Motos de montaña | ¿Qué modelo elegir para terrenos montañosos?

Escoger entre la variedad de motos de montaña existentes en el mercado puede ser una tarea compleja, ya que hay que atender a diferentes aspectos antes de decantarse por la adecuada. Si te encuentras en esta situación, ¡en este artículo te ayudamos con la elección!

Cómo elegir entre las motos de montaña

Cuando se busca una moto para circular por carretera hay que tener en cuenta aspectos como el uso que le vamos a dar, la finalidad o las distancias a recorrer. Con las motos de montaña sucede algo parecido. Existen múltiples modelos adaptados a las necesidades de cada usuario. ¿En qué tenemos que fijarnos entonces antes de elegir la nuestra?

Dónde la vamos a utilizar

Dentro de las motos de montaña pueden distinguirse tres grupos diferentes: cross, enduro y trial. Las de cross se utilizan en la competición y están adaptadas para terrenos irregulares con baches y zonas de barro. No pueden matricularse para circular por carretera.

Las de enduro son las más polivalentes; su aspecto es similar a las anteriores, pero se emplean en caminos públicos y su peso es más elevado. Con ellas, sí podemos circular por carretera y ciudad. Por último, las de trial, carecen de asiento, son muy ligeras y sus neumáticos tienen baja presión. Son también para competición.


La comodidad

Las motos de montaña no se conducen de la misma forma que las de carretera. Los terrenos son irregulares y en cualquier momento podemos encontrarnos obstáculos inesperados. Por lo tanto, es fundamental tener un buen control de la moto. ¿Y cómo se logra? Sintiéndonos cómodos con ella, y eso implica que vaya acorde con nuestro peso, tamaño y constitución.

La potencia del motor

Aquellas motocicletas con una cilindrada más elevada permiten una velocidad mayor y una mejor respuesta. El inconveniente es que no todos los usuarios se adaptan a ellas, ya que la experiencia y la seguridad en la conducción son vitales en este punto.

Si estamos iniciándonos en estos terrenos y no tenemos tanta confianza, es preferible optar por motores que sean más pequeños. Estos nos permitan adquirir el dominio necesario para poder pasar a potencias más elevadas con facilidad. Las de 125 son las adecuadas para ello.

Dos o cuatro tiempos

Tanto si elegimos una 125, una 250 o superior, se nos plantea la duda de si optar por dos o cuatro tiempos. Como ejemplo, en las primeras, las de cuatro tiempos están recomendadas para el público más joven. Aunque dan problemas en las subidas fuertes, permiten aprender las técnicas sin grandes complicaciones. Las de dos tiempos son más rápidas y con una relación entre el peso y la potencia mejor. Si queremos sacarle más partido al motor y sabemos controlar las marchas, podemos ir por las de cuatro.

Y qué mejor para ganar confianza y seguridad que contar con un buen seguro de motos. ¡Contacta con Assegur y te asesoraremos!

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, envía tu comentario


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *