precio de un seguro de vida

El precio de un seguro de vida no es una cantidad fija para todo tipo de clientes. Esta cantidad varía dependiendo de las propias condiciones y características del asegurado. Si quieres saber el precio aproximado de tu seguro de vida te mostramos los requisitos que se tienen en cuenta a la hora de calcular la prima de riesgo. 

Quién eres y cómo vives

El precio de un seguro de vida o la cantidad total a pagar por la transferencia de riesgo bajo unas determinadas coberturas, depende directamente de quién eres y cómo vives. ¿Qué significa esto? Pues que no pagará lo mismo una persona joven con pasión por los deportes de riesgo, que un asegurado anciano que vive tranquilamente en su casa. 

Por lo tanto, la prima a pagar se calcula en base a las siguientes características del asegurado:

  • La edad: por lo general, la fecha de nacimiento establece la esperanza de vida que puede llegar a tener una persona, aunque siempre haya excepciones. 
  • Su estado de salud: un asegurado con una enfermedad crónica o con un estado de salud delicado corre el riesgo de no disponer de mucho tiempo de vida. 
  • Su profesión: existen profesiones de alto riesgo en los que los asegurados ponen constantemente en peligro su integridad física. 
  • El estilo de vida y sus aficiones: las personas que practican deportes de aventura tienen unas primas por encima de aquellos con un estilo de vida más relajado. 
  • El patrimonio a asegurar. A mayor cantidad de patrimonio mayor será el coste del seguro. 

Por último, para saber el precio de un seguro de vida hay que tener en cuenta las coberturas de los diferentes tipos de seguros. Es decir, si dispone de cobertura por invalidez, enfermedad, accidente de tráfico, etc. 



Otros costes del seguro de vida

Aparte de la prima existen otra clase de costes que se añaden al precio final de la póliza. Estamos hablando de los impuestos que gravan a esta clase de seguros, así como de otro tipo de recargos. Los seguros de vida no pagan IVA como sucede con otras pólizas de seguros, pero sí tributan por el denominado Impuesto de Primas de Seguros o IPS. Un impuesto que supone la aplicación del 6% a la prima neta de tu seguro. 

Por último, no hay que olvidar que los seguros por fallecimiento e invalidez cuentan con un recargo al Consorcio de Compensación de Seguros (CCS). Se trata de una compensación económica obligatoria que sirve para hacer frente al pago de la indemnización en caso de un deceso u acontecimiento extraordinario. 

En definitiva, para calcular el precio de un seguro de vida es necesario realizar un estudio previo del asegurado, así como tener en cuenta el cálculo de impuestos y otros recargos sobre la póliza. Calcula tu póliza con nosotros y descubre un montón de ventajas. 

Recommended Posts

Aún no hay comentarios, envía tu comentario


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *