cambiar la vitrocerámica

Nuestro seguro de hogar puede cubrir muchos de los desperfectos que se puedan causar en casa de forma accidental o por obras. Todo depende del tipo de póliza que tengamos, pero habitualmente cambiar la vitrocerámica estaría cubierto por el seguro. Las vitrocerámicas tienen más posibilidades de sufrir accidentes domésticos por el material del que están fabricadas, un cristal que puede romperse con la caída de algún objeto sobre su superficie.

Las reparaciones son una de las razones principales por las que deberíamos contratar un seguro de hogar con cobertura en el contenido. De esta forma estaremos tranquilos si cualquier electrodoméstico se avería o se deteriora por accidente.

Sustitución o reparación de la vitrocerámica

La cobertura de roturas suele incluir una serie de superficies de la casa de diferentes materiales que pueden sufrir una rotura. Entre estos pueden estar los sanitarios, espejos, ventanas, las encimeras o la vitrocerámica. De todas formas deberíamos asegurarnos de que esto está incluido explícitamente en la póliza, para que no haya malentendidos

La rotura de una vitrocerámica es la causa principal de que esta se estropee, debido a su posición y material de fabricación. Se puede producir una grieta, en cuyo caso podríamos optar por repararla, pero también puede ser que esto dañe completamente el funcionamiento de la vitrocerámica y solo podamos optar a sustituirla por completo.



Cobertura del seguro para cambiar la vitrocerámica

La placa vitrocerámica entra dentro del contenido de nuestra póliza de seguros del hogar. Se trata de un electrodoméstico que puede averiarse como cualquier otro de los que tengamos en la casa. La diferencia puede estar en que la vitrocerámica es un electrodoméstico instalado de forma permanente y habitualmente lo que se sustituye es el cristal, que es lo que más daños sufre. El seguro cubrirá la rotura de la vitrocerámica en caso de ser un accidente. Pero también debemos consultar si cubre las averías en función de la antigüedad del electrodoméstico.

Si se trata de una placa nueva, el cristal se puede sustituir por uno nuevo sin problema, sin embargo, si la placa es antigua, puede ser difícil encontrar uno para sustituir el roto, así que el seguro probablemente nos indemnizará por el coste del cristal.

En ocasiones puede que el propio seguro tenga un servicio de reparaciones de electrodomésticos. Esto y cualquier duda respecto a las coberturas debemos consultarlas antes de firmar el contrato con el seguro, así estaremos tranquilos respecto a cualquier incidente que pueda ocurrir dentro de nuestra casa.

Puedes consultar las diferentes coberturas de nuestros seguros de hogar en nuestra web. No dudes en ponerte en contacto para que te asesoremos sobre las pólizas. En nuestro blog puedes leer más sobre lo que cubre un seguro de hogar respecto a las obras.

Recommended Posts

Aún no hay comentarios, envía tu comentario


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *