¿Qué razas de perro pequeño existen? Te lo contamos

razas de perro pequeño

Cada vez son más las personas que buscan el amor y la compañía canina. Sin embargo, no todo el mundo posee el espacio para tener un perro grande, o simplemente necesitan uno pequeño. Este es el motivo por el que hemos preparado para ti una lista con las razas de perro pequeño que existen en la actualidad. ¿Quieres conocerlas?

Razas de perro pequeño encantadoras

Los amantes de los animales son muchos, pero no todos pueden tener un perro la mayoría de las veces, por temas de espacio. Las personas mayores, además, necesitan de razas pequeñas que puedan manejar. Estas son algunas razas de perro pequeño que estamos seguros de que te enamorarán:

Chihuahua

Estamos ante uno de los perros pequeños con más dueños en España. Su peso no supera los 2 kg y no levanta más que 20 cm del suelo. Aun así, esta raza de perro es muy activa y protectora. Tendrás un guardián muy atento de todo el que se acerque a ti. 

Bichón Maltés

Su ejemplar más pesado no llega a superar los 4 kilos de peso. Su apariencia es muy graciosa y enamora por su aspecto esponjoso de pelo blanco y rizado. Antiguamente, estos perros se utilizaban en los barcos para cazar ratas y ratones, así como insectos. Son perros cariñosos y juguetones. 



Caniche

Esta raza es una de las más pequeñas del mundo. Estamos ante un perro fiel, leal, familiar y muy protector. Su peso máximo no supera los 4 kg y su tamaño no va más allá de los 30 cm. 

Yorkshire Terrier

El origen de esta raza se encuentra en el Reino Unido. Su peso no supera los 3 kg, y su carácter es bastante variable. Pueden ser animales muy tranquilos, o demasiado tercos. Su carita y su pequeño cuerpo se encuentran cubiertos de un pelo largo, dorado y negro. 

Pomerania

22 cm de tamaño y 3.5 kg de peso que encierran a un animal peludo muy tranquilo y hogareño. El pomerania es una raza de perro pequeño a la que le gusta el juego y aprender trucos nuevos. 

Pequinés

Esta es otra de las razas de perro más pequeñas del mundo. Su origen es chino y se caracterizaba por ser el animal de compañía de la aristocracia. Este perro no supera los 6 kg de peso y puede llegar a medir entre 15 y 25 cm. Ideal para espacios pequeños. 

Papillón

Descendiente del spaniel europeo. Animal curioso donde los haya de cabeza redondeada y tan solo 5 kg de peso. Le gusta jugar y curiosear por toda la casa. Sin duda, un buen compañero. 

Cuando elijas a tu compañero canino perfecto no olvides protegerlo con un buen seguro para mascotas. Porque su amor no tiene precio. 

¿Tienes peces? Te enseñamos cómo cambiar el agua de una pecera correctamente

¿Tienes peces? Te enseñamos cómo cambiar el agua de una pecera correctamente

Los peces también forman parte de muchas familias. Sin embargo, al vivir en un entorno diferente al nuestro es normal que nos resulte más complejo identificar cuáles son sus necesidades, aunque son mascotas fáciles de cuidar. Por eso, hoy te vamos a contar cómo cambiar el agua de una pecera para que tus amigos no sufran durante el proceso.

Cómo cambiar el agua de una pecera con éxito

Lo primero que debes tener en cuenta es que cada día se van acumulando diferentes sustancias que pueden perjudicar al ecosistema de tu pecera. Como por ejemplo, productos nitrogenados que favorecen el crecimiento de algas.

Para evitarlas y que puedan repercutir negativamente en la salud de tus peces, te recomendamos que cambies parcialmente el agua cada semana. Será suficiente con alrededor del 15% de la capacidad total cada vez. Y si no tienes claro a cuánto equivale eso, solo tienes que dividir el acuario en tres partes iguales. La mitad de una de estas será aproximadamente lo que debes cambiar.

Con algo tan sencillo no solo fortalecerás al resto de plantas del interior del acuario, sino que mejorarás la salud de tus peces y el filtro se mantendrá más limpio. Ahora que ya tienes estas recomendaciones básicas claras, vamos a ver cómo cambiar el agua de una pecera.



Hazte con los materiales

El primer paso es conseguir todo lo que vas a necesitar. Por un lado los productos para limpiar, como una esponja, un cubo, una fregona, una toalla y un aspirador. Pero, además, acondicionador para el agua y un complejo biológico.

Comienza con la limpieza

Puedes comenzar con la limpieza de los cristales antes de proceder con el vaciado del 15%, y ayudarte de la esponja para ello. A continuación, prepara el acondicionador para el agua; el propio envase te indicará la proporción por cada litro. Solo debes verificar la capacidad total de tu pecera y sacar una equivalencia de cuántos litros hay en dicho 15%.

Aspira uno de los lados

Después de haber apagado el termocalentador y el filtro, puedes pasar a aspirar uno de los laterales de la pecera. Es decir, que una semana harás la mitad izquierda y la siguiente la derecha. El motivo por el que se hace así es el de mantener la filtración biológica de la grava de la pecera, ya que esta repercute directamente en tus amigos.

Vuelve a rellenar

Una vez que has finalizado con la limpieza, puedes pasar a agregar el agua que ya acondicionaste. Hecho esto, enciende nuevamente el termocalentador y el filtro. Ahora que tienes todo listo, añade la proporción correspondiente de tu complejo biológico. Deja pasar un día para verificar que el agua se encuentra en buen estado, y si es así, ¡ya puedes echarles la comida!

Y recuerda que, si quieres seguir descubriendo consejos para cuidar de tus mascotas, ¡Assegur está en Facebook! ¡Síguenos y no te pierdas ni una sola noticia!

Adiestramiento canino básico | ¿Cómo hacer que tu perro no tire de la correa?

Adiestramiento canino básico | ¿Cómo hacer que tu perro no tire de la correa?

El momento del paseo es uno de los más excitantes del día para cualquier perro. De ahí que cuando salen al exterior, su entusiasmo les lleve a tirar demasiado de la correa. Si tienes este problema con tu perro, hoy vamos a enseñarte algunos trucos de adiestramiento canino básico para corregirlo.

¿Por qué tira nuestro perro de la correa?

Antes de entrar en materia, es bueno comprender qué es lo que lleva a nuestro amigo a tirar de la correa constantemente. Si somos capaces de ponernos en su lugar, desarrollaremos nuestra empatía y tendremos más paciencia durante el entrenamiento. El adiestramiento básico canino no es complejo, pero si requiere de tiempo y constancia.

Los motivos que les llevan a tirar de la correa pueden ser los siguientes:

– Se trata de un cachorro y necesita descubrir todo lo que hay a su alrededor.
– Está descubriendo una ruta nueva con olores que no le resultan familiares y eso le agrada.
– Quiere llegar pronto a su lugar habitual para jugar.
– Está nervioso o estresado.
– Es muy sociable y quiere saludar a cualquier persona o animal con quien se cruza.



Tú mejor que nadie conoces a tu amigo, y podrás identificar cuál de las causas anteriores le lleva a tirar de la correa. Con esto claro, podemos pasar al adiestramiento canino básico.

Trucos de adiestramiento canino básico para no tirar de la correa

Para enseñar a tu perro a no tirar de la correa es necesario que dispongas de los siguientes artículos: un arnés de pecho para evitar lesiones de cuello, una correa que atarás a la anilla del pecho y sus galletas favoritas para premiarle cuando lo haga bien. Este método de adiestramiento canino básico se basa en el refuerzo positivo.

Ahora sí. A continuación tienes los pasos para que deje de tirar de la correa:

1. Lleva a tu perro a alguna zona que le resulte familiar para evitar distracciones. Ponle la correa de unos 3 metros y elige si quieres que camine a tu izquierda o derecha. Mientras caminas, dale cada varios pasos una galleta pegada a tu pierna.

2. Aumenta el paso y ofrécele el premio únicamente cuando se quede a tu lado. Esto hará que prefiera quedarse cerca para recibir su recompensa.

3. Reduce progresivamente el número de premios. Es decir, si inicialmente era cada tres pasos, ahora puedes hacerlo cada seis. Cuando pierda interés, para la actividad y retómala en otro momento.

4. Continúa la práctica en el mismo sentido hasta que la mayoría de las veces se quede a tu lado. Luego cámbialo. Cada vez que tire, tendrás que darte la vuelta y animarlo a que te siga. De esta manera le obligas a que esté pendiente de tus indicaciones. ¡No olvides el premio cuando te haga caso!

5. Por último, cuando vaya mejorando, detén el paso en seco cada vez que tire, y solo reanuda el paso cuando se coloque a tu lado. Repítelo hasta que ya no tire y dale su recompensa cuando vuelva hacia ti.

¡Así de sencillo es el adiestramiento canino básico! Y recuerda que si quieres proteger a tu amigo, puedes contratar un seguro para él. ¡Contacta con Assegur para más información!

¿Qué hacer con tu mascota durante las vacaciones? | ¿Dónde dejarla?

¿Qué hacer con tu mascota durante las vacaciones? | ¿Dónde dejarla?

Llega el momento de viajar y todo son alegrías. Sin embargo, en aquellas familias con animales pensar qué hacer con la mascota durante las vacaciones puede convertirse en un dolor de cabeza. Por supuesto, el abandono nunca es una opción, así que te dejamos varias alternativas para que la familia pueda disfrutar al completo.

Ideas para cuidar de nuestra mascota durante las vacaciones

A continuación, puedes encontrar varias opciones para tu mascota durante las vacaciones. A la hora de elegir entre ellas, te recomendamos que tengas en cuenta la personalidad del animal, el tiempo que vayas a estar fuera y el presupuesto con el que cuentes, ya que los precios de algunas residencias son bastante aleatorios.

Dejarle en casa

¿Tu casa es grande y con jardín y solo vas a estar fuera el fin de semana? Siempre que no haya ninguna posibilidad de que el animal se escape y puedas ofrecerle un espacio seguro incluso cuando está solo, no cambiarle de ubicación es probablemente la mejor idea, salvo que sea un perro nervioso. Eso sí, asegúrate de dejarle comida y agua suficientes y en lugar donde se mantenga limpia y fresca.

Y si se trata de un gato, lo adecuado es dejarlo en el interior. Mientras tenga alimento, rascador y sus juguetes lo llevará bien. Pero dado que son maniáticos con la limpieza, te recomendamos dejar un par de areneros para evitar encontrarnos orines por la casa.



En casa, pero con visitas

Si el tiempo del viaje ronda la semana, la segunda opción para tu mascota durante las vacaciones es la misma que la anterior, pero con visitas. Si tienes algún vecino/a en quien confíes, algún familiar o una amistad que conozcan las necesidades de los animales, puedes pedirles que se acerquen un par de veces al día. Si es un perro para pasearle y ponerle comida, y si es un gato, también para limpiar el arenero.

Con conocidos

Depende de la personalidad del animal, también podemos dejarle en casa de alguna persona conocida si nos da mayor seguridad. Pero cuando decimos conocida, que lo sea también para el animal. De lo contrario, podría generarle estrés. Para los gatos no se recomienda esta opción, salvo que ya conozcan la casa; para ellos lo mejor es quedarse en su ambiente familiar.

Guarderías y hoteles

Si nuestro viaje es largo y no encontramos a nadie que pueda hacerse cargo, entonces nos quedan las guarderías caninas y los hoteles. Las primeras tienen un precio más asequible, pero las condiciones del lugar varían mucho entre ellas. Busca por Internet, pregunta a conocidos, visita las instalaciones y haz todas las preguntas que consideres convenientes. Por último, los hoteles son bastante caros, pero sin duda garantizan que tu perro disfrutará de unas buenas vacaciones. ¡La piscina y los jardines nunca faltan!

Y si quieres viajar con total tranquilidad, en Assegur contamos con los mejores seguros para mascotas. En tu ausencia, ¡nosotros nos encargamos de todo!

Guardería canina: cuida a tu perro mientras estás de viaje

guardería canina

¿Tienes que irte de viaje y no sabes dónde dejar a tu mascota? Algunos animales de compañía como, por ejemplo, los perros no pueden pasar mucho tiempo solos. Pedir el favor a un amigo es comprometerle al tiempo que tú pasas unos días intranquilo. La guardería canina es una buena alternativa para que tu perro esté perfectamente atendido en tu ausencia. 

Las ventajas de una guardería canina 

Las guarderías caninas son centros especializados en los que tanto perros como gatos pueden permanecer perfectamente atendidos. Estas son las ventajas de dejar a tu mascota en una guardería canina mientras tú estás de viaje:

  • Tu perro estará en manos de verdaderos profesionales. 
  • Todas sus necesidades estarán cubiertas: agua, comida, cobijo, tiempo al aire libre, etc. 
  • Tu mascota podrá disfrutar de actividades de ocio, así como de ejercicios que estimulen su bienestar. 
  • Es un lugar donde los perros pueden socializar con otros canes. Seguro que hace más de un amigo. 
  • Mejorará su conducta y educación canina gracias al trabajo de los profesionales del centro. 
  • Dispondrá de asistencia veterinaria 24 horas. 

Es lógico que sientas recelos de dejar a tu perro en un lugar desconocido. Por este motivo, vamos a darte una serie de consejos para que elijas la mejor guardería canina para él. 

Cómo elegir una buena guardería canina

Por lo general, un viaje suele ser una actividad programada. Aprovecha los días antes de tu partida para mirar guarderías caninas por tu zona. No te limites a llamar por teléfono. Desplázate hasta el lugar a fin de poder observar sus instalaciones, limpieza, seguridad, permisos y licencias, etc. Toda guardería canina debe asegurarte:



  • Un servicio veterinario 24 horas. 
  • Un seguro de responsabilidad civil.
  • Personal titulado en educación y adiestramiento canino. 
  • Instalaciones adecuadas y con un tamaño aceptable. 
  • Comida de calidad proveniente de marcas especializadas en mascotas. 
  • Sistemas y personal de vigilancia 24 horas.
  • Fotos y vídeos a diario. Algunas residencias caninas te ofrecen la oportunidad de poder ver el centro en directo desde cualquier dispositivo para tu mayor tranquilidad. 

Para que el proceso de adaptación sea más rápido, una vez elegida tu guardería canina puedes llevar a tu perro para que se haga al lugar. Hazlo durante dos o tres días. Algunos de estos centros te permitirán dejar a tu mascota por unas horas para luego llevártelo de nuevo a casa. De esta manera, la ansiedad por separación no será tan elevada llegado el día de tu partida. Por último, no te olvides de pedir referencias y recomendaciones a gente de confianza. Y como tu mascota se merece lo mejor hazte con nuestro seguro para mascotas. Las mayores coberturas para que tu mejor amigo siempre esté en las mejores manos. Ahora ya lo tienes todo para que tu perro esté bien cuidado con la máxima garantía mientras tú estás de viaje.  

Razones por las que adoptar un perro | Mejora su vida y la tuya

adoptar un perro

Dejar que una mascota entre en tu vida tiene más pros que contras. Por desgracia, en nuestro país el abandono de animales está a la orden del día. Las protectoras se ven desbordadas y cada vez es más necesario personas de buen corazón dispuestas a cambiar su vida. Estos son los motivos por los que deberías adoptar un perro

Por qué adoptar un perro

No hay nada peor que comprar un cachorro a criadores para luego abandonarlo a su suerte cuando se convierte en una molestia para la familia. Por suerte, aún existen personas dispuestas a asumir el compromiso que supone tener una mascota en casa. 

Si estás pensando en adoptar un perro, estos son algunos motivos que te pueden a ayudar con esta decisión:

1.- Una segunda oportunidad para él

Muchos perros llegan a las protectoras tras haber sufrido maltratos o haber estado vagando tristemente por las calles. Adoptar un perro supone una segunda oportunidad para darle una vida mejor de la que ha tenido hasta ahora. 



2.- Salvar su vida

Por desgracia, muchos perros pierden la vida al ser sacrificados o con motivo de accidentes y enfermedades ocurridos en la calle. Por otro lado, al adoptar un perro asumes el compromiso de su esterilización, con lo cual estás contribuyendo a frenar la mala práctica de la falta de control de la natalidad de cachorros que luego son abandonados por no poder hacerse cargo de ellos. 

3.- Mejorará tu salud considerablemente

Está demostrado que los perros favorecen la vida de las personas, especialmente, de aquellas con problemas de depresión o ansiedad. Un perro te obligará a salir a la calle y a interactuar con otras personas. Gracias a él podrás conocer a otros amantes de los animales. 

4.- Será un miembro más de la familia

El vínculo afectivo que se establece con un perro es tan grande que llegarás a considerarlo como un miembro más de tu propia familia. El agradecimiento de estos animales es tal que te seguirán allá donde vayas a lo largo de toda su vida. Su recompensa será un amor incondicional, lleno de momentos felices e inolvidables. 

5.- Una mascota es buena para los niños

Si tienes hijos, vivir con una mascota mejora su educación. Este cargo les hará más responsables y desarrollará su amor y respeto por los animales. Además, podrás brindarles la oportunidad de tener un amigo incondicional que crecerá con ellos. 

6.- Adoptar no es caro

Los animales adoptados se entregan desparasitados, vacunados y con un microchip. El precio medio para la adopción de perros oscila entre los 50 y los 100€. Una cantidad muy inferior a lo que podría suponer su compra. 

Y para cuidar de tu perro adoptado nada mejor que nuestro seguro especial mascotas. Pulsa aquí para informarte

Mordedura de perro | ¿Qué hago si mi perro muerde a alguien?

Mordedura de perro | ¿Qué hago si mi perro muerde a alguien?

Los animales, como las personas, pueden actuar de manera impredecible cuando se sienten amenazados. En esta situación, puede llegar a producirse un ataque a otro animal o a una persona. Si te preguntas qué hacer ante una mordedura de perro, te dejamos las respuestas.

Qué sucede ante la mordedura de perro

Cuando tiene lugar la mordedura de un perro y se acude a un centro médico para hacer una valoración de las heridas, se inicia también un protocolo para los ataques de animales que lleva a cabo el propio centro médico. En el parte de lesiones figurarán los datos correspondientes al perro y su dueño, como el número identificativo, el nombre, dirección y teléfono, así como una descripción de lo sucedido.

Una vez hecho esto, el centro pasará el informe a los organismos pertinentes, para que procedan con la gestión correspondiente. Este proceso tendrá lugar con independencia de si se presenta o no una denuncia. Hay que tener en cuenta que la persona a cuyo nombre figura el perro es la responsable de sus actos. Con la excepción de las causas mayores como robo o incendio o de un ataque previo al animal.

Además del centro médico, también pueden notificar el ataque la policía con una denuncia; el atacante que acude a un centro de protección de animales peligrosos, y el dueño del animal, para informar del ataque.



Cómo proceder ante el ataque

Cuando el Centro de Protección Animal recibe el aviso de la mordedura de perro, el dueño debe llevarlo allí para proceder con su evaluación. En el caso de que no se haya producido ninguna notificación, aquel dispone de 72 horas para acudir, al ser obligatorio llevar al perro. No hacerlo puede implicar sanciones administrativas y penales.

Al acudir es necesario llevar nuestra documentación y la del animal, así como su cartilla sanitaria. Se comprobará que las vacunas están al día y que lleva chip. Y si se trata de un perro potencialmente peligroso o PPP, habrá que mostrar también la licencia y el certificado de inscripción en el registro. Por último, mostraremos el seguro de responsabilidad civil obligatorio para las razas incluidas bajo la mencionada clasificación.

Para valorar la agresividad tras la mordedura de perro, el animal permanecerá en cuarentena 14 días. Esta puede realizarse en el propio domicilio del animal si el veterinario lo considera e incluirá una serie de preguntas para valorar el estado del animal antes del ataque. Una vez finalizada, tendrá lugar el dictamen sobre la peligrosidad del perro. Las medidas a tomar serán el uso de bozal o reeduación, entre otras.

Si el dictamen de la mordedura de perro ha sido favorable, el perro podrá volver a salir a la calle o ser recogido en el Centro donde se encontraba. Habrá que pagar la indemnización pertinente, así como los gastos asociados. En el caso de producirse el fallecimiento del animal se mantiene la responsabilidad y se procedería con el análisis de tejido encefálico.

En Assegur disponemos de seguro para tus mascotas. Si no quieres tener que preocuparte por situaciones desagradables como la mordedura de perro, contacta con nosotros y te asesoraremos.

5 alimentos prohibidos para perros y por qué no los pueden comer

alimentos prohibidos para perros

Hay ciertos alimentos prohibidos para perros. Al menos, si queremos que sigan gozando de buena salud. Sabemos que, cuando estamos en la cocina, o a la hora de comer, es muy habitual que nuestra mascota se lleve algunos mordiscos de aquello que nosotros mismos estamos preparando. Sin embargo, algunos productos pueden resultarles muy perjudiciales y, como más vale prevenir que curar, aquí os dejamos un listado de qué debes evitar.

5 alimentos prohibidos para perros, y por qué no los pueden comer

Ten en cuenta que algunos resultan tóxicos en pequeñas cantidades y, para otros, hacen falta cantidades mayores. Por eso, puede parecer que no son perjudiciales, pero es mejor evitarlos completo.

El chocolate

Es casi de sabiduría popular que los perros no pueden comer chocolate. Esto se debe a que tiene una alta concentración de un estimulante que puede sentarle realmente mal a nuestra mascota. Especialmente peligroso en razas pequeñas y si lo ingieren en grandes cantidades. Puede ocasionar diarreas, vómitos, sed excesiva o convulsiones. En general, tampoco debemos darles dulces ni azúcar, ya que pueden generar obesidad e incluso pérdida de visión.

Las semillas de algunas frutas… Y el aguacate

Aunque no se tiene muy claro el motivo, hay ciertas semillas de algunas frutas que resultan perjudiciales para nuestros perros. Pueden provocar insuficiencias renales y ciertas alergias. Entre las que provocan este tipo de problemas se encuentran las de las uvas, manzanas, melocotones y uvas. En cuanto al aguacate, tiene una toxina, llamada persina, que genera alergias en muchas razas. Mejor evitarlo.



Alimentos prohibidos para perros: Lácteos y frutos secos

Los lácteos no son perjudiciales per se, ni resultan tan tóxicos como otros productos. Sin embargo, los perros no pueden digerirlos adecuadamente debido a que no poseen la enzima necesaria para ello, llamada lactasa. La ingesta de lácteos puede provocarles multitud de problemas intestinales, así como diarreas. En cuanto a los frutos secos, debemos tener especial cuidado con las nueces de macadamia, puesto que son extremadamente tóxicas en cantidades muy pequeñas. Otras, como almendras, avellanas, etc, no lo son tanto, pero su alto contenido en aceites y grasas puede derivar en problemas de páncreas a largo plazo.

Ajos, puerros, cebollas…

…y todas las verduras de la misma familia. En este caso, se debe a que contienen una sustancia perjudicial que destruye las células rojas de los animales, provocándoles una grave anemia. Aunque suele producirse con el consumo a largo plazo, mejor erradicarlo de su dieta para evitarnos problemas graves en un futuro.

A pesar de todos estos cuidados, puede que nuestra mascota en algún momento de su vida requiera de nuestros cuidados y atenciones. Para estar cubierto ante cualquier imprevisto, contrata un buen seguro para cubrir a tu mascota, y olvídate de preocupaciones.

¿Perro o gato? | ¿Qué mascota elegir para tener en casa?

Perro o gato

¿Te has planteado incorporar un nuevo miembro en la familia? En ese caso, quizás dudes de si acoger un perro o gato. Para ayudarte con la decisión, que dependerá en parte de tu personalidad y tu forma de ser, te damos unas cuantas claves.

¿Perro o gato? | ¿Qué mascota elegir para tener en casa?

Vamos a analizar las diferencias entre ellos, para ayudarte a elegir si se adapta más a tu forma de vida uno u otro.

Perro o gato Que mascota elegir para tener en casa

Gatos

¿Te estás planteando adoptar un gatito? Entonces hay algunas cosas que debes saber. Por ejemplo, que son mascotas muy independientes. Esto tiene una parte positiva: Si pasas mucho tiempo fuera de casa (incluso si te vas fuera un par de días), si tienen comida y agua pueden soportar muy bien la soledad. Otras características a tener en cuenta:



  • Como contrapunto a lo anterior, y debido precisamente su independencia, son más difíciles de domesticar que los perros. Por eso, difícilmente responderá a tus llamadas o a tus órdenes.
  • Suelen ser menos afectuosos que los perros.
  • A cambio, son muy limpios. Con un arenero a mano, no tendrás que estar pendiente de sus necesidades.
  • Además, mantienen su propia higiene y son muy escrupulosos, por lo que tienden a evitar ensuciarse. Tienden a pasarse la mayor parte del tiempo limpiándose con su lengua, áspera y preparada para ello. Salvo que estén muy sucios o requieran tratamiento desparasitante, no necesitan baños. De hecho, suelen huir del agua.

Perros

Ahora que ya conocemos las características principales que conlleva la convivencia con los gatos, analizamos qué tener en cuenta a la hora de optar por un perro, ya que tienen comportamientos muy distintos:

  • Son mascotas muy dependientes. Un perro no podrá vivir sin ti. Aquí ya te comentamos que, de hecho, no podrás dejarle solo durante grandes períodos de tiempo, bajo riesgo de que sufra estrés o ansiedad.
  • Son mascotas muy cariñosas y efusivas. Te demostrarán constantemente cuánto te quieren.
  • Además, puedes domesticarles. A diferencia de los gatos, los perros son capaces de cumplir órdenes sencillas como «siéntate» o «quieto».
  • El contrapunto es que no son tan limpios como los gatos. En primer lugar, necesitan que les enseñen a hacer sus necesidades fuera de casa. Asimismo, no tienen ningún tipo de escrúpulo a la hora de ensuciarse, y deberás ser tú quien se encargue de su higiene y bañarle cada cierto tiempo.

En definitiva, la decisión de optar por un perro o gato dependerá de tu estilo de vida y tus preferencias. Si pasas muchas horas fuera de casa, lo mejor es que elijas un gato. Si quieres una mascota cariñosa, los perros son para ti. En cualquier caso, tomes la decisión que tomes, tu mascota necesitará que le cuides cuando más lo necesite. Contrata un buen seguro y protégele.

¿Cómo bañar a un perro y cada cuánto tiempo debemos hacerlo?

bañar a un perro

A veces, cuando llega un nuevo miembro a nuestro hogar, no tenemos claro qué cuidados necesita. Y es que cada mascota es un mundo. Aunque en cuestión de higiene, sí hay algunas pautas que podemos aplicar. Por ejemplo, ¿sabéis cómo bañar a un perro? ¿O cada cuánto tiempo debemos hacerlo? Resolvemos estas preguntas.

¿Cómo bañar a un perro?

La principal dificultad de bañar a nuestra mascota radica en que, en muchos casos, muestran mucha reticencia. Pueden llegar, incluso, a negarse a entrar al baño. O a huir si intuyen que queremos meterlos en la bañera. Por eso, os damos algunos consejos para mejorar el momento del baño y que, además, le proporcione una higiene completa:

  • Antes del baño, cepíllale bien. Es importante que eliminemos cualquier nudo, para evitar que se acumule el agua o el jabón.
  • Para que no le tenga miedo, debemos hacer lo posible para que se acostumbre y no lo asocie a un mal momento: Podemos meterle en la bañera vacía, e ir llenándola poco a poco con agua tibia. Juega con él, esto le ayudará a perder el miedo al agua. Pon suelo antideslizante para que no resbale y utiliza palabras amables. Y, por último, puedes premiarle si se porta bien.
  • Utiliza un champú adecuado a su tipo de pelo. Frota con suavidad, para no hacerle daño. Después, enjuágalo bien.
  • Intenta evitar que le entre agua o jabón en los ojos, oídos o boca. Además de resultarle incómodo, puede provocarle una infección.
  • Lo mejor es que le seques bien con una toalla. Pero si es invierno y temes que tenga demasiado frío, puedes utilizar el secador. Siempre con prudencia, alejado de la piel y temperatura baja. Tampoco debes apuntarle con él directamente a la cara, ya que también puede cogerle miedo.
  • Acuérdate de volver a cepillarle bien para evitar enredos, sobre todo si tiene el pelo largo, ya que puede engancharse con los nudos al rascarse, y hacerse daño.

¿Cada cuánto tiempo debo hacerlo?

Si es un cachorro, no debemos darle su primer baño hasta que pasen las cinco semanas de vida. Idealmente, podemos hacer que coincida con su primera vacuna. Para su primer baño, recuerda seguir los consejos para generarle un buen recuerdo y que no desarrolle estrés a posteriori. Para perros más mayores, puede bastar con un baño mensual. Sin embargo, esto dependerá de vuestro estilo de vida. Si os gusta hacer senderismo y vuelve embarrado, debes limpiarle bien después, ya que una buena higiene es fundamental para evitarle enfermedades.

Estos son algunos consejos básicos para bañar a un perro, pero, si tienes dudas, lo mejor es que lo consultes con tu veterinario. Recuerda que un buen seguro para mascotas cubrirá cualquier incidencia que tengan.