Skip to content

Ejercicios para la recuperación del tobillo tras una operación

Ejercicios para la recuperación del tobillo tras una operación

Si estás pasando por el duro proceso que supone la recuperación del tobillo tras una operación, en este artículo repasaremos esta cuestión y te daremos algunas pautas para que te recuperes lo antes posible. Estas lesiones suelen ser bastantes comunes y por suerte cuentan con muchos estudios para alcanzar una recuperación óptima.

Principales problemas

Una de las consecuencias más comunes tras una operación de este tipo es la pérdida de masa muscular debido al periodo de inmovilización de la pierna. Al darse esta inmovilización es común que la fuerza muscular se vea reducida y que notes la zona más rígida. Aunque el objetivo final sea la recuperación del tobillo, algo que te ayudará enormemente será trabajar las zonas anexas para que la musculatura esté en el mejor estado posible antes de empezar con la rehabilitación del propio tobillo.

Respecto a las zonas anexas a trabajar, lo ideal será ejercitar la rodilla y la cadera para que, una vez puedas apoyar el pie, la recuperación del tobillo sea mucho más rápida.

Ejercicios para zonas anexas

Os proponemos a continuación una serie de ejercicios, pero siempre teniendo en cuenta que, tras un periodo de inactividad, es mejor no forzarse para que no aparezcan problemas como la tendinitis o contracturas, que son bastante comunes en estos casos. Puedes practicar estos ejercicios haciendo 2 series de entre 10 y 12 repeticiones.

  • Estando tumbado boca arriba, dobla la pierna que no esté lesionada y apoya el pie en la colchoneta o cama. Mantén la pierna que te hayan intervenido con la rodilla extendida y elevándola sin tocar la colchoneta o cama al bajar.
  • Estando sentado, coloca una pelota en la zona trasera de la rodilla de la pierna intervenida y apriétala sin levantar el talón.
  • Sentado, coloca la pelota entre tus rodillas y aprieta manteniendo unos 5 segundos.
  • Estando tumbado boca arriba, dobla la pierna que no te hayan intervenido apoyando el pie en la superficie sobre la que te estés ejercitando y lleva la rodilla al pecho de la pierna en la que busques la recuperación del tobillo. Después, estírala sin tocar la colchoneta o la cama.
  • Estando boca abajo eleva la pierna intervenida sin doblar la rodilla y sin arquear la espalda.
  • Estando de pie y apoyado en tu pared o en una silla, lleva la pierna intervenida hacia atrás, manteniendo la rodilla estirada y sin arquear la espalda.

Ejercicios para tobillo

Puedes llevar a cabo la recuperación del tobillo con esta serie de ejercicios, que probablemente incluso practiques con tu fisioterapeuta tras la operación.

Una vez puedas comenzar a mover el tobillo, lo ideal es empezar con masajes circulatorios en el pie para después pasar a aplicar un vendaje de contención. Además, puedes apoyarte en técnicas como la termoterapia o la electroterapia y tendrás que seguir con los ejercicios de fortalecimiento del pie y del tobillo. Presta también atención a la corrección de la marcha, que se habrá visto afectada tras la operación. La parte final de la recuperación del tobillo consistirá en ejercicios funcionales y de readaptación.

En Tot Magazine te proponemos las mejores soluciones para tus problemas del día a día. Síguenos en nuestras redes sociales para no perderte ninguna de nuestras publicaciones.