amigos que viajen con él, tras el accidente.
  • Un reembolso del forfait que no hayas utilizado. Si lo has cogido, por ejemplo, semanal, se te devolverá el importe correspondiente del resto de días que no lo utilizarás. El mismo criterio puede aplicarse para clases de esquí.

Contratar un seguro de esquí… Y viaje

Si vives, por ejemplo, en España, y vienes a Andorra a disfrutar de tus vacaciones en la nieve, hay otros problemas que pueden surgir en relación al viaje, además de las complicaciones derivadas de un posible accidente en pistas. Por eso, es buena idea que tu seguro incluya, además de las coberturas para el esquí, las siguientes:

  • Cobertura de los gastos en caso de que tu transporte se retrase.
  • Pérdida del equipaje, o retraso del mismo. Además, podemos comprobar si tenemos derecho a una indemnización por nuestro material.
  • Relacionados con causas meteorológicas, como noches extra o retrasos en transporte.

Idealmente, deberíamos elegir un seguro de esquí y viaje que combine y cubra cualquier posible incidencia. Así, garantizamos unas vacaciones sin preocupaciones. Siéntete protegido en todas las pistas con este seguro que te ofrecemos.

Recommended Posts

Aún no hay comentarios, envía tu comentario


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *