Skip to content

¿Cómo evitar los nudos en el pelo de mi perro?

¿Cómo evitar los nudos en el pelo de mi perro?

Tener animales es una responsabilidad. Sus cuidados van más allá de proporcionar alimento y bebida, así como un refugio donde protegerse de las inclemencias del tiempo y descansar. Uno de los problemas que pueden presentar algunas razas por no prestar la atención debida son los nudos en el pelo del perro. Por eso, hoy queremos contarte cómo puedes evitar que se formen y cómo ponerles remedio si ya es demasiado tarde para prevenir.

Causas de la aparición de los nudos en el pelo

El pelo no es ningún misterio para nadie. Tal y como nos sucede a los humanos, si no nos lavamos el cabello con cierta regularidad ni lo cepillamos, el resultado no es solo mal aspecto y olor, sino que además comienza a llenarse de nudos que, de no tratarse, continuarán avanzando a peor.
Algunas razas, tanto de perros como de gatos, presentan un pelaje largo que requiere de cuidados que son mayores que los que necesitan las de pelaje corto. De nuevo, funciona de manera similar a nuestro cabello; cuanto más largo, más atención requerirá para que luzca en buenas condiciones. Si además el animal presenta varias capas de pelaje, los cuidados tendrán que ser aún mayores.
Pero, más allá de que el pelaje sea largo o semilargo, ¿cuáles son las causas de los nudos en el pelo de mi perro? ¡A continuación te dejamos las principales! No obstante, en el caso de tener dudas o que, tras tomar medidas al respecto, la situación no mejore, será necesario verificar el estado de salud en un centro veterinario.

Falta de nutrientes

La calidad de los alimentos que ingerimos se refleja en el estado de la piel; en el caso de los animales, es el pelo el que muestra qué tipo de alimentación reciben. Cuando hay deficiencias en algún nutriente esencial, como por ejemplo de vitaminas o de ácidos grasos esenciales, la cantidad de pelo puede ser baja y su estado débil, lo que provoca que se formen los nudos.

Factores genéticos

Algunos animales son más propensos a tener problemas con su pelaje, pero son en particular los de pelo largo y semilargo. Sin embargo, cuanto más fino sea este, mayor será la probabilidad de que se formen nudos en el pelo del perro.

Enfermedades y tratamientos

Padecer una enfermedad puede provocar la pérdida del pelaje y los consecuentes nudos en este, al producirse un debilitamiento general de la salud del animal. Por otra parte, también algunos tratamientos repercuten en su estado, como es el caso de la quimioterapia.

Falta de cuidados

Más allá de las enfermedades y los tratamientos que puedan tener una repercusión directa en la calidad del pelaje, por lo general el principal motivo por el que se forman nudos en el pelo del perro es la falta de cuidado del mismo.
A diferencia de los animales de pelo corto que pueden prescindir de un cepillado muy regular, los que lo tienen largo necesitan mantenimiento cada pocos días. Además de los propios nudos, el polvo puede irse acumulando, y la combinación de ambos puede resultar fatal.
Por otra parte, hay que tener en cuenta también que, a diferencia de los gatos, los perros no se acicalan ni se lamen el pelaje. Esto significa que el pelo muerto no se elimina a conciencia, sino que se les va acumulando, lo que puede propiciar también los nudos.

Falta de higiene

Como hemos mencionado, el polvo se acumula entre el pelo, en mayor medida en aquellos perros con el pelo rizado. Pero además de polvo, la piel muerta y otras partículas también se van quedando en la superficie. Para retirarlas, es necesario bañar al perro con cierta regularidad, así se evitará la suciedad y el mal olor, pero también la propensión a que se formen nudos en el pelo del perro.

¿Cómo evitar que se formen los nudos en el pelo de mi perro?

Ahora que ya sabes por qué se forman los nudos en el pelo del perro, resulta más sencillo tomar medidas al respecto para mantener el pelaje en buenas condiciones. Ten en cuenta que las razas de pelo largo no suelen soltar pelo; por lo tanto, el cúmulo de este sobre la piel provocará que se acabe enredando. ¡Pero es algo que se puede solucionar!
Si tienes en cuenta las causas de esta problemática, lo que debes hacer para evitar que se formen nudos es tomar las debidas precauciones, como las que te dejamos a continuación:

Cepilla a tu perro con regularidad

Es difícil establecer una pauta específica con respecto al cepillado. Por ello, lo mejor es ir probando la frecuencia hasta dar con la que necesita tu perro. Puedes comenzar con un cepillado una vez a la semana, y en el caso de que no fuera suficiente para evitar los nudos en el pelo del perro, aumentar la regularidad a varias veces por semana e incluso a diario.

Dale un baño

Hay algunas razas que disfrutan enormemente dentro del agua y que entran en esta por voluntad propia. Sin embargo, otras son más reacias al baño. Sea cual sea la personalidad de tu perro, es importante lavarlo con cierta regularidad. Una vez al mes podría ser adecuado, pero te recomendamos consultar con especialistas para que te informen sobre la raza específica de tu perro y sus condiciones.

Compra pienso de calidad

El hecho de que a tu perro le gusta el pienso que le das no significa que la calidad sea buena. Tal y como sucede con nuestra alimentación, por lo que general la comida basura tiene un sabor más atractivo que la saludable.
Los piensos que se venden en los supermercados suelen contener subproductos y derivados de la carne, que distan mucho de contener los nutrientes adecuados que necesitan para disfrutar de una buena salud. Incluso algunas marcas de veterinario que se promocionan a precios muy elevados, también contienen lo que se conoce como “relleno”.
Aprender a leer las etiquetas del pienso para perros y apostar por aquellos con más ingredientes naturales y menos derivados es fundamental para proporcionar al animal todos los nutrientes esenciales que necesita.

Incluye suplementos

Si la alimentación que sigue el animal es la correcta, no será necesario incluir suplementos especiales. Sin embargo, a determinadas edades, si está siguiendo algún tratamiento o si presenta alguna enfermedad, sí puede ser interesante apostar por complementos nutricionales. Estos, no solo le ayudarán a mejorar su salud, sino que también cuidarán su pelaje para evitar los nudos. Aceites como el de hígado de bacalao o vitaminas son los más comunes.

¿Y qué hago si mi perro tiene nudos en el pelo?

Si ya es demasiado tarde para evitar los nudos y lo que necesitas es eliminarlos, lo único que puedes hacer es intentar desenredarlos con tus manos o bien utilizando cepillos específicos. Los de cerdas suaves resultan menos dolorosos para el animal, aunque siempre se recomienda humedecer el pelo antes de proceder con el cepillado.
Cepilla el pelo por secciones y ve cogiendo mechones de pequeño tamaño, desde los que están más cerca de la punta y avanzando hacia el interior. Debes cepillar cada nudo varias veces, alternando entre varios que no cansar la zona. Pero si ves que aun así el pelo no desenreda, quizás debas optar por cortarlo. También puedes llevar al animal directamente a una peluquería canina, allí sabrás las técnicas que deben usarse y serán más eficaces para desenredarlos.
Otros trucos que pueden servirte son los sprays desenredantes y los acondicionadores para el baño. También, los peines con dientes de metal son útiles para los perros de pelo muy fino. En cualquier caso, para no estresar al animal o causarle molestias innecesarias, no pretendas solucionar el problema de una sola vez.
Procura ir progresivamente y premiar a tu perro tras cada sesión. De este modo, estarás creando un refuerzo positivo y asociará el cepillado con las golosinas, lo que contribuirá a que se relaje y se porte bien.
¡Ahora ya sabes la respuesta a cómo evitar los nudos en el pelo de mi perro! Pero no esperes a que se presente el problema y opta siempre por la prevención.
Y si no quieres perderte consejos prácticos como este, ¡no te olvides de seguirnos en las redes sociales!