Skip to content

Tipos de abdominales para hacer ejercicios en casa: ¿Cuál es mejor para mí?

Tipos de abdominales para hacer ejercicios en casa: ¿Cuál es mejor para mí?

Uno de los problemas de hacer ejercicio en casa estriba en que las posibilidades de lesión se multiplican. Sin la ayuda de un entrenador personal, o sin contar con los aparatos necesarios, es posible que forcemos músculos que no debamos. En el caso de los abdominales, además, se involucran partes del cuerpo tan sensibles como las lumbares y las cervicales. Por eso es preciso conocer los tipos de abdominales que podemos practicar sin peligro para nuestra espalda.

Tipos de abdominales que puedes realizar si sufres de la espalda

Uno de los problemas de los encogimientos clásicos o crunches es que las lumbares tienden a resentirse. Lo mismo ocurre con el cuello. La cuestión es que, para levantar el tronco del suelo, necesitas fortalecer los músculos del abdomen. Algo que se consigue con la práctica. Pero mientras la faja abdominal esté débil, tendemos a tirar del resto de la musculatura. Para que esto no suceda, podemos hacer dos tipos de abdominales.

Abdominales hipopresivos

Este tipo de ejercicios puede realizarlos todo el mundo y están especialmente indicados para mujeres que hayan dado a luz y deseen recuperar la tensión en la zona del abdomen. Los crunches están contraindicados para ellas porque hasta pueden producir el efecto contrario.

Los abdominales hipopresivos se basan en rutinas de Pilates. La postura y la respiración son dos elementos clave. De hecho, es la respiración profunda y el control de la musculatura interna lo que hace que trabajemos los músculos abdominales de manera efectiva sin dañar otras partes del cuerpo. El trabajo es interno y ayuda a la estilización de la zona de la cintura. Como en el resto de ejercicios y deporte, esperar resultados inmediatos no es razonable.

Abdominales de pie

Existen algunos tipos de abdominales que pueden realizarse de pie y como parte de una rutina de entrenamiento cardiovascular. Esto resulta especialmente beneficioso para personas que se aburren entrenando una sola zona específica. En este vídeo verás una rutina dinámica de unos 20 minutos. El truco está en no forzar el cuerpo. Sobre todo en las primeras sesiones. A partir de ahí verás como cada vez te pide más por sí mismo.

Tipos de abdominales para todos los públicos

Abdominales isométricos

Puede que el término isométrico no te suene, pero seguro que sabes lo que son las planchas. Se trata de ese ejercicio que consiste en colocarse en plancha sobre cuatro puntos de apoyo y permanecer estático, con la espalda recta y en paralelo sobre el suelo.

Dependiendo de la dificultad que te permita tu estado de forma, puedes apoyarte en los pies y las manos, o las rodillas y los codos. Empieza por unos pocos segundos y ve aumentando el tiempo de cada plancha.

Estos ejercicios son una buena base para cuidar la salud de tu espalda, pero no todo se soluciona con deporte. Aunque este es una buena base, desde Assegur te recomendamos nuestras pólizas de salud, para que siempre estés cubierto.