Skip to content

5 beneficios del suelo radiante para tu hogar que desconocías

5 beneficios del suelo radiante para tu hogar que desconocías

El suelo radiante es un método de calefacción para el hogar con muchos beneficios frente a otros sistemas. El calor sube desde el suelo, de forma homogénea, creando un ambiente confortable para todos los habitantes de la casa. Hoy te contamos cuáles son los beneficios y por qué instalar un suelo radiante en tu casa.

¿Qué es el suelo radiante?

El calor del suelo radiante es diferente al de otros sistemas de calefacción tradicionales. En este caso, es el suelo el que genera el calor, acondicionando así a los objetos y a las personas que se encuentran sobre él.

En muchos casos, la temperatura ambiente puede ser inferior a la que estamos buscando, pero nuestra temperatura corporal será superior al estar en contacto con el suelo. Se trata de un sistema de calefacción muy eficiente.

5 beneficios de poner suelo radiante en tu hogar

Bajo consumo y ahorro económico

El suelo radiante funciona a través de un circuito eléctrico o de agua que está colocado bajo el suelo. De esta forma, la casa se calienta de forma uniforme y rápida, a diferencia de otros sistemas de calefacción tradicionales, que necesitan más tiempo para conseguir la temperatura deseada.

Es un sistema de calefacción silencioso

En este caso, estamos hablando de un sistema que no tiene una caldera u otro aparato que genere ruido al encenderlo. El suelo radiante es el sistema de calefacción más silencioso que podemos instalar en nuestro hogar.

Calor uniforme por toda la casa

Ya lo hemos mencionado antes, pero es uno de los mayores beneficios de este método de calefacción. Y es que el suelo radiante tiene la capacidad de calentar la casa de manera homogénea.

Con otros sistemas de calefacción contamos con rejillas o radiadores que determinarán dónde serán los lugares donde más calor habrá dentro de casa. Sin embargo, con el suelo radiante esto no ocurre.

Requiere una instalación muy sencilla

Podemos pensar que el suelo radiante requiere una instalación muy compleja, debido a que hay que colocarlo bajo el suelo de todas las habitaciones donde queramos tener calefacción, pero es muy sencilla. Principalmente consiste en desplegar unos rollos donde van los conductos y colocarlos a lo largo y ancho de la habitación, para después colocar el suelo.

Eficiencia energética con el suelo radiante

Los sistemas de calefacción con suelo radiante son un 25% más eficientes que otros métodos de calefacción. Una de las razones es que se genera el calor que se consume, sobre todo al necesitarse mucho menos calor para tener la temperatura deseada.

Puedes seguir leyendo en nuestro blog sobre sistemas de climatización eficientes como el aire acondicionado Split, así como consejos para ahorrar o evitar incidentes domésticos. Pásate por nuestra web para consultar nuestros seguros de hogar y no dudes en ponerte en contacto con nosotros en caso de duda.