Mordedura de perro | ¿Qué hago si mi perro muerde a alguien?

Mordedura de perro | ¿Qué hago si mi perro muerde a alguien?

Los animales, como las personas, pueden actuar de manera impredecible cuando se sienten amenazados. En esta situación, puede llegar a producirse un ataque a otro animal o a una persona. Si te preguntas qué hacer ante una mordedura de perro, te dejamos las respuestas.

Qué sucede ante la mordedura de perro

Cuando tiene lugar la mordedura de un perro y se acude a un centro médico para hacer una valoración de las heridas, se inicia también un protocolo para los ataques de animales que lleva a cabo el propio centro médico. En el parte de lesiones figurarán los datos correspondientes al perro y su dueño, como el número identificativo, el nombre, dirección y teléfono, así como una descripción de lo sucedido.

Una vez hecho esto, el centro pasará el informe a los organismos pertinentes, para que procedan con la gestión correspondiente. Este proceso tendrá lugar con independencia de si se presenta o no una denuncia. Hay que tener en cuenta que la persona a cuyo nombre figura el perro es la responsable de sus actos. Con la excepción de las causas mayores como robo o incendio o de un ataque previo al animal.

Además del centro médico, también pueden notificar el ataque la policía con una denuncia; el atacante que acude a un centro de protección de animales peligrosos, y el dueño del animal, para informar del ataque.



Cómo proceder ante el ataque

Cuando el Centro de Protección Animal recibe el aviso de la mordedura de perro, el dueño debe llevarlo allí para proceder con su evaluación. En el caso de que no se haya producido ninguna notificación, aquel dispone de 72 horas para acudir, al ser obligatorio llevar al perro. No hacerlo puede implicar sanciones administrativas y penales.

Al acudir es necesario llevar nuestra documentación y la del animal, así como su cartilla sanitaria. Se comprobará que las vacunas están al día y que lleva chip. Y si se trata de un perro potencialmente peligroso o PPP, habrá que mostrar también la licencia y el certificado de inscripción en el registro. Por último, mostraremos el seguro de responsabilidad civil obligatorio para las razas incluidas bajo la mencionada clasificación.

Para valorar la agresividad tras la mordedura de perro, el animal permanecerá en cuarentena 14 días. Esta puede realizarse en el propio domicilio del animal si el veterinario lo considera e incluirá una serie de preguntas para valorar el estado del animal antes del ataque. Una vez finalizada, tendrá lugar el dictamen sobre la peligrosidad del perro. Las medidas a tomar serán el uso de bozal o reeduación, entre otras.

Si el dictamen de la mordedura de perro ha sido favorable, el perro podrá volver a salir a la calle o ser recogido en el Centro donde se encontraba. Habrá que pagar la indemnización pertinente, así como los gastos asociados. En el caso de producirse el fallecimiento del animal se mantiene la responsabilidad y se procedería con el análisis de tejido encefálico.

En Assegur disponemos de seguro para tus mascotas. Si no quieres tener que preocuparte por situaciones desagradables como la mordedura de perro, contacta con nosotros y te asesoraremos.

5 alimentos prohibidos para perros y por qué no los pueden comer

alimentos prohibidos para perros

Hay ciertos alimentos prohibidos para perros. Al menos, si queremos que sigan gozando de buena salud. Sabemos que, cuando estamos en la cocina, o a la hora de comer, es muy habitual que nuestra mascota se lleve algunos mordiscos de aquello que nosotros mismos estamos preparando. Sin embargo, algunos productos pueden resultarles muy perjudiciales y, como más vale prevenir que curar, aquí os dejamos un listado de qué debes evitar.

5 alimentos prohibidos para perros, y por qué no los pueden comer

Ten en cuenta que algunos resultan tóxicos en pequeñas cantidades y, para otros, hacen falta cantidades mayores. Por eso, puede parecer que no son perjudiciales, pero es mejor evitarlos completo.

El chocolate

Es casi de sabiduría popular que los perros no pueden comer chocolate. Esto se debe a que tiene una alta concentración de un estimulante que puede sentarle realmente mal a nuestra mascota. Especialmente peligroso en razas pequeñas y si lo ingieren en grandes cantidades. Puede ocasionar diarreas, vómitos, sed excesiva o convulsiones. En general, tampoco debemos darles dulces ni azúcar, ya que pueden generar obesidad e incluso pérdida de visión.

Las semillas de algunas frutas… Y el aguacate

Aunque no se tiene muy claro el motivo, hay ciertas semillas de algunas frutas que resultan perjudiciales para nuestros perros. Pueden provocar insuficiencias renales y ciertas alergias. Entre las que provocan este tipo de problemas se encuentran las de las uvas, manzanas, melocotones y uvas. En cuanto al aguacate, tiene una toxina, llamada persina, que genera alergias en muchas razas. Mejor evitarlo.



Alimentos prohibidos para perros: Lácteos y frutos secos

Los lácteos no son perjudiciales per se, ni resultan tan tóxicos como otros productos. Sin embargo, los perros no pueden digerirlos adecuadamente debido a que no poseen la enzima necesaria para ello, llamada lactasa. La ingesta de lácteos puede provocarles multitud de problemas intestinales, así como diarreas. En cuanto a los frutos secos, debemos tener especial cuidado con las nueces de macadamia, puesto que son extremadamente tóxicas en cantidades muy pequeñas. Otras, como almendras, avellanas, etc, no lo son tanto, pero su alto contenido en aceites y grasas puede derivar en problemas de páncreas a largo plazo.

Ajos, puerros, cebollas…

…y todas las verduras de la misma familia. En este caso, se debe a que contienen una sustancia perjudicial que destruye las células rojas de los animales, provocándoles una grave anemia. Aunque suele producirse con el consumo a largo plazo, mejor erradicarlo de su dieta para evitarnos problemas graves en un futuro.

A pesar de todos estos cuidados, puede que nuestra mascota en algún momento de su vida requiera de nuestros cuidados y atenciones. Para estar cubierto ante cualquier imprevisto, contrata un buen seguro para cubrir a tu mascota, y olvídate de preocupaciones.

¿Perro o gato? | ¿Qué mascota elegir para tener en casa?

Perro o gato

¿Te has planteado incorporar un nuevo miembro en la familia? En ese caso, quizás dudes de si acoger un perro o gato. Para ayudarte con la decisión, que dependerá en parte de tu personalidad y tu forma de ser, te damos unas cuantas claves.

¿Perro o gato? | ¿Qué mascota elegir para tener en casa?

Vamos a analizar las diferencias entre ellos, para ayudarte a elegir si se adapta más a tu forma de vida uno u otro.

Gatos

¿Te estás planteando adoptar un gatito? Entonces hay algunas cosas que debes saber. Por ejemplo, que son mascotas muy independientes. Esto tiene una parte positiva: Si pasas mucho tiempo fuera de casa (incluso si te vas fuera un par de días), si tienen comida y agua pueden soportar muy bien la soledad. Otras características a tener en cuenta:

  • Como contrapunto a lo anterior, y debido precisamente su independencia, son más difíciles de domesticar que los perros. Por eso, difícilmente responderá a tus llamadas o a tus órdenes.
  • Suelen ser menos afectuosos que los perros.
  • A cambio, son muy limpios. Con un arenero a mano, no tendrás que estar pendiente de sus necesidades.
  • Además, mantienen su propia higiene y son muy escrupulosos, por lo que tienden a evitar ensuciarse. Tienden a pasarse la mayor parte del tiempo limpiándose con su lengua, áspera y preparada para ello. Salvo que estén muy sucios o requieran tratamiento desparasitante, no necesitan baños. De hecho, suelen huir del agua.

Perros

Ahora que ya conocemos las características principales que conlleva la convivencia con los gatos, analizamos qué tener en cuenta a la hora de optar por un perro, ya que tienen comportamientos muy distintos:



  • Son mascotas muy dependientes. Un perro no podrá vivir sin ti. Aquí ya te comentamos que, de hecho, no podrás dejarle solo durante grandes períodos de tiempo, bajo riesgo de que sufra estrés o ansiedad.
  • Son mascotas muy cariñosas y efusivas. Te demostrarán constantemente cuánto te quieren.
  • Además, puedes domesticarles. A diferencia de los gatos, los perros son capaces de cumplir órdenes sencillas como «siéntate» o «quieto».
  • El contrapunto es que no son tan limpios como los gatos. En primer lugar, necesitan que les enseñen a hacer sus necesidades fuera de casa. Asimismo, no tienen ningún tipo de escrúpulo a la hora de ensuciarse, y deberás ser tú quien se encargue de su higiene y bañarle cada cierto tiempo.

En definitiva, la decisión de optar por un perro o gato dependerá de tu estilo de vida y tus preferencias. Si pasas muchas horas fuera de casa, lo mejor es que elijas un gato. Si quieres una mascota cariñosa, los perros son para ti. En cualquier caso, tomes la decisión que tomes, tu mascota necesitará que le cuides cuando más lo necesite. Contrata un buen seguro y protégele.

¿Cómo bañar a un perro y cada cuánto tiempo debemos hacerlo?

bañar a un perro

A veces, cuando llega un nuevo miembro a nuestro hogar, no tenemos claro qué cuidados necesita. Y es que cada mascota es un mundo. Aunque en cuestión de higiene, sí hay algunas pautas que podemos aplicar. Por ejemplo, ¿sabéis cómo bañar a un perro? ¿O cada cuánto tiempo debemos hacerlo? Resolvemos estas preguntas.

¿Cómo bañar a un perro?

La principal dificultad de bañar a nuestra mascota radica en que, en muchos casos, muestran mucha reticencia. Pueden llegar, incluso, a negarse a entrar al baño. O a huir si intuyen que queremos meterlos en la bañera. Por eso, os damos algunos consejos para mejorar el momento del baño y que, además, le proporcione una higiene completa:

  • Antes del baño, cepíllale bien. Es importante que eliminemos cualquier nudo, para evitar que se acumule el agua o el jabón.
  • Para que no le tenga miedo, debemos hacer lo posible para que se acostumbre y no lo asocie a un mal momento: Podemos meterle en la bañera vacía, e ir llenándola poco a poco con agua tibia. Juega con él, esto le ayudará a perder el miedo al agua. Pon suelo antideslizante para que no resbale y utiliza palabras amables. Y, por último, puedes premiarle si se porta bien.
  • Utiliza un champú adecuado a su tipo de pelo. Frota con suavidad, para no hacerle daño. Después, enjuágalo bien.
  • Intenta evitar que le entre agua o jabón en los ojos, oídos o boca. Además de resultarle incómodo, puede provocarle una infección.
  • Lo mejor es que le seques bien con una toalla. Pero si es invierno y temes que tenga demasiado frío, puedes utilizar el secador. Siempre con prudencia, alejado de la piel y temperatura baja. Tampoco debes apuntarle con él directamente a la cara, ya que también puede cogerle miedo.
  • Acuérdate de volver a cepillarle bien para evitar enredos, sobre todo si tiene el pelo largo, ya que puede engancharse con los nudos al rascarse, y hacerse daño.

¿Cada cuánto tiempo debo hacerlo?

Si es un cachorro, no debemos darle su primer baño hasta que pasen las cinco semanas de vida. Idealmente, podemos hacer que coincida con su primera vacuna. Para su primer baño, recuerda seguir los consejos para generarle un buen recuerdo y que no desarrolle estrés a posteriori. Para perros más mayores, puede bastar con un baño mensual. Sin embargo, esto dependerá de vuestro estilo de vida. Si os gusta hacer senderismo y vuelve embarrado, debes limpiarle bien después, ya que una buena higiene es fundamental para evitarle enfermedades.

Estos son algunos consejos básicos para bañar a un perro, pero, si tienes dudas, lo mejor es que lo consultes con tu veterinario. Recuerda que un buen seguro para mascotas cubrirá cualquier incidencia que tengan.



5 actividades deportivas con mascotas | Juntos es mejor

actividades deportivas con mascotas

Mantener a nuestras mascotas activas es sumamente beneficioso para ellos. Evita problemas de sobrepeso que desemboquen en otros relacionados con articulaciones y huesos. Además, les ayudará a mantenerse ágiles, por lo que afrontarán mejor las etapas posteriores de su vida. Y si a ti también te gusta el deporte, ¿por qué no practicarlo juntos? ¡Te proponemos cinco actividades deportivas con mascotas para que unáis vuestros lazos!

5 actividades deportivas con mascotas

Ya os hemos hablado de la importancia del ejercicio en la prevención de ciertos problemas de salud de nuestros amigos. Así que vamos directamente con un listado de actividades que podéis hacer juntos:

Correr

A nuestras mascotas les encanta correr, sobre todo cuando son jóvenes. Es un ejercicio excelente tanto para ellos como para nosotros. Podemos empezar con carreras cortas, para ir cogiendo forma, e ir aumentando el ritmo y las distancias conforme nos vayamos sintiendo más cómodos. Una buena opción para ir entrenando a vuestro perro es haceros con un arnés preparado para esta práctica deportiva. Poco a poco, aprenderá a correr a vuestro lado.

Actividades deportivas con mascotas para mejorar su agilidad

Son necesarios para que conserve la capacidad de saltar, trepar, subir escaleras, ¡o a nuestro sofá! Una forma divertida de ayudarle a potenciar su agilidad es localizar un terreno donde podamos montar un pequeño circuito. Si no disponemos de él, podemos hacerlo en cualquier parque. Adecuadlo a su tamaño y practicadlo junto a él. Vosotros podéis correr a su lado mientras él supera obstáculos. Os divertiréis mucho.



Yoga para mascotas

¿Sabes que en EEUU ha nacido una nueva disciplina que permite que practiques yoga con tu mascota? Si eres un apasionado de esta disciplina, te sugerimos que busques tutoriales, disponibles de forma gratuita en internet. Ambos ganaréis en estabilidad, flexibilidad y equilibrio.

Natación

No es ningún secreto que a muchos animales les encanta el agua. Si es el caso de tu mascota, busca playas donde permitan el acceso y disfruta con él de un buen baño. Mejorará su sobrepeso, si lo tiene, y es muy beneficioso para los problemas de columna y articulaciones.

Ciclismo

Esta actividad no es apta para todas las mascotas y debes realizarla con mucho cuidado, ya que pueden enredarse con las ruedas y hacerse daño. Pero si realmente te encanta andar en bici, acostúmbrale primero a ella, yendo a pasear sin montarte. Cuando se familiarice, comienza pedaleando despacio y permanece muy atento siempre que lo practiques.

Practicar cualquiera de estas actividades deportivas con mascotas nos sirve para que ambos nos mantengamos en una forma envidiable, y también para reforzar nuestra amistad. Por eso, como sabemos cuánto te preocupas por ellos, te ofrecemos este seguro para mascotas pensado para cuidar de ellos cuando más te necesiten.

¿Sabías que los cerdos vietnamita se consideran una especie invasora?

cerdos vietnamita

Durante los últimos años ha habido un incremento de los cerdos vietnamita, tanto en nuestro país como en España. Multitud de personas adoptaron un ejemplar de esta especie. Sin embargo, los pequeños «cachorros», al llegar a la madurez, alcanzan un tamaño y un peso considerable. Por este motivo, se producen muchos abandonos, que han generado consecuencias negativas para la sociedad y el medio ambiente, llegando a ser considerados una especie invasora.

Los cerdos vietnamita: Una especie invasora

¿Sabes por qué los cerdos vietnamita tienen esta consideración? Desde 2007, se detectaron piaras en 40 localidades distintas del país vecino. Como ya hemos comentado, alcanzan tamaños muy grandes, lo que lleva a que no se puedan tener en casa. Sus dueños los liberan y ellos, como cualquier animal, se unen entre sí, creando grandes piaras. Esto, a la vez, provoca una expansión descontrolada de animales que no pertenecen a estos países. No olvidemos que se trata de una especie no autóctona. Esto genera daños medioambientales y riesgos para la salud pública. Pero, además, se han cruzado con especies de jabalíes autóctonos, dando lugar a una nueva especie, llamada «cerdolí». Por todo ello, el Gobierno de España ha decidido tomar medidas y declararla especie invasora. Esto implica que queda prohibido el tráfico de estos animales, así como su venta, la posesión, el transporte y el comercio.

¿Qué pasa si ya tengo uno como mascota?

En este caso, no debes preocuparte. Aunque según la ley queda prohibida la posesión, te permiten mantener contigo a tu mascota si la tienes desde antes de que se haya proclamado especie invasora. Sin embargo, hay algunas cosas que debes tener en cuenta:

  • Debes comunicar a tu comunidad que tienes un ejemplar. Y tienes que hacerlo antes del 1 de enero de 2022.
  • Es requisito indispensable que el animal esté esterilizado y marcado. Así evitaremos que se reproduzcan de forma descontrolada.
  • Debes firmar una declaración de responsabilidad que implique que no tienes intención de liberar al animal. De esta manera se mantiene el control poblacional.
  • Si se escapa, tienes la obligación de informar a las autoridades, para que actúen lo antes posible.

Si en algún momento decides que es demasiado grande y ya no puedes hacerte cargo de él, tampoco tienes por qué agobiarte. Podrás entregarlo voluntariamente, y serán las autoridades quienes se encarguen de recogerlo. Por último, en el caso de que estén en la naturaleza, se realizará un control de población y estarán bajo vigilancia.



Sea cual sea tu animal de compañía, le encantará que estés a su lado cuando más lo necesite. Para que le cuides como se merece, te proponemos que contrates un buen seguro para mascotas. Te ayudarán a cubrir los gastos del veterinario, e incluso la responsabilidad civil derivada.

Problemas de huesos en animales | ¿Qué debo hacer?

Problemas de huesos en animales

Una mascota sana es una mascota feliz. Sin embargo, con la edad, o debido a otros motivos, pueden aparecer dolencias que les impidan llevar una vida normal y les produzcan limitaciones. Los problemas de huesos en animales suelen aparecer a lo largo de su vida y debemos aprender a prevenirlos, detectarlos y actuar a tiempo.

Problemas de huesos en animales: Algunos síntomas a tener en cuenta

Normalmente, es sencillo darnos cuenta de que nuestra mascota sufre algún tipo de molestia. Basta con prestarle atención y nos daremos cuenta de si «se queja» al realizar ciertos tipos de movimientos. Lloriqueos, lamentos o incluso aullidos nos darán una pista clara. Sin embargo, hay otros síntomas que nos indicarán que nuestro animal de compañía sufre problemas de huesos o articulaciones:

  • Podemos detectar si cojea, en cuyo caso puede que le duela una de las patas.
  • No quiere acudir a los paseos diarios, notamos que quiere marcharse antes o que no participa en actividades físicas que antes sí realizaba.
  • No puede subir o bajar escaleras, sofás, etc.
  • Puede que le cueste levantarse.
  • Notas que las patas traseras o delanteras están débiles o sin fuerza.

Si notas cualquiera de estos síntomas, no dudes en acudir a tu veterinario. Estos síntomas pueden darse si sufren alguna lesión, pero también pueden relacionarse con artrosis u otras enfermedades.

La importancia de la prevención

En ocasiones, los problemas de huesos en animales vienen derivados de la genética de nuestra mascota, pero influyen factores como la obesidad o el sedentarismo. Por eso, para prevenir posibles problemas de articulaciones cuando sea mayor, te damos algunos consejos:



  • Proporciónale una dieta adecuada. Asegúrate de que consume alimentos nutritivos, con buena calidad y llenos de vitaminas, minerales, etc, que le ayuden a fortalecer su estructura ósea. Infórmate de la utilidad de complementos alimenticios.
  • Mantén la obesidad a raya. Ellos no tienen la capacidad de medir si comen más o menos de la cuenta. Es tu labor averiguar cuál es la cantidad idónea de alimento que tu mascota necesita a lo largo del día para que se mantenga bien alimentado, pero sin que desarrolle obesidad a largo plazo. El sobrepeso repercute negativamente en sus articulaciones.
  • Ayúdale a que practique el suficiente ejercicio diario. Es indispensable para que mantenga una musculatura fuerte y unos huesos sanos. Puedes llevarle a correr un rato, o practicar juegos que le inciten a moverse, como lanzarle objetos para que vaya a por ellos. En el caso de los gatos, si no le sacas a pasear, mantenle activo llamando su atención en casa con juguetes específicos.

Si aún con la prevención adecuada detectas que tu mascota tiene problemas óseos o articulares, es hora de acudir al especialista. Nosotros ponemos a tu alcance nuestro seguro para mascotas, que te ayudará a cuidarlo como sólo él se merece.

Las lesiones más comunes en perros y gatos

Las lesiones más comunes en perros y gatos

Nuestros animales pueden padecer ciertas enfermedades comunes y, aunque les vigilemos, también pueden sufrir algunas lesiones. Normalmente, suelen producirse durante los paseos o en momentos de descuido, pero no debemos preocuparnos: Es completamente normal que nuestra mascota sufra pequeños percances. Os contamos cuáles son las lesiones más comunes en perros y gatos y qué podemos hacer para evitarlas.

Las lesiones más comunes en perros y gatos

Sin duda, nuestra mejor arma contra las lesiones de nuestra mascota es la prevención, pero manejar información nos mantiene preparados en caso de accidente. Estas son las casuísticas más comunes:

  • Ingestión de cuerpos extraños. El mayor peligro es el riesgo de asfixia, por lo que debemos estar muy atentos e intentar que nuestro perro o gato esté bien alimentado antes de salir a pasear. Los juguetes, por supuesto, deben ser de mayor tamaño que su boca, de forma que no pueda tragárselos.
  • Mordeduras de otros animales. En ocasiones, pueden verse envueltos en una pequeña pelea o sufrir las consecuencias de jugar con otra mascota. Siempre debes llevarlo al veterinario, pero puedes limpiar y desinfectar la herida.
  • Envenenamientos. Nuestros medicamentos pueden ser dañinos para nuestra mascota y los productos de limpieza son venenosos para ellos. También pueden serlo algunas plantas. Por todo ello, debes mantenerlos alejados de estas sustancias y, si detectas que tu mascota sufre vómitos u otros problemas, acude al veterinario.
  • Golpes o arañazos en los ojos. Es una zona muy vulnerable del cuerpo de nuestra mascota. Pueden darse golpes, arañarse al sufrir picores e intentar rascarse y un sinfín de problemas. Estate atento a la aparición de legañas excesivas, o lagrimeo. También puede aparecer hinchazón y parpadeo excesivo, y también pueden ponerse rojos.
  • Cojeras. Los motivos son diversos. Es una de las lesiones más comunes en perros y gatos, y puede derivar de que sufran roturas de ligamentos por alguna mala pisada, hernias e incluso pequeñas heridas en las almohadillas, o algo que se haya metido entre ellas y les produzca molestias al pisar. Además, suele estar ligado a dolor cuando le tocamos y a permanecer más quieto que de costumbre. Las causas son variadas, pero no tiene por qué significar un problema grave.
  • Uñas rotas. En sí mismas no suponen un problema serio, pero una uña rota puede provocar que se enreden o que se les enganche, produciendo una hemorragia que debemos contener. Para prevenirlas, es importante mantenerlas cuidadas, manteniendo la higiene y cortarlas con asiduidad.

En cualquier caso, si tu perro o gato sufre alguna de estas lesiones, debes acudir a tu veterinario de confianza. Por eso, para cubrir este tipo de accidentes y ayudarle cuando más te necesita, te recomendamos que le cubras con un buen seguro. ¡Tu mascota te lo agradecerá!

¿Cómo educar a un perro? | Todo lo que debes saber

educar a un perro

Hay una serie de pautas muy básicas que pueden ayudar en la convivencia con nuestra mascota. Educar a un animal pasa por enseñarle una serie de normas: Que acuda a nuestra llamada, que no se suba a la cama o a la mesa, pasear de forma adecuada o no pedir comida cuando nosotros estamos comiendo. Enseñarle estos trucos es relativamente sencillo, pero… ¿cómo educar a un perro?

Educar a un perro: Cómo hacerlo en casa

Que tu perro no acuda cuando le llamas no sólo es un signo de desobediencia, también puede ocasionarte problemas fuera de casa. Por eso, es la orden más importante que debe conocer. Para ello, aplicamos algunos principios comunes a la mayoría de las órdenes:

  • Debemos pronunciar la orden de forma clara. Podemos acompañarla de algún gesto explicativo, pero que no le confunda. Por ejemplo, podemos señalarnos a nosotros mismos. O nuestra posición.
  • Es conveniente utilizar sólo una palabra (por ejemplo, «ven»). Y utilizar siempre la misma, para que la identifique con facilidad. Así, la asociará siempre con el acto de acudir cuando le llames, cosa que no ocurrirá si sólo utilizas su nombre.
  • Cuando por fin obedezca y responda a la llamada, es conveniente premiarle. Por ejemplo, mostrando entusiasmo y acariciándole. Si lo hace en el exterior, no le hagas irse a casa inmediatamente después, pues lo tomará como un castigo.

Esta es una de las primeras órdenes que debe conocer y que nos sirve para comprender las normas básicas para educar a nuestro perro en casa. Otra que resulta muy útil es pedirle que permanezca quieto, de forma que no moleste en determinadas situaciones. O, de nuevo, para que no se vea envuelto en problemas con otros animales en el exterior. Igualmente, es útil si notamos que se pone nervioso. Lo haremos de la misma forma que al enseñarle a venir cuando le llamamos.

Pasear junto a nosotros

Una de las órdenes más útiles es que nuestra mascota aprenda a pasear junto a nosotros. Sin tirones ni carreras. En este caso, la forma de educar a un perro varía ligeramente:



  • Debemos elegir bien la correa y el collar, de forma que no se sienta incómodo, aunque vaya bien sujeto.
  • A nuestro compañero debe quedarle claro que tiene que caminar por un lado, sin cruzarse ni echar a correr.
  • Para ello, lo mejor es no darle tirones de castigo cuando lo haga. Es mejor dejar de caminar y pararse hasta que se tranquilice.

Dar órdenes claras, hacer que asocie conceptos y premiar el buen comportamiento son las mejores herramientas para educar a un perro. Y la mejor opción para cuidarle cuando te necesite, es contratar un buen seguro de mascotas, que cubra cualquier improvisto que pueda surgir.