5 alimentos diuréticos que debes incorporar en tu dieta

alimentos diuréticos

Los alimentos diuréticos no pueden faltar en tu dieta porque además de los nutrientes que aportan son saludables. Si los consumes ayudarás a tu organismo a deshacerse del excedente de agua y sales, así como de las toxinas. También evitarás tener retención de líquidos. Por ello, te recomendamos cinco alimentos sanos y diuréticos que, además, te ayudarán a mantener tu peso ideal.

5 alimentos diuréticos que debes incorporar en tu dieta

Uno. La piña es uno de los diuréticos más populares. Esto es así por su sabor, por ser una fruta refrescante y porque, a sus múltiples propiedades, hay que añadir que es laxante y un excelente remedio para depurar el cuerpo de impurezas. Por ello, no olvides incluir este postre después de tus comidas.

Dos. Seguimos con otra fruta, la papaya. Hablar de la papaya es mencionar una de las estrellas de los alimentos diuréticos porque el 90% de su composición es agua. Y, además, tiene papaína que sirve para mejorar la digestión y ayuda a quemar grasas. Es ideal para adelgazar. Es laxante y posee vitaminas muy importantes; entre ellas, las vitaminas B1 y B2.

Tres. La pera es la joya de los alimentos diuréticos. Es un antiinflamatorio natural, es buena para la sangre y ayuda al proceso de digestión. Todo esto, sin explicar que, además, está muy rica. Y, aún, te sabrá mejor sabiendo que, por unidad, aproximadamente, solo tiene 70 calorías. Y también tiene potasio, fibra, ácido fólico y vitaminas. ¿Quién da más?

Fruta refrescante y diurética

Cuatro. El melón es una de las estrellas del verano. Y, naturalmente, no podía faltar en este ranking de alimentos diuréticos. Es una fruta excelente por sus nutrientes y por su capacidad para hidratar el organismo. Esta fruta, además, de refrescante aporta dos vitaminas esenciales como son la vitamina C y A.

Es ideal tomar melón como postre en verano, pero también se recomienda tras el deporte porque es muy hidratante. Y, a pesar de ser una fruta con una alta composición de agua, tiene magnesio, fósforo, potasio y calcio. Sin duda, una deliciosa alternativa refrescante a la que no hay que renunciar.

Cinco. La cebolla tanto cruda como cocida es excelente. Sirve de acompañamiento a  muchos platos de la cocina tradicional, está presente en muchas ensaladas y es ideal para evitar la retención de líquidos. Es rica en potasio además de otros ingredientes como el ácido cafeico; por ello, es un alimento diurético recomendado para las personas obesas, así como para las que sufren reuma o gota.

Si te ha parecido interesante este contenido sobre los alimentos diuréticos, te invitamos a visitar nuestra página web para que conozcas, de primera mano, todas las alternativas que ponemos a tu disposición para cuidar de ti y de los tuyos.

Alimentos antioxidantes | Beneficios y ejemplos

alimentos antioxidantes

Los alimentos antioxidantes son más que una tendencia en la gastronomía actual. Por sus propiedades aportan grandes beneficios para mantener y cuidar la salud. El aporte positivo de este tipo de alimentación se deriva de su composición química. Se trata de «compuestos sintetizados por las plantas en sus diferentes partes» que son únicos porque tienen «grupos hidroxilos (OH)», según señala la Fundación Española del Corazón en el blog Impulso Vital.

En esta línea, la misma fuente asegura que estos componentes son clave en la dieta de los consumidores porque la ingesta de estos alimentos contribuye a reforzar el cuerpo y lo dotan de la potencia necesaria para prevenir enfermedades como el cáncer, las enfermedades cardiovasculares o el alzhéimer e, incluso, tienen la cualidad de reforzar el sistema inmunitario.

Alimentos antioxidantes | Beneficios y ejemplos

Si sigues este tipo de alimentación e incluyes en tu dieta los alimentos que te vamos a indicar a continuación podrás gozar de una mejor salud. Y ello se debe a que podrás luchar para prevenir la erosión y el envejecimiento celular. Asimismo, potenciar una dieta con la ingesta de estos productos te ayudará a limpiar los radicales libres de tu organismo.

Y si además te gusta cuidarte por fuera, podrás constatar que los signos del envejecimiento son menos notables tras introducir a los antioxidantes en tu dieta. Pero como también te tienes que cuidar, por dentro, te invitamos a conocer los alimentos con más propiedades antioxidantes.

Los más antioxidantes

Hay muchos alimentos que son antioxidantes, pero vamos a poner el foco en los que más antioxidantes te pueden aportar. Empezamos con sumo placer porque el chocolate; sí, sí, has leído bien, el chocolate está en la lista. Aporta fibra, vitamina C, es bueno para el corazón, la piel y para regular las emociones. Ahora bien, no te pases con el consumo porque aporta muchas calorías.

Si tomas chocolate y lo acompañas con una deliciosa taza de té verde estarás ayudando a tu cuerpo a generar defensas para prevenir el cáncer, perder peso y a bajar el colesterol. Por ello, estos dos alimentos son indispensables en tu dieta.

¿Quién le diría que no a un tomate? ¿Y si hablamos del tomate frito? Este binomio tomate y frito con aceite de oliva, naturalmente, hace que aumenten tus niveles de licopeno. Y es bueno tenerlo alto porque ayuda a reducir el colesterol y la presión arterial.

Seguimos con las verduras. Hablamos del brócoli porque, igual que el tomate, es bueno para reducir la presión arterial y, además, tiene fibra y tres vitaminas A, E y C. A sus cualidades nutritivas hay que añadir que este vegetal es un aliado para combatir el cáncer.

Y, entre los alimentos con más antioxidantes, también tenemos el ajo y los frutos secos. El ajo posee yodo, hierro y calcio, entre otros elementos, además de las vitaminas A, B y C. Y, por otra parte, los frutos secos ayudan a combatir las enfermedades del corazón, el cáncer y reducen el estrés.

Si te ha parecido interesante este contenido sobre los antioxidantes, te invitamos a visitar nuestra página web para que conozcas, de primera mano, todas las opciones que ponemos a tu disposición para cuidar de ti y de los tuyos.

Sustitutos a alimentos poco saludables que todos consumimos

sustitutos a alimentos poco saludables

Ante la necesidad de perder peso las soluciones rápidas son las más aclamadas. Los sustitutivos de comida no son una alternativa sana para llevar una dieta saludable. Más bien se han convertido en toda una invitación a alejarnos de una vida sana. Te explicamos cuáles son los sustitutos a alimentos poco saludables y por qué no deberías abusar de ellos. 

Qué son los sustitutivos de comida

Estos productos, como su nombre indica, han sido creados para poder ser intercambiados por una de nuestras comidas diarias. Sus fórmulas y sabores son muy variados. Los podemos encontrar a modo de batidos, barritas, natillas, galletas, sopas y snacks. Pero, ¿son realmente beneficiosos para nuestra salud?

Diversos estudios han confirmado que los sustitutos a alimentos son poco saludables. Lo cierto, es que un batido, por ejemplo, contiene unas 250 Kcal por ración y no más de 25 gramos de carbohidratos. Asimismo, este tipo de sustitutivo está enriquecido con vitaminas A, E, D, C y K, al tiempo que con sales minerales y macronutrientes. ¿Cuál es el problema entonces? Su biodisponibilidad.

La biodisponibilidad y los sustitutos a alimentos poco saludables

No importa que un producto que sirve para reemplazar una comida esté lleno de vitaminas y minerales. Lo que lo convierte en poco saludable es su poca capacidad para ser asimilado por nuestro organismo. Esto es lo que se conoce como biodisponibilidad. Los componentes de un alimento están directamente relacionados con esta propiedad. 

¿Qué ocurre cuando consumimos un sustituto de comida? Pues que algunas de sus fibras impiden la asimilación de todas sus propiedades. Hay un concepto muy equivocado entre una dieta por medio de productos naturales y aquella a base de sustitutivos de comida. Los mismos nutrientes no son igual de activos en ambos casos. De hecho, un sustituto de comida es un contexto donde 1 mg de calcio no se absorbe de igual manera que un alimento. ¿Por qué? Ciertas moléculas presentes en estos productos capturan los nutrientes, así como las vitaminas que son arrastradas por el agua y eliminadas a través de la orina. Esto se traduce en que no hemos sustituido una comida, sino más bien en que nos hemos quedado prácticamente sin comer. Por lo tanto, el uso prolongado de estos productos podría llevar a una deficiencia nutricional importante.

El secreto de una buena dieta

Una alimentación equilibrada es un secreto a voces que todos deberíamos compartir. La naturaleza está llena de recursos saludables para que podamos alimentarnos de manera adecuada. Lo importante es aprender a cambiar nuestros hábitos alimenticios, logrando al fin comer para nutrirnos y no para satisfacer una emoción como el placer por la comida. 

Cuida tu salud y la de los tuyos con una de nuestras pólizas de seguros. Los mejores nutricionistas están a tu disposición para ayudarte. 

 

Beneficios de las proteínas para nuestro cuerpo

beneficios de las proteínas

Una alimentación sana y equilibrada es fundamental para una buena salud. Últimamente, los beneficios de las proteínas están en boca de todos. ¿A qué se debe este protagonismo? Lo cierto es que su función es vital para nuestro organismo. De hecho, después del agua, nuestro cuerpo se compone, principalmente, de proteínas. A continuación, te explicamos por qué tu dieta ha de ser rica en estos macronutrientes.

Qué son las proteínas

Las proteínas son macromoléculas que están compuestas de aminoácidos. Junto con las grasas y los carbohidratos forman los nutrientes principales de la alimentación humana. Esto es debido a que dentro de los aminoácidos existen aquellos que se denominan aminoácidos esenciales debido a que el cuerpo no es capaz de generarlos por sí solo. Por este motivo, necesita de las proteínas de origen animal para obtenerlos.

Finalmente, es importante que sepas que estos macronutrientes no son simples suplementos que sirven para la sustitución de comidas. Son mucho más que eso. Los necesitamos en nuestra dieta por muchos motivos.

Beneficios de las proteínas para el cuerpo

Conocer los diferentes beneficios de las proteínas no implica empezar a tomarlas sin control. Recuerda que lo importante de una dieta es su equilibrio. Estas son sus principales ventajas:

  • Son las encargadas de reparar y renovar los tejidos del cuerpo, por lo que son ideales para recuperación muscular, así como para lucir una piel y cabello envidiables.
  • Las dietas ricas en proteínas ayudan a la pérdida de peso a corto plazo. Una dieta baja en carbohidratos te permite quemar grasa mientras tus músculos se refuerzan. Además, su consumo es muy útil para controlar la sensación de hambre y sentirse así mucho más saciado por más tiempo.
  • Las proteínas son las encargadas de eliminar los desechos de tu organismo. Esto significa que forman parte de los procesos depurativos del mismo.
  • Estos macronutrientes ayudan al desarrollo del feto. La carencia de proteínas podría llegar a producir daños en el sistema inmunológico, ya que son las encargadas de crear hormonas, enzimas, anticuerpos, así como otras barreras frente a agentes extraños.
  • Las proteínas son muy beneficiosas para personas que padecen anemia e hipertensión.
  • Dirigen casi todos los procesos vitales determinando la estructura y forma de las células.

Cantidad de proteínas recomendable al día

Para disfrutar de todos estos beneficios es fundamental no extralimitar el consumo de proteínas diarias. La dosis que necesita un cuerpo adulto al día es de 0,83 gramos de proteínas por cada kilogramo de su peso corporal. Por el contrario, las personas mayores de 65 años deberían elevar este consumo hasta los 1,02 gramos de proteína por kilogramo.

Empieza a gozar de tu buena salud acompañándola de nuestra póliza de seguro especializada en bienestar. ¡Pídenos información sin compromiso!

Beneficios y perjuicios de ser vegetariano o vegano

ser vegetariano

Bien es sabido que la alimentación es la clave para una buena salud. No son pocas las maneras de alimentarnos que sigue el ser humano para asegurarse el bienestar del cuerpo y mente. Cada vez son más las personas que optan por un determinado tipo de alimentación como, por ejemplo, la vegetariana o vegana. Pero, ¿cuáles son los pros y contras de ser vegetariano?

Diferencias entre ser vegetariano o vegano

En los últimos años ha aumentado la preocupación por llevar una alimentación sana. Esto ha derivado en nuevas formas de alimentarse que, a veces, generan confusión. Aunque muchas personas piensan que ser vegetariano o vegano son lo mismo, esto no es así. Mientras que los vegetarianos no comen nada de carne animal, los veganos además tampoco consumen ningún otro producto de origen animal, ya sea huevos, pescados, leche, ropa de lana o cuero, etc.

Por decirlo de otra manera, el vegetarianismo es más una dieta que implica no solo una preocupación por la salud, sino también convicciones personales y religiosas. Mientras que ser vegano es un estilo de vida en el que se involucran más cosas que la no ingesta de productos cárnicos. Para ellos, la crueldad animal no está relacionada con su forma de vida.

No fue hasta mediados del siglo XX cuando se empezó a utilizar el término vegano. Esta palabra, de hecho, surgió precisamente de la necesidad de hacer una distinción entre vegetarianismo y veganismo. Los veganos no solo no comen carne, sino que además han de ser muy cautelosos a la hora de hacer la compra. Entre sus responsabilidades está la de asegurarse de leer bien el etiquetado de todos los productos para garantizar que no están fabricados con ningún tipo de ingrediente o sustancia de origen animal. 

ventajas e inconvenientes de seguir una dieta vegana

 

Ventajas de ser vegetariano

La dieta vegetariana no es algo nuevo. Existe desde los orígenes de la Humanidad y cada vez son más sus seguidores. Pitágoras fue el primero en tomar una posición ideológica importante contra el consumo de carne y el sacrificio animal, legando que todos los seres vivos tienen alma. No obstante, el punto de inflexión de este movimiento tuvo lugar en Inglaterra a mediados del siglo XVIII con la fundación de la Sociedad Vegetariana y, en consecuencia, del término “vegetariano”. Pero ¿Cuáles son sus beneficios? Todo depende del grado de vegetarianismo que alcance la persona. Las ventajas de ser vegetariano son:

  • Digestiones más ligeras.
  • Reducción del estreñimiento gracias a su riqueza en fibra y celulosa.
  • Combate los problemas de obesidad y de sobrepeso.
  • Disminución del riesgo de sufrir diabetes y cáncer de colon y mama.
  • Presión arterial más baja.
  • Mejora la visión.
  • Aumento de la cantidad de antioxidantes en el cuerpo.
  • Reducción del riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.
  • Menos toxicidad dentro del organismo.
  • Mayor esperanza de vida.
  • Ayuda a mantener el bienestar de las especies animales.

 

Inconvenientes de seguir una dieta vegetariana

Para tener una buena salud es importante seguir una alimentación equilibrada. Ser vegetariano, aunque tiene sus pros también esconde algunos inconvenientes, tales como:

  • Déficit de vitamina B12 imprescindible para el desarrollo neuronal.
  • Carencia de vitamina D muy importante para la absorción del calcio.
  • Escasa ingesta de proteínas animales muy necesarias para los músculos.
  • El alto contenido en fibra de la dieta vegetariana impide la absorción de otros minerales importantes para la salud en general.
  • Salud ósea debilitada por falta de proteína animal.
  • Aumento de peso en personas que no saben controlar su ingesta de pan, pasta, arroz, queso o galletas.
  • Incomodidad a la hora de quedar con otras personas para comidas familiares o con amigos.

 

Beneficios de ver vegano

Al igual que ser vegetariano, el veganismo también trae consigo importantes beneficios para la salud. La dieta vegana y su rechazo hacia el consumo de cualquier tipo de producto de origen animal ayuda a:

  • Bajar de peso de manera saludable y controlada.
  • Purificar el cuerpo de manera natural gracias al consumo de fibra.
  • Reducir el riesgo de padecer cáncer de mama, colon, próstata, estómago y pulmón. 
  • Mantener el colesterol a raya.
  • Controlar la diabetes. 
  • Combatir la anemia gracias al alto consumo de hierro en alimentos como los fréjoles, el brócoli, las pasas, el trigo o el tofu. 
  • Inundar el cuerpo de antioxidantes, magnesio, potasio y vitaminas A, C y D. 
  • Paliar los efectos de la depresión y la ansiedad. Un estudio ha demostrado que los veganos y los vegetarianos en comparación con los carnívoros, obtienen puntuaciones más bajas en las pruebas relacionadas con el estado de ánimo. 
  • Reducir el riesgo de contraer enfermedades transmitidas por los animales. Las bacterias, los parásitos y las toxinas tienen mayor presencia en las carnes animales y el pescado. 
  • Combatir la aparición de migrañas gracias al alto consumo de productos orgánicos. Estos alimentos son mucho más puros y, por lo tanto, tienen menor probabilidad de desencadenar molestos dolores de cabeza. 
  • Mejorar el rendimiento deportivo. Al contrario de lo que muchos piensan las dietas veganas son ricas en carbohidratos saludables, así como en grasas, vitaminas y minerales. Esto se traduce en un mayor rendimiento atlético y, en consecuencia, en un aumento en el número de deportistas vegetarianos y veganos. 
  • Agudizar el sentido de la vista gracias al consumo de vitamina C.
  • Lucir una piel mucho más saludable. 

En definitiva, se ha demostrado que los veganos disfrutan de vidas más longevas y sanas en comparación con aquellas personas que abusan del consumo de productos animales. Pero no es oro todo lo que reluce. Como todo en la vida hay una parte negativa que pasamos a explicar a continuación. 

 

Inconvenientes de llevar una dieta vegana

Cuando los médicos hablan de llevar una dieta sana y equilibrada lo que significa es que las personas debemos encontrar la armonía alimenticia. Es decir, ni es bueno abusar de los productos animales, ni tampoco alimentarse solo a base de vegetales. ¿Por qué? Porque siempre estaríamos sufriendo algún tipo de carencia. Por ejemplo, ser vegano conlleva una serie de desventajas que pasamos a mencionar a continuación:

  • Las proteínas de la carne contienen aminoácidos esenciales para el organismo. En la dieta vegana, al no haber aporte de origen animal, se reduce considerablemente la fuente de vitamina B12 lo que puede conducir a padecer anemia por la falta de glóbulos rojos. Para evitarlo se debe tomar un suplemento de esta vitamina. 
  • Los veganos no consumen leche de vaca ni de ningún otro tipo de animal. Esto puede suponer un déficit de calcio que podría afectar a la salud de sus huesos. 
  • Al principio, las personas que siguen una dieta vegana sienten fatiga y cansancio. Esto es debido a que su cuerpo está acostumbrado al consumo de carne como principal aporte de energía. Por este motivo, nunca se aconseja empezar una dieta vegana de manera radical. Es decir, lo más adecuado es comenzar a dejar de consumir productos animales de forma progresiva y controlada. 
  • Según los expertos el veganismo no siempre es saludable. Las mujeres embarazadas y los niños deberían llevar una dieta completa, ya que necesitan de todos los alimentos para ayudar tanto al desarrollo del bebé como de los niños. Y es que la carne también es responsable de la creación de algunas estructuras del cuerpo como la sangre, la piel y los músculos. 

Tipos de dieta vegetariana y vegana

Dentro del mundo del vegetarianismo y el veganismo existen diferentes combinaciones que establecen las variedades en tipos de dieta vegetariana y vegana. Pasamos, a continuación, a explicar cada una de ellas.

Ovo Vegetarianismo

Los ovo vegetarianos son aquellas personas que no consumen alimentos de origen animal con una excepción: los huevos. Como los huevos que se comen no están fecundados, se supone que no implican un daño para las gallinas y, por lo tanto, son aptos dentro de este estilo de dieta. Para los ovo vegetarianos este acto es mucho más moral que el consumo de leche, por ejemplo. 

Lacto vegetarianismo

Los lacto vegetarianos no comen nada de carne, pero sí incluyen en su dieta productos lácteos como el yogur, el queso, la leche o la mantequilla. Esta combinación de dieta vegetariana y vegana es una de las más frecuentes hoy día. 

Api vegetarianismo

Las personas vegetarianas que consumen miel son consideradas como api vegetarianas. Al igual que ocurre con la leche y los huevos, la apicultura es considerada, para algunos, como una clase de explotación animal, por lo que no todos optan por este tipo de dieta. 

Pollotarianismo

Esta es una opción que se incluye dentro del semi-vegetarianismo, ya que aunque se suprima el consumo de carnes rojas, se sigue manteniendo la posibilidad de comer carne de origen animal a través de las aves de corral. Esta suele ser la alternativa más elegida como fase previa al vegetarianismo o veganismo más puro. 

Pescetarianismo

Esta es otra de las opciones que se usan como fase previa al vegetarianismo o veganismo estricto. En este caso, el único aporte de proteína animal se obtiene del pescado. 

Crudiveganismo

Aquí no solo se excluye de la dieta todos los productos de origen animal, sino que además se exige que se cocinen a temperaturas por debajo de los 50º C para garantizar todas sus propiedades nutritivas. 

Veganismo dietético

El veganismo dietético es, tal vez, el subtipo de régimen vegetariano más estricto, ya que evita todos los alimentos de origen animal incluidos la leche, los huevos y la miel. 

Veganismo ético 

Esta dieta incluye a las personas que siguen una alimentación vegana, rechazando además todo tipo de explotación animal en beneficio del ser humano. Es decir, los veganos éticos no compran ningún tipo de producto en el que se haya utilizado a los animales. Por ejemplo, estas personas jamás comprarían un jersey de lana, ya que consideran este acto como inmoral. 

Veganismo medioambiental

En la actualidad, se calcula que un 51% de la contaminación total existente en el mundo proviene de la ganadería, en concreto de la vacuna. Los veganos medioambientales rechazan el consumo de productos de origen animal, ya que consideran que su industria es insostenible para la conservación del planeta, así como de sus recursos naturales. 

 

¿Comemos mucha carne?

Solo un 2% de la población no incluye nada de carne en su dieta. En este sentido, cabe decir que las mujeres están mucho más concienciadas que los hombres ante una alimentación vegetariana o vegana. No obstante, cada vez son más las personas en el mundo que cada día reducen su consumo de carne roja. La Organización Mundial de la Salud ha querido dejar su mensaje ante lo que parecía simplemente una moda. La OMS recomienda la reducción del consumo de carne en la alimentación, pero no su completa eliminación. Es importante cortar con el abuso de carnes rojas y procesadas sin llegar a su erradicación de la dieta. 

 

Por lo tanto, lo más recomendable es consumir alimentos de todo tipo de una manera adecuada. Los seres humanos somos omnívoros, por lo que necesitamos variedad de alimentos. Completa tu salud con nuestras pólizas de vida y disfruta de todas sus coberturas.

Desayunos saludables para llevar que no puedes perderte

Desayunos saludables para llevar que no puedes perderte

Por desgracia, hoy día vivimos en una sociedad que no nos permite desayunar de manera tranquila en casa. Por esta razón, muchas personas optan por hacer esta primera comida del día en algún bar cerca de la oficina. Sin embargo, esta no es la opción más saludable. Te mostramos a continuación algunos desayunos saludables para llevar al trabajo. ¡Toma nota!

 

¿Por qué nunca debes dejar de desayunar?

Tras 8 horas sin probar bocado el cuerpo necesita energía tras despertarse. Es un grave error salir corriendo de casa sin haber desayunado nada. O llegar a la oficina y seguir sin ingerir ningún tipo de alimento, conformándote solo con un simple café.

El desayuno es la comida más importante del día. Si no desayunas:

  • Estarás sometiendo a tu cuerpo a un ayuno innecesario y perjudicial para tu salud.
  • Tu capacidad de reacción y concentración mental se verán reducidas.
  • Tu tono muscular irá desapareciendo. Y es que la persona que no desayuna se está autodestruyendo su propia masa muscular.
  • Las funciones intelectuales disminuyen considerablemente, ya que el cerebro activa el estado de emergencia para buscar comida.
  • La fatiga empieza a aparecer en todo el cuerpo estableciendo una sensación de cansancio continuo.

En definitiva, si no desayunas estarás tratando de arrancar “tu máquina” sin apenas combustible.

desayunos saludables para llevar que no puedes perderte infografia

Desayunos saludables para llevar al trabajo

Solo necesitarás unos minutos y un poco de planificación para poder disfrutar de estos deliciosos y sanos desayunos saludables para llevar al trabajo.

1.- Batido de fresas, plátano y yogur:

En un frasco o botella introduce todos los ingredientes batidos y sin azúcar. Puedes mejorar esta receta incluyendo unos pocos de cereales integrales y… ¡Listo!

2.- Sándwich integral con salmón ahumado, queso y rúcula:

Si eres de los que prefieren desayunar salado esta es una sencilla opción para llevar al trabajo. Coge un pan de molde con semillas, un poco de salmón ahumado, queso ricota y rúcula. ¡Buenísimo!

3.- Muesli, con frutos rojos y yogur griego:

Una deliciosa combinación de muesli con las excelentes propiedades de los frutos rojos y la suavidad del yogur griego. Toda la energía y fibra que necesitas en un solo vaso o tarro.

4.- Bocadillo de pavo con tomate y aceite de oliva:

Nada como empezar la mañana con un buen aporte de proteínas e hidratos de carbono y vitaminas. Opta por un pan ecológico con cereales o semillas. Úntalo bien en tomate y añade un chorrito de aceite de oliva virgen.

Todos estos desayunos los puedes ir combinando según tus propios gustos y día de la semana. Una alimentación variada es mucho más saludable. Para cuidar tu salud y disfrutar de la vida, no hay nada como disponer de una póliza de seguros tan completa como la de Assegur. Pídenos información y descúbrelo por ti mismo, sin ningún tipo de compromiso.