Skip to content

¿Cuál es la edad para contratar un seguro de vida y por qué?

¿Cuál es la edad para contratar un seguro de vida y por qué?

Las pólizas de seguro son una garantía que nos permite estar preparados ante situaciones inesperadas. Los seguros de vida se pueden contratar sobre la vida propia o sobre la de un tercero. Si alguna vez te has preguntado cuál es la edad para contratar un seguro de vida, este es el momento de aclarar esta cuestión. Toma nota. 

Edad para contratar un seguro de vida

Los seguros de vida por fallecimiento no se pueden contratar a menores de 14 años. Por otro lado, hay aseguradoras que establecen como edad máxima los 65 años para la contratación de esta póliza. Entonces, ¿cuál es la mejor edad para contratar un seguro de vida?

Las personas entre 15 y 18 años pueden tener un seguro de vida siempre que el tomador del mismo sea un tercero y sus padres o tutores legales den su consentimiento expreso. No obstante, los expertos acuerdan que para elegir la mejor edad hay que tener en cuenta primero la situación familiar y personal de cada individuo. Es decir, cuando ya tienes una familia (hijos) u otra persona que dependa económicamente de ti, si has solicitado una hipoteca o si cuentas con un patrimonio que deseas proteger. Entonces, ya puedes decidir la contratación de un seguro de vida. Por lo tanto, estamos hablando de que la edad aproximada para contratar esta clase de póliza es entre los 30 y los 40 años. 

Por qué no deberías esperar para tener un seguro de vida

A una determinada edad, las personas no deberían demorar demasiado esta decisión. Es más, los especialistas recomiendan no esperar demasiado para contratar un seguro de vida y aprovechar el inicio de la vida laboral o el momento en el que se crea una familia para hacerlo. Y es que entre los 30 y los 40 años estamos ante el periodo de tiempo más productivo para cubrir el coste de este tipo de apoyo y ayuda económica. 

Esperar demasiado tiempo para contratar un seguro de vida puede entrañar un riesgo innecesario para la familia. En cualquier momento se puede dar una situación inesperada (fallecimiento, incapacidad o enfermedad grave) que acabe con la seguridad económica de tus hijos y la tuya propia. Por desgracia, nunca sabemos lo que nos depara el destino. Por este motivo, los seguros de vida sirven para dotar de tranquilidad a las personas ante accidentes inesperados. 

En definitiva, contratar un seguro de vida es altamente recomendable. No importa la edad que tengas, sino más bien la situación familiar de la que seas responsable. Asimismo, es importante que tengas en cuenta cuál es el patrimonio del cual eres propietario. Elige las mejores coberturas para ti y los tuyos. Solo de esta manera no tendrás que preocuparte sea cuál sea tu edad. Ponte en contacto con nosotros para más información

 

Otros artículos que te pueden interesar