Skip to content

9 beneficios de la energía solar en casa | Vida sostenible

9 beneficios de la energía solar en casa | Vida sostenible

La energía solar es capaz de producir electricidad a partir de la radiación electromagnética obtenida de los rayos solares. Se trata de una fuente de energía renovable que ha alcanzado un gran protagonismo en los últimos años gracias a sus múltiples beneficios. Descubre con Assegur la rentabilidad de utilizar paneles solares para lograr electricidad. 

Cómo se produce la energía solar

La energía solar es una energía absolutamente limpia. Para producir esta clase de energía no es necesario utilizar productos contaminantes que emitan gases dañinos hacia la atmósfera, como ocurre con los combustibles fósiles. Es decir, la energía solar no contribuye al efecto invernadero ni al calentamiento global del planeta. Pero ¿Cómo se consigue esta energía alternativa? 

Para aprovechar la energía del sol es necesario la instalación de un sistema capaz de recoger la radiación que proviene de los rayos solares para transformarla en calor. Gracias a varios procesos la energía solar se puede convertir en energía calorífica, energía eléctrica o en biomasa. Estas son las formas de obtener energía solar:

  • Energía solar fotovoltaica: es aquella en la que se transforma directamente la luz solar en electricidad. Mediante el uso de paneles solares se logra convertir los fotones en electrones. Es decir, los sistemas fotovoltaicos posibilitan la transformación de una partícula con energía lumínica en energía voltaica. 
  • Energía solar térmica o energía termosolar: esta es la manera de aprovechar la energía solar para el uso doméstico o bien para la producción de energía mecánica. Para su obtención se necesitan unos captadores solares capaces de recoger la radiación solar para convertirla en energía térmica.

9 beneficios de la energía solar

Se ha demostrado que las energías renovables en su conjunto son sumamente importantes para la protección y conservación del medio ambiente. A continuación, te mostramos cuáles son las ventajas de utilizar energía solar en el hogar.

1.- Aprovechamiento de los avances tecnológicos asociados

¿Sabías que la energía solar está avanzando a medida que se desarrolla la tecnología? Esto significa que si bien los paneles solares actuales son muy avanzados, las investigaciones en el sector siguen su curso y en un futuro no tan lejano se estima que se podrá conseguir triplicar la cantidad de energía solar conseguida mediante paneles más pequeños, gracias a la nanotecnología. Es decir, los principales fabricantes de placas solares ya están desarrollando nuevas tecnologías que posibilitan un mayor rendimiento a un coste menor.

Actualmente, se está trabajando para conseguir que las placas solares y los acumuladores conserven la energía durante más tiempo, pero con un porcentaje menor de pérdidas. El abaratamiento de la energía solar permitirá la creación de plantas solares en zonas geográficas con más horas de luz solar permitiendo así llegar a más usuarios, incluso a poblaciones ubicadas a gran distancia.

2.- Bajo mantenimiento

Muchos de los paneles de uso actual incorporan garantías de hasta 20 años, lo que da una idea de hasta qué punto son resistentes. Tampoco requieren de limpieza continua o de otro tipo de mantenimiento. Para mantener en óptimas condiciones un panel solar basta con usar un trapo humedecido en agua con un poco de jabón neutro.

En este caso, no se recomienda la utilización de detergentes o productos químicos, así como tampoco el uso de materiales de limpieza ásperos que puedan dejar inutilizada la superficie del panel para siempre. Por norma general, se aconseja realizar esta limpieza unas 3 o 4 veces al año. Aunque también se puede realizar con mayor frecuencia si el panel solar está colocado en una zona donde se produce más cantidad de polvo.

Si no estás seguro de cómo realizar el mantenimiento de tus paneles solares, lo mejor es ponerse en contacto con los profesionales encargados de esta labor. De este modo, evitarás que el panel pierda su eficiencia o su garantía.

3.- Reducción en los costes de electricidad

La energía solar, si los paneles se colocan en casa, lleva asociada una reducción radical en los costes de la electricidad, ya que se deja de necesitar el suministro por parte de terceros. Al producir tu propia electricidad, no tendrás que pagar ninguna factura de luz nunca más. Por contra, la inversión inicial es alta, aunque la amortización a medio plazo está asegurada.

Por otro lado, el coste de la energía solar ha caído un 90% en las últimas décadas y se estima que seguirá reduciendo su precio hasta un 25% en los próximos años. De tal modo, que la energía solar en 2030 será la fuente más barata de energía renovable en muchos países. Esto significa que las instalaciones de placas solares en el hogar cada vez son más accesibles, ya que su coste se prevé que continuará cayendo hasta un 27% durante el próximo año 2022.

4.- La energía solar es renovable

Al contrario que otras fuentes de energía como el gas, el carbón, el petróleo e incluso la energía nuclear, cuyas reservas son caducas, la energía solar está disponible en todo el planeta adaptándose a los ciclos naturales del mismo. Por este motivo, la energía solar es parte esencial de un sistema energético sostenible que permite la estabilidad del presente sin poner en riesgo el futuro de próximas generaciones. 

Hasta que el sol no se extinga, no tendrás de qué preocuparte en cuanto al suministro de energía se refiere. Según estudios de la NASA, al sol aún le quedan 6.500 años de vida. 

Y para cuando el sol se apague es posible que la vida en la tierra incluso se haya extinguido. Afortunadamente, faltan varios miles de años para que esto suceda. Para entonces quizá hayamos colonizado la luna, o marte.

5.- Se trata de un tipo de energía muy abundante

El sol es una estrella que envía a la tierra 120.000 teravatios. Unas veinte mil veces la energía que necesitamos para que el planeta sobreviva, de sobra, durante un año. Además, sus condiciones de desarrollo son bastante favorables. Cada hora, el sol emite sobre la tierra más energía de la que se necesitaría para satisfacer las necesidades energéticas globales.

Necesidades energéticas que los rayos del sol podrían colmar 4.000 veces cada año. Para defender la fe puesta en energías renovables como esta, la Union Of Concerned Scientists asegura que en tan solo 18 días de radiación solar contienen la misma energía que la acumulada en todas las reservas a nivel mundial de petróleo, carbón y gas natural. 

6.- La energía solar es accesible en todo el mundo

Con mayor o menos dificultad, se puede acceder a la energía solar en todas partes del mundo. Incluso en aquellas zonas más cercanas a los casquetes polares. En el caso de los países europeos, disfrutar de este tipo de energía es un privilegio mucho más común de lo que parece.

Pero ¿las placas solares cargan sin sol? La respuesta es sí. Bien es sabido por todos que las zonas soleadas son las más indicadas para la instalación de placas solares o acumuladores. Sin embargo, este sistema de energía también es capaz de funcionar en invierno, así como en zonas con pocas horas de luz solar y pese a la ausencia de rayos de sol directos. Es decir, estas instalaciones ya han sido adaptadas previamente para las posibles variaciones del clima. Es más, estas variaciones climáticas son incluso beneficiosas para el correcto rendimiento de las placas solares. De hecho cuando el sol se mantiene durante muchos días seguidos a altas temperaturas y dirigiéndose directamente a tu instalación de energía solar podría ser hasta contraproducente para su funcionamiento. 

Por ejemplo, en Sevilla donde las horas de luz no escasean, se ha desarrollado una tecnología que es capaz de funcionar hasta de noche.

7.- Silencio

Una vez instalados, los paneles solares son absolutamente silenciosos y poco invasivos. No existen ruidos o estridencias relacionados con los mismos. Por lo tanto, son ideales para zonas urbanas o áreas residenciales.

8.- Posibilidad de compartir la infraestructura

Como hemos apuntado más arriba, la inversión inicial en paneles solares puede ser costosa. Para esos casos están los denominados jardines solares comunitarios. Se trata de terrenos donde un grupo de personas acuerda colocar los paneles que alimentarán a todos sus hogares.

9.- Genera riqueza y empleo

La energía solar contribuye al crecimiento sostenible. La aparición de las energías renovables ha supuesto el desarrollo de carreras relacionadas con los sistemas de energía sostenibles, abarcando sectores como la instalación, la ingeniería y la operatividad. Como ya hemos comentado anteriormente, la energía solar es una energía autóctona. Es decir, está disponible en todo el planeta. Esto además de reducir la contaminación, permite crear riqueza y empleo local.

Curiosidades sobre la energía solar

China es el líder mundial en energía solar con diferencia, ya que cuenta con más de 400 empresas solares. Ya en el año 2017 este país instaló 24.4 GW, llegando a superar a finales del mismo los 50 GW. Y es que algunas de las instalaciones de energía solar más grandes a nivel mundial se encuentran ubicadas en China. Esto ha servido para acelerar los procesos de urbanización y desarrollo de sus ciudades. De igual modo, en China se encuentran el 95% de las minas de tierras raras donde se obtienen los materiales que se requieren para la fabricación de paneles solares. Por su parte, el país de Europa con mayor cantidad de instalaciones de energía solar es Alemania. La energía fotovoltaica en este país cubre el 40% de sus necesidades energéticas globales. 

Otra curiosidad relacionada con este tipo de energía renovable es que es la más rápida en desplegarse. Es decir, una instalación fotovoltaica se puede construir o reparar en tan solo unas semanas. Esto no ocurre con las plantas de energía de combustible fósil ni tampoco con otras instalaciones de energías renovables. La energía solar, en caso de emergencia, es la que puede generar energía en menor tiempo. 

Por otro lado, la energía solar también es la más rápida. La luz tarda en llegar a la tierra 8 minutos y 19 segundos, pero solo tarda unos segundos en ser captada por las placas solares. Asimismo, el sol es 109 veces más grande que nuestro planeta, por lo que es capaz de emitir más cantidad de energía de la que necesitamos. La clave de la energía solar es su capacidad para acumular las radiaciones recibidas sin que se produzcan pérdidas durante este proceso. 

Otro dato curioso tiene que ver con si la energía solar es tan novedosa como parece. La verdad es que no. Ya por el año 1957 se fabricó la primera celda fotovoltaica. Un hallazgo casual permitió el desarrollo de las primeras células solares. 

Pero, independientemente de la fuente de origen de la electricidad, la misma entraña ciertos riesgos. Por eso, desde Assegur te recomendamos que cuentes con un buen seguro de hogar. Echa un vistazo a nuestras pólizas y no dudes en llamarnos.