¿A quién llamar en un accidente de tráfico?

¿A-quien-llamar-en-un-accidente-de-trafico

Sufrir o presenciar un accidente de tráfico es algo que nadie desea. Sin embargo, los imprevistos suceden y toda la ciudadanía está obligada a ofrecer su ayuda. Por eso, tanto si eres tú una de las personas implicadas en el accidente como si lo has presenciado, hoy queremos contarte a quién debes llamar y cómo hay que actuar. 

Primeros pasos cuando se produce un accidente de tráfico

Como recomendación inicial, es fundamental mantener la calma, aunque resulte difícil por la gravedad de lo sucedido. Si nos dejamos llevar por el estrés o la frustración, tendremos una mayor dificultad para priorizar las acciones más importantes e incrementaremos la severidad de los riesgos. 

Tanto si resulta evidente de quién es la culpa, discutir o faltarse al respecto no conduce a nada, ya que los daños o las consecuencias del accidente, no pueden solucionarse en ese preciso instante. Sin embargo, ese tiempo sí puede ser crucial en el caso de que haya heridos. Por otra parte, hay que tener en cuenta que no se puede entorpecer la circulación, puesto que esta debe continuar con normalidad. 

A nivel general, y según se indica en el Código de Circulación de Andorra, los conductores y acompañantes de un vehículo implicados en un accidente están obligados a auxiliar o pedir auxilio para atender a las víctimas, en caso de que las haya. Además, deben colaborar para evitar peligros o daños mayores, esclarecer los hechos, y restablecer -en la medida de lo posible- la seguridad de la circulación. 

Accidentes con daños corporales

En el caso de un accidente con daños corporales, cualquier conductor implicado, en caso de salir del vehículo y ocupar la calzada, debe usar un chaleco reflectante homologado. Además, debe señalizar -en caso de ser necesario- el accidente para evitar nuevas colisiones. Si fuera requerido, se debe cortar el tráfico en la vía o carril en el que se haya producido el siniestro. Y también debe prestar, en la medida de sus posibilidades, la primera ayuda a las víctimas.  

Accidentes con daños materiales

Si se trata de un accidente solo con daños materiales, los conductores implicados tienen que detener el vehículo en un lugar adecuado, y señalizar el lugar del accidente en las vías interurbanas. Además, deben usar el chaleco reflectante homologado antes de salir del vehículo, y rellenar el parte amistoso de accidentes.

Señalización en caso de accidente

Siempre que sea posible, y si el vehículo accidentado -y su carga, en caso de haberla- ocupa la calzada, lo mejor es retirar de esta el vehículo accidentado. Si es necesario, se autoriza usar el arcén o la mediana para ello. 

Asimismo, debe hacerse uso de las luces de emergencia mientras se libera la vía. En paralelo, es obligatorio el uso de dispositivos de señalización de peligro, que tienen que ser visibles para los conductores que se aproximen desde una distancia mínima de 100 m. 

A quién llamar en caso de accidente de tráfico

Si se produce un accidente en el que hay heridos -y sospecha de fallecidos-, hay que informar y pedir ayuda a los servicios de urgencia de Andorra: el 110 (Cuerpo de Policía) o el 116 (Urgencias Médicas). Debe permanecerse en el lugar del accidente hasta que llegue la Policía. 

En el supuesto de producirse únicamente daños materiales, los conductores deben alertar al Cuerpo de Policía en los siguientes casos detallados en el Código de Circulación andorrano: 

  • Cuando alguna de las partes detecte alguna anomalía referente a la documentación presentada por las partes contrarias. 
  • En caso de que los implicados no se pongan de acuerdo a la hora de cumplimentar el parte amistoso de accidente, y esto pueda derivar en un problema de orden público. 
  • Cuando alguna de las partes detecte o sospeche que otro conductor presenta síntomas de estar bajo efecto de bebidas alcohólicas o drogas. 

Gestión con la compañía aseguradora

Cuando hay un accidente de tráfico, uno de los puntos es la negociación entre las compañías y la correspondiente indemnización a la persona perjudicada. No obstante, puede suceder que no se está de acuerdo con la resolución, tanto por el importe económico como por los tratamientos. 

Ante estas circunstancias, se debe proceder con la reclamación, que puede realizarse por vía penal, o por la vía civil.

Por lo que pueda pasar, desde Assegur te recomendamos contar con un seguro de vida. Protege tu vida y protege a tus seres queridos. 

Accidentes provocados por la nieve: ¿Cómo evitarlos?

Accidentes-provocados-por-la-nieve-¿Como-evitarlos

Hace justo un año, la borrasca Filomena trajo una nevada como muchos de nuestros mayores no recordaban, y paralizó buena parte de España y Andorra. El invierno ha arrancado de nuevo y, con él, llegan las condiciones climatológicas duras y adversas, además de las complicaciones en la carretera. Ya hemos aprendido que los temporales nos pueden sorprender en desplazamientos cotidianos o durante un viaje programado para practicar nuestros deportes favoritos. Así que hoy os traemos una serie de recomendaciones con el fin de evitar accidentes por la nieve extremando la precaución al volante.  

Prevención: la clave para eludir los accidentes por la nieve

Ni que decir tiene que el primer mandamiento para escapar del riesgo de sufrir cualquier accidente por la nieve consiste en dejar el coche aparcado. Pero, en el caso de que emprender un viaje resulte imprescindible, se pueden tomar varias precauciones antes de arrancar. De entrada, consultar la previsión meteorológica y el estado de la red viaria en tiempo real. También recomendamos que te informes, a través de la web y la app de Mobilitat Andorra sobre las rutas alternativas a seguir. Siendo estos los consejos básicos de prevención, hay que tener en cuenta algunos más. 

Ten el coche preparado

Para afrontar el mal tiempo y rehuir incidentes por la nieve es importantísimo salir con el vehículo listo. Resulta imperativo comprobar que la dirección, los frenos y los discos se encuentren en buen estado. Los pilotos, lunas y faros han de estar totalmente limpios de escarcha o suciedad y, el depósito, lleno. Recuerda rellenar el del limpiaparabrisas con un líquido especial anticongelante. Y no salgas sin un ‘kit’ de supervivencia que contenga agua, alimentos, ropa de abrigo, una linterna y una batería recargable. 

Los ejes de seguridad: los neumáticos…

Antes de partir, aconsejamos verificar que el calzado de nuestro coche está en perfectas condiciones y con la presión recomendada de inflado. En caso contrario, las ruedas perderán adherencia cuando el asfalto se vuelva deslizante. Una opción muy recomendable para conducir con plena seguridad y evitar accidentes por la nieve es el uso de neumáticos de invierno. Estos proporcionan un mayor agarre, mejoran la tracción y reducen la distancia de frenado, haciendo innecesario el empleo de cadenas. Hay que tener en cuenta que dichas cubiertas solo se pueden montar en aquellas zonas en las que la temperatura no supere los siete grados. 

… Y las cadenas de nieve

Si el parte meteorológico anuncia que va a nevar, es indispensable llevar unas cadenas de la medida correcta en el maletero. En caso contrario, circular sin ellas cuando es obligatorio nos supondrá una multa de hasta 200 euros y la imposibilidad de proseguir la marcha. Recomendamos que te habitúes a montarlas (siempre en las ruedas motrices) y a desmontarlas con antelación, para que cuando llegue el momento puedas realizar las distintas maniobras rápidamente. Es conveniente llevar siempre una manta en el coche –además de unos buenos guantes- sobre la que apoyar la rodilla, evitando así su posible congelación. Una vez hayamos traspasado la zona nevada, hay que quitarlas, pues si no lo hacemos dañaríamos la cubierta. 

Aprende a usar los diferentes tipos de cadenas

Antes de nada, y con el fin de asegurarnos evitar accidentes por la nieve, es primordial elegir el tipo de cadenas que mejor se adecúen a las ruedas de nuestro vehículo. Por un lado, están las convencionales, que son las metálicas. Para su correcta instalación, resulta necesario estirarlas sobre el suelo para impedir que se entrelacen y poder abrochar el cable de acero por la parte trasera del neumático. A continuación, se colocan las cadenas rodeando la rueda y se unen con el mecanismo de tensado. El neumático queda así dotado de una mayor capacidad de tracción.

En segundo lugar, encontramos las llamadas cadenas de tela, igualmente infalibles a la hora de rehuir accidentes por la nieve. No son más que unas fundas de nylon que permiten conducir sobre mantos blancos con total estabilidad. En este caso, tan solo se trata de vestir el neumático como si se le pusiera un abrigo. Se empieza por la parte de arriba y se va cubriendo toda la superficie que no toca el suelo. Después, habrá que mover el coche para envolver el resto. 

En la carretera: consejos para evitar accidentes por la nieve

Si estás circulando y comienza a nevar, deberás tomar ciertas precauciones al conducir. Con la finalidad de eludir cualquier percance por la nieve, guíate por el sentido común y por este decálogo que te hemos preparado. 

  1. Arranca con levedad. Conviene que pongas a funcionar el coche con la segunda marcha engranada, pues te ayudará a impedir que las ruedas motrices patinen.
  2. Reduce la velocidad. La marcha tiene que ser suave e ir a menos de 40 km/h. Así, en caso de deslizamiento sobre el asfalto, te resultará mucho más fácil gobernar el vehículo.
  3. Usa marchas largas. Lo verdaderamente esencial es ir con la relación más larga posible para no perder adherencia al traccionar.
  4. Aumenta la distancia de seguridad. Has de tener presente que, sobre la nieve y para frenar, esta se multiplica por cuatro.
  5. Evita las maniobras bruscas. Pueden provocar situaciones peligrosas y la subsecuente pérdida de control.
  6. No abuses del freno. Utiliza preferentemente la retención del motor para las deceleraciones y las bajadas. En caso de no ser suficiente, deberás pisar el pedal de forma progresiva. 
  7. Anticípate visualmente al trazado. Cuanto más lejos fijes la vista, más precisos podrán ser tus movimientos sobre el volante.  
  8. Circula con luces. Lleva siempre encendidas las de cruce y antiniebla para que los demás vehículos se aperciban de tu presencia. 

Qué hacer si pierdes agarre

Si, a pesar de conducir con prudencia, perdemos el control del coche, es fundamental mantener la calma. De hecho, en una curva se pueden dar dos situaciones, que conllevan dos maniobras distintas. En el subviraje, el vehículo gira menos, por lo que hay que levantar el pie del acelerador controlando la dirección para recuperar la tracción. Por otro lado, en el sobreviraje, el automóvil gira de más y las ruedas traseras derrapan. Para dominarlo, debemos dirigir el volante hacia el sentido contrario de la curva (contravolante).

El reglamento de las fases y colores de la nieve de Andorra

En función de la intensidad del temporal, Mobilitat Andorra tiene establecidas unas pautas a seguir para prevenir accidentes por la nieve:

Fase amarilla: nieve en la calzada

Una vez exista la presencia de nieve en la carretera, hay que conducir con prudencia y el uso de neumáticos especiales o equipamiento es obligatorio. Además, la velocidad máxima permitida es de 60 km/h y hay que reducir la velocidad, extremando la precaución en curvas y tramos inclinados.

Fase naranja: carretera peligrosa

En esta fase, hay hielo en la calzada y únicamente se podrá circular con neumáticos especiales, cadenas u otros dispositivos autorizados en las ruedas. Los turismos deberán rebajar la velocidad máxima a 50 km/h, evitando cualquier maniobra brusca y aumentando la distancia de seguridad respecto a otros vehículos. Aquí te aconsejamos que te detengas en el área de servicio más próxima y que consultes la previsión meteorológica. Es muy posible que, en estas circunstancias, aplazar el viaje sea lo más conveniente. 

Fase roja: carretera en condiciones muy adversas

Lo recomendable, en esta situación, es aplazar el viaje si no hay caso de necesidad. Pero, si este es el caso, es obligatorio el uso de cadena en todos los vehículos. La velocidad máxima permitida es de 30 km/h, y el vehículo no puede detenerse en zonas con pendiente o en lugares donde se dificulte la visibilidad. 

Fase negra: carretera intransitable

Llegados a este punto, el tráfico queda restringido para cualquier tipo de vehículo. El riesgo de incidencias por la nieve en carretera es elevado y el vehículo puede quedar inmovilizado.

Conclusión acerca de los accidentes por la nieve

Ahora ya tienes en tu mano las indicaciones necesarias para evitar todo tipo de accidentes por la nieve. Como has visto, todo se basa en la prevención, la precaución, la información y la calma. Y en la seguridad en situaciones imprevistas, un factor en que Assegur es especialista. Esperamos que este artículo te haya sido de gran utilidad y, si quieres saber más sobre nuestros seguros, no dudes en consultarnos. ¡Muy buen viaje!

Accidents amb cotxes de lloguer: com actuar?

Accidents-amb-cotxes-de-lloguer-com-actuar

Si ja has llogat un cotxe durant les teves vacances, és probable que tinguis aquesta informació clara. O potser no, perquè de vegades lloguem un vehicle i no pensem en aquest tipus de qüestió fins que l’accident passa. En qualsevol cas, per Assegur els accidents amb cotxes de lloguer són un tema important, i creiem que l’has de conèixer.

I és que si alguna vegada pateixes un accident amb aquest tipus de cotxe, o el vius indirectament, aquesta informació et serà de gran ajuda.

 

Som conscients que a ningú no li agrada pensar-hi, tampoc a nosaltres. Però són coses que passen encara que siguem uns conductors prudents. Per això, t’aconsellem que llegeixis fins al final, ja que trobaràs informació molt útil i vital.

Moment de l’accident: PAS

En el moment de l’accident el més crucial és fer un reconeixement de la situació, sigui amb cotxe de lloguer o no. Comprova quin és el teu estat i el dels teus acompanyants, si viatges acompanyat. Avalua en la mesura que sigui possible la necessitat d’ajuda abans de trucar a urgències.

El més habitual és que es generin situacions de molt estrès, tracta de mantenir la calma per poder actuar d’una manera que et permeti solucionar la situació i evitar més danys.

 

Conèixer el protocol PAS t’ajudarà a saber com actuar en cas d’accident

 

Protegir. Primer convé parar, ubicar-se en una zona segura i senyalitzar la zona de l’accident per evitar mals majors i ser visibles per a la resta de conductors.

Desplaçar el nostre vehicle sempre que sigui possible perquè el trànsit de la zona es vegi el mínim afectat possible.

 

Avisar. Truca a emergències si cal assistència. Fes aquesta trucada amb calma, després d’haver fet repàs a la situació. La informació que necessiten acostuma a ser:

  • A quina carretera ets o sou.
  • A quina alçada ha succeït l’accident.
  • En quin sentit en cas que n’hi hagi més d’un.
  • Si hi ha persones ferides, en quin grau, si hi ha persones inconscients.
  • Tota aquesta informació servirà perquè l’atenció sigui més eficient quan arribin. A més, podran donar-te indicacions perquè puguis assistir en cas de ser necessari.

Socórrer. Després d’una primera avaluació de l’estat de les persones implicades, ajuda a les persones ferides de major gravetat. Aplicar tècniques de primers auxilis és vital en molts casos.

Realitza aquestes accions només si tens coneixements previs i estàs segur que aplicar-les és el més convenient. Si fas maniobres innecessàries o de forma incorrecta, es pot agreujar la situació. En definitiva, si no ho saps, millor no facis res i espera l’assistència sanitària acompanyant les víctimes.

 

Tot això has de practicar-ho una vegada que tinguis assegurada la zona i tu estiguis a l’estat òptim per socórrer-ne un altre. De vegades fer-te l’heroi no és el millor si no estàs en condicions de fer-ho. Podeu posar la vostra vida en perill i la de l’altra persona.

Fet això, pots començar a registrar les dades objectives del que ha passat.

Situació després dels accidents amb cotxes de lloguer

Recollida i registre de dades

En cas d’accident amb un altre vehicle o propietat, quan totes les persones implicades estigueu fora de perill i estigui de camí l’assistència necessària, podeu intercanviar dades. Això cal fer-ho sempre que es pugui i que les persones que han patit l’accident estiguin en bones condicions. Si no és així, seran altres persones les que s’encarreguin.

 

En cas que la situació sí que permeti aquesta recollida d’informació, et recomanem compartir les dades bàsiques: nom, forma de contacte, matrícula. A més, fes fotografies dels danys i del lloc de l’accident i anota dades com el color, la marca, el model dels cotxes, la data i el lloc de l’accident, i les condicions climàtiques que puguin haver-hi influït. Això darrer aplica principalment en cas de pluja, neu o tempesta.

Contacte amb l’empresa de lloguer

Si tens un accident en un cotxe de lloguer, has de contactar amb l’empresa que t’ha llogat el vehicle. Les seves dades de contacte apareixen al contracte que firmes abans del lliurament. És important tenir el contracte accessible, per exemple, a la guantera.

Explica què ha passat amb els detalls que et demanin. Et vindrà bé tenir a mà la informació que hagis registrat anteriorment.

La companyia de lloguer organitzarà la recollida de vehicles, si cal. A més, gestionen les reparacions dels danys que s’hagin ocasionat. I, si fos el cas, et proporcionen un cotxe de substitució. I seran també aquests professionals els qui s’encarreguin de contactar amb les empreses asseguradores dels vehicles afectats.

Cobertures d’assegurances en cas d’accident

En cas de lloguer, és fonamental conèixer el tipus d’assegurança que et cobreix en cas d’accident. El més normal és que les empreses de lloguer incloguin una assegurança bàsica de responsabilitat civil que cobreix el dany a tercers. Com que no cobreix més que això, s’aconsella augmentar les cobertures encara que faci encarir el pressupost. Per què? Per evitar disgustos en cas de tenir un accident greu amb danys considerables.

En el cas de vehicles privats, les companyies d’assegurances com Assegur donen altres opcions:

  • Assegurança a tot risc: en cas d’accident el vehicle queda cobert completament encara que en siguis el responsable. També és total la cobertura per als teus acompanyants i per a tu. L’elecció perfecta per viatjar amb tranquil·litat a la carretera.
  • Assegurança amb franquícia: en aquest cas, la cobertura en cas d’accident arriba fins al límit establert per part del franquiciat.
  • Assegurança a tercers: aquest tipus de cobertura implica que en cas de ser necessàries reparacions, el cost de les mateixes hauran de ser cobertes per tu.

Recomanacions generals en accidents amb cotxes de lloguer

El principal a tenir en compte si has de llogar un vehicle, és que és important que ho facis amb una empresa que t’ofereixi garanties des del primer moment. Però, a més, aquí t’expliquem altres qüestions molt útils per viure l’experiència de conduir amb més seguretat.

 

  1. L’opció més barata pot acabar sent la menys adequada en els casos de patir accidents amb cotxes de lloguer. La cobertura en els casos d’accidents amb cotxes de lloguer és crucial, ja que una baixa cobertura pot suposar despeses majors en cas d’accident.
  2. Revisa bé les condicions del lloguer i, sobretot, de la cobertura de l’assegurança que contractis. La que s’hi inclou per defecte sol ser bàsica. Has d’entendre bé aquest document abans de signar-lo.
  3. Contractar una assegurança a tot risc és la millor opció per viatjar amb la seguretat, ja que en cas necessari tot estarà cobert i en ordre.
  4. Abans de fer servir el cotxe, revisa que estigui tot correcte. Notifica qualsevol dany o desperfecte que detectis. Al contracte se sol especificar que el cotxe està en perfectes condicions; si no és així, no firmis.
  5. Assegura’t que el cotxe conté els aparells necessaris i obligatoris com: armilles reflectores, triangles, cadenes, roda de recanvi, etc.
  6. Comprova el funcionament de llums i revisa els pneumàtics. També els eixugaparabrises i altres elements. Que les condicions de seguretat estiguin garantides.
  7. Informa de qui conduirà el cotxe. Si sereu més d’un, convé cobrir a tots perquè si hi ha un accident i qui condueix no és a la pòlissa, l’empresa pot exigir el pagament dels danys. Incloure un conductor addicional diari et permetrà oblidar-te d’aquest tipus de problema.
  8. Tria l’assegurança que s’adapti millor a tu i sigues previsor. Consulteu els tipus d’assegurança de vehicles i la cobertura que us ofereix.
  9. El teu deure és cuidar el cotxe i conduir segons la llei i amb seguretat. No ho oblidis. Et pot interessar revisar les rutes que faràs per conduir per vies segures i en bon estat. Evita l’excés de velocitat o cometre qualsevol mena d’imprudència.

Volem que sempre que viatges ho facis amb total tranquil·litat. Per això, és important que t’impliquis en cada decisió que prens als teus desplaçaments. La responsabilitat cal mantenir-la sempre, conduint el teu cotxe o un de lloguer. El més habitual és que lloguis un cotxe quan ets de vacances, i pot ser que sigui en un lloc que no coneixes. En aquests casos, més que mai, condueix amb prudència.

Esperem haver-te ajudat amb aquesta informació sobre accidents amb cotxes de lloguer. Hem inclòs informació que sabem que et serà útil en cas de llogar un vehicle, i si et trobes a una situació complicada com aquesta. En qualsevol cas, si et queden dubtes posa’t en contacte amb nosaltres i t’ajudarem a resoldre’ls.

¿Cómo son los seguros para accidentes en la montaña? | Te lo contamos

seguro accidente montaña

¿Te gusta la montaña? ¿Te defines como montañero? ¿Te apasiona la naturaleza y el deporte al aire libre? Si es así, te interesa conocer todos los detalles de este contenido. Habrá un antes y un después en la calidad del tiempo que pases en la montaña, tras conocer todo lo que contratar una póliza de seguros puede hacer por ti. El seguro de accidente montaña es un salvavidas que te permitirá estar siempre protegido.

Nunca más volverás a sentirte desamparado cuando explores territorios nuevos. Tus escapadas de vacaciones o de fin de semana serán más seguras y sabrás que podrás hacer frente a cualquier imprevisto que pueda surgir.

El contacto con la madre naturaleza es una experiencia única y que no es comparable a nada que hayas conocido anteriormente. Una vez pisas la montaña estás perdido porque sabes que vas a volver una y otra vez. Si eso es así, lo mejor es estar preparado para poder hacer frente a cualquier percance que pueda ocurrir por pequeño que sea.

Coberturas imprescindibles en el seguro de accidente montaña

Los montañeros se enfrentan, a veces, a escenarios no deseados como accidentes o caídas derivadas de  la práctica de la escalada, el ascenso o cualquier deporte relacionado con la montaña. Estos accidentes muchas veces exigen un rescate en la montaña o en el paraje natural al que hayas ido. Normalmente, este tipo de asistencia implica atención médica por golpes de calor, mordeduras, hipotermias, picaduras o mal de altura. Por tanto, un seguro para estos deportistas cubre todos estos supuestos que podrían suceder en cualquier momento.

Asimismo, incluye los gastos de salvamento independiente de los medios que sean necesarios para poder llegar a la persona afectada y el traslado al centro médico. Naturalmente, estas pólizas también se hacen cargo de cubrir los accidentes y las lesiones que  puedan ocurrir a consecuencia de una marcha por la montaña, con los gastos médicos que de ello se deriven. 

Y, por último, en este tipo de contexto es recomendable la contratación de un seguro que incluya responsabilidad civil por daños a terceros en el transcurso de todo lo que implica esta práctica deportiva.

Esperamos que este contenido sea de tu interés y te haya ayudado a conocer un poco más de cerca las alternativas que tienen los montañeros contando con este tipo de cobertura. Te invitamos a visitar nuestra página web para que conozcas nuestras pólizas de seguros. Nos adaptamos a tus necesidades.

3 pasos a seguir en accidentes de tráfico | ¿Cómo debemos actuar?

3 pasos a seguir en accidentes de tráfico | ¿Cómo debemos actuar?

Cuando se produce un accidente en las carreteras, es normal no saber cómo reaccionar debido a la situación de estrés que se genera. Por eso, el Código de circulación de Andorra establece una serie de pasos a seguir en accidentes de tráfico. Si tenemos claro de antemano cuál es el procedimiento, nos resultará más sencillo actuar.

Pasos a seguir en accidentes de tráfico

De acuerdo con el código de circulación del Principado de Andorra, podemos distinguir dos situaciones. La primera, cuando somos testigos de un accidente en las vías de circulación pero no estamos implicados. Y la segunda, cuando somos nosotros los que hemos sufrido el accidente.

Qué hacer cuando somos testigos

En el caso de que una persona conductora o sus acompañantes observaran que se ha producido un accidente de circulación, los pasos a seguir en accidentes de tráfico son los siguientes.

Detén el vehículo en un lugar seguro

Si se observa que en un accidente de tráfico hay personas heridas, en primer lugar se debe detener el vehículo en una zona que no suponga un peligro para sus pasajeros o para el resto de vehículos que circulan. Además, debe restablecerse o mantenerse la circulación para evitar que se generen atascos.

Avisa a las autoridades competentes

La primera ayuda debe estar dirigida a las personas heridas, pero siempre con prudencia, ya que si no se tienen los conocimientos adecuados, podemos agravar la situación. Ante la existencia de aquellas o de muertos, se recomienda no modificar nada para poder determinar posteriormente de quién es la responsabilidad, salvo que de no hacerlo el peligro que se corra sea mayor. Hay que llamar inmediatamente a los servicios médicos, así como a las autoridades pertinentes.

Permanece en el lugar hasta que la ayuda llegue

Cuando las heridas sean de gravedad o haya muertos en el lugar del accidente, es necesario esperar allí hasta que las autoridades o el servicio sanitario acuda. Es probable que nos hagan algunas preguntas para conocer lo sucedido y poder valorar mejor tanto el accidente como la situación de los heridos. Si las personas implicadas están conscientes y no han sufrido daños que puedan considerarse graves, podremos reanudar la marcha, ya que no es obligatorio permanecer en el lugar de los hechos.

Cuando estamos implicados en el accidente

Si somos nosotros los implicados con nuestro vehículo, los pasos a seguir en los accidentes de tráfico varían. Cuando las lesiones no dificultan nuestra capacidad de obrar, debemos contactar en primer lugar con la compañía aseguradora. De no poder hacerlo porque nuestra capacidad se ve afectada, habrá que esperar a estar en disposición para ello. Se dispone de hasta ocho días naturales para hacerlo, pero se recomienda hacerlo lo antes posible.

Cuando las autoridades acudan al lugar, estamos en la obligación de someternos a las pruebas indicadas por estas. Como por ejemplo, la verificación de la tasa de alcoholemia o cualquier otra prueba que ayude a esclarecer los hechos. Además de estas, pueden solicitarnos otras complementarias que también habrá que realizar.

Recuerda que para protegerte a ti y a los tuyos, es importante contar con un buen seguro de accidentes. Contacta con Assegur para más información.

Causas más comunes de accidentes de moto y cómo evitarlos

Causas más comunes de accidentes de moto y cómo evitarlos

Las motocicletas son un vehículo de una gran vulnerabilidad en comparación con un coche. Cualquier obstáculo en el camino, cualquier roce o leve pérdida de control puede implicar una caída. Como la prevención como motoristas es nuestra mejor aliada, te contamos cuáles son los accidentes de moto más comunes y cómo puedes evitarlos.

Los accidentes de moto más frecuentes en las carreteras

Aunque algunos accidentes en moto se deben a las imprudencias cometidas por la persona conductora, no siempre esta es la responsable. El estado de las carreteras, las condiciones metereológicas o la actuación de otros conductores y viandantes también pueden influir.

Carreteras en mal estado

El desgaste por el propio uso, los objetos que se encuentran en la carretera o una señalización incorrecta son anomalías que pueden provocar un accidente. Sin embargo, se trata de situaciones sobre las que no tenemos ningún tipo de control. Por lo tanto, la única recomendación viable para evitar que aquellos se produzcan es prestar atención a la carretera. Identificar situaciones de riesgo con antelación nos dará un margen para actuar en consecuencia.

Colisión con otros vehículos

Los golpes producidos por otros vehículos son otro de los accidentes de moto más comunes. La poca visibilidad de estas, una valoración incorrecta de la velocidad a la que circulan o una distancia de seguridad inferior a la recomendada son los principales motivos por los que las colisiones tienen lugar.

Además de estos motivos, la apertura de las puertas de un coche sin prestar atención también producen caídas fatales en los motoristas. Así como los giros hacia la izquierda. En cualquier caso, la recomendación pasa por mantener siempre una distancia de seguridad y una velocidad moderada, especialmente cuando nos encontramos en una zona en la que hay vehículos y viandantes en las proximidades.

Meteorología adversa

Tal y como sucede con los coches, las condiciones meteorológicas adversas son responsables de un elevado número de accidentes de moto en las carreteras. Si además es de noche y la visibilidad se ve afectada, el riesgo se multiplica.

La lluvia es una de las principales enemigas de los motoristas. Al mojarse el asfalto, la adherencia al suelo se reduce, y por tanto al frenar las ruedas se pueden deslizar. La medida de prevención más adecuada es la de evitar circular en moto en estas condiciones. Pero si no tenemos otra alternativa o la lluvia nos ha pillado por sorpresa, se recomienda reducir la velocidad y extremar al máximo las precauciones cuando se maniobra. En estos casos, la visibilidad es imprescindible.

Pérdidas de control

Las pérdidas de control de una motocicleta pueden deberse a comportamientos incorrectos, exceso de velocidad o a un derrape. Cuando estas se producen, el resultado suele ser la colisión con otro vehículo; algo fatal para quien conduce una motocicleta. Para intentar evitarlas, se recomienda adelantar a los coches tomando todas las precauciones que sean posibles. En el caso de haber cierto riesgo, abortar la maniobra.

Y recuerda que en Assegur velamos por tu seguridad en la carretera. Si deseas información sobre nuestras pólizas de accidentes, contacta con nosotros.

¿Qué cubre un seguro de responsabilidad civil para empresas y comercios?

Qué cubre un seguro de responsabilidad civil

Si eres dueño de una empresa, independientemente de su tamaño y de la actividad a la que te dediques, tienes que estar cubierto ante posibles reclamaciones de terceros. Para esto sirve un seguro de responsabilidad civil.

Qué es la responsabilidad civil

La responsabilidad civil es la obligación de resarcir o compensar a una persona por el daño que se la ocasionado. La definición es amplia y por eso podemos especificar que hay diferentes tipos de responsabilidad civil:

  • La que surge cuando existe un contrato o responsabilidad civil contractual.
  • La responsabilidad civil por bienes propios; por ejemplo, cuando se desprende una teja y golpea a un transeúnte.
  • Responsabilidad derivada de hechos peligrosos, como la conducción de un automóvil.
  • La que tienen los padres por los daños que puedan hacer sus hijos.
  • La de los dueños de los perros que pueden morder a un tercero.

El seguro de responsabilidad civil que nos interesa es el que cubre las responsabilidades que se derivan de los daños producidos a terceros en nuestra empresa o por causa de la misma. Por ejemplo, la que existe cuando hay un accidente de trabajo o cuando una persona se resbala en un centro comercial.

Este tipo de responsabilidad cobra muchas formas y por eso es necesario escoger un buen seguro de responsabilidad civil que cubra la mayor parte de posibilidades.

Qué cubre el seguro de responsabilidad civil de Assegur

Nuestro seguro de responsabilidad civil cubre las consecuencias directas del desarrollo de tu actividad empresarial o del evento que hayas asegurado con nosotros. Puedes ver la lista de coberturas completas aquí.

  • Responsabilidad Civil Inmobiliaria: cobertura de la responsabilidad que se derive de tus inmuebles o de las obras de reformas o mantenimiento que realices en ellos.
  • Cubrimos la responsabilidad civil del arrendatario de un local comercial u otros edificios de carácter empresarial frente al propietario, en caso de explosión o acción de agua.
  • Nuestro seguro de responsabilidad civil cubre la responsabilidad civil subsidiaria, o por acciones realizadas por subcontratistas, entre otras.
  • También la responsabilidad civil por contaminación.
  • Incluimos la responsabilidad civil por daños producidos a bienes custodiados por el asegurado; por ejemplo, objetos personales dejados en una consigna.
  • Se cubre la responsabilidad civil por daños ocasionados a vehículos en empresas como talleres de automoción o de limpieza, entre otras. Y también la que pueda derivarse de accidentes sucedidos durante la prueba del vehículo.

Tras la reparación.

  • Responsabilidad civil patronal: la que se deriva de daños ocasionados a los empleados durante su jornada de trabajo o en el local comercial o edificio industrial.

Las coberturas de nuestro seguro de responsabilidad civil son mucho más amplias. Compruébalo en este enlace o ponte en contacto con nosotros para contratar la póliza que mejor cubra tus necesidades.

¿Que se considera accidente in itinere? Accidentes en el trabajo

accidente in itinere

Los accidentes de trabajo son aquellas lesiones físicas que se producen a consecuencia del trabajo que uno realiza por cuenta ajena. No obstante, son muchas las situaciones que pueden llegar a generar dudas en cuanto a los accidentes en el ambiente laboral se refiere. Este es el caso del conocido como accidente in itinere. Estas son algunas pautas para identificarlo. 

Qué es un accidente in itinere

La expresión latina “in itinere” hace referencia a “en el camino”. Por lo tanto, un accidente in itinere es aquel que se produce en el desplazamiento de ida o vuelta al trabajo. Esta clase de accidentes suelen causar confusión, ya que guardan bastantes similitudes con los accidentes ocurridos in situ, es decir, en el propio lugar de trabajo. Sin embargo, existen una serie de criterios muy claros que determinan qué es un accidente in itinere:

  • El accidente puede producirse a pie, en coche o por a través de otro medio de transporte. 
  • También se considera accidente in itinere aquel que sucede en el momento en que el trabajador abandona su puesto de trabajo para disfrutar de su parada para comer. 
  • Los accidentes que se producen tras fiestas, comidas o cenas de empresa también pueden ser considerados como accidente en el camino. 

¿Qué no puede considerarse como un accidente in itinere?

La legislación establece que no es un accidente en el camino aquel que se produce:

  • Cuando a lo largo del desplazamiento el trabajador no haya hecho parada alguna para llevar a cabo tareas personales. Pero sí cuando haya tenido que detenerse para gestiones relacionadas con el cobro de su nómina u otro tipo de trámites de carácter laboral. 
  • Los desplazamientos al trabajo desde una vivienda que no es la residencia principal del trabajador, pero sí la vivienda de terceras personas (pareja, padres, amigos, etc). 

En resumen, para que un accidente sea considerado in itinere se deben cumplir 4 requisitos:

  1. El único fin del desplazamiento ha de ser ir o volver del lugar del trabajo. 
  2. La ruta utilizada siempre habrá de ser la más corta y directa evitando los caminos alternativos no habituales. 
  3. El medio de transporte ha de ser el más indicado y no entrañar riesgo alguno para cubrir la distancia entre el domicilio y el lugar de trabajo. 
  4. El tiempo empleado en el desplazamiento ha de ser el más lógico teniendo en cuenta la distancia total a recorrer, así como el medio de desplazamiento a utilizar. 

Causas habituales de accidentes in itinere

Las causas más comunes por los que sucede un accidente en el camino suelen ser:

  • Caídas por tropiezos o mal estado de la acera. 
  • Accidentes de tráfico por exceso de velocidad, distracciones o causados por terceros. 
  • Atropellos. 
  • Fallos mecánicos del medio de transporte. 

Cubre todas estas posibilidades con nuestro seguro de accidentes. Pincha aquí para obtener más información. 

¿Qué se considera un accidente laboral? Tipos de accidentes y su categoría

accidente laboral

El trabajo es uno de los lugares donde una persona puede sufrir cualquier tipo de percance. No obstante, para que se considere accidente laboral debe cumplir con una serie de condicionantes. Veamos los tipos de accidentes y su categoría en el entorno de trabajo.

Qué es un accidente laboral

Según la legislación vigente un accidente laboral es toda aquella lesión corporal que pueda sufrir un trabajador a consecuencia del trabajo ejecutado por cuenta ajena. No será considerado como accidente de trabajo las imprudencias del trabajador a la hora de desempeñar su labor. En este sentido, pueden surgir dudas en torno a lo que se considera una lesión corporal. Se entiende por daño corporal a toda lesión, herida, golpe, enfermedad o secuelas psicológicas derivadas de una actividad laboral. 

Por lo tanto, un accidente de trabajo para que sea considerado como tal ha de reunir las siguientes características:

  • Que suceda a lo largo del trayecto de ir o regresar del puesto de trabajo.
  • Los derivados en consecuencia del desempeño de puestos con carácter sindical. 
  • Los sucedidos en actos de salvamento dentro del trabajo.
  • Los ocurridos en consecuencia de las órdenes del empresario o de forma espontánea para el buen funcionamiento de la empresa. 
  • Las enfermedades contagiadas al trabajador con motivo de la ejecución de su labor. 
  • Las enfermedades ya padecidas por el trabajador, pero que han sido agravadas por el desempeño de su trabajo o por accidente laboral. 

No se considerará como accidente de trabajo aquel producido por la actuación de otra persona, los provocados de manera voluntaria por el trabajador, ni tampoco los ocurridos por fuerza mayor a la actividad laboral.

Tipos de accidentes laborales

Los accidentes de trabajo pueden producirse por varios motivos. Bien por la propia imprudencia del trabajador, bien por hechos fortuitos fuera del control tanto del trabajador como de la empresa y con motivo de condiciones de inseguridad. En este sentido, los accidentes de trabajo más habituales son:

  1. Caídas en altura.
  2. Caídas de objetos.
  3. Caídas a distinto nivel (escaleras, sillas, desniveles…)
  4. Por exposición o contacto a temperaturas extremas. 
  5. Por exposición o contacto a la electricidad. 
  6. Por exposición o contacto a sustancias químicas y gases tóxicos.
  7. Por exposición a radiaciones. 
  8. Por posturas o movimientos bruscos. 
  9. Por sobre esfuerzos o mala manipulación de cargas pesadas. 
  10. Choques o golpes. 
  11. Atrapamientos de ropa o partes del cuerpo con maquinaria. 
  12. Accidentes biológicos por contacto con bacterias, virus u hongos. 
  13. Intoxicaciones alimentarias siempre y cuando el alimento en cuestión haya sido suministrado por la empresa. 

Protege tu salud y tu vida con las pólizas de seguros de Assegur. Te ofrecemos unas coberturas realmente interesantes para que no tengas que preocuparte por nada. Ponte en contacto con nosotros y descubre todo lo que podemos hacer por ti. 

4 accidentes en Andorra más comunes a tener en cuenta

accidentes en Andorra

Nuestro país se caracteriza por ser muy turístico. Además, se realizan multitud de deportes de aventura que hacen que los accidentes ocurran con una frecuencia bastante alta. La montaña siempre tiene un punto de peligrosidad, por lo que hay que ser prudentes. Os presentamos los accidentes en Andorra más comunes, para tenerlos en cuenta y prepararnos adecuadamente.

Los accidentes más comunes en Andorra

Nuestro principado se caracteriza por estar lleno de montañas que, sobre todo cuando llega el invierno, se llenan de deportistas. Esto se traduce en más accidentes. Los más comunes suelen ser:

Accidentes en las pistas de esquí

Tanto el esquí alpino como de fondo, así como el snowboard, entrañan una serie de riesgos, sobre todo si aún no dominamos bien la técnica. Cuando las pistas están más masificadas es fácil que aumenten las colisiones entre deportistas, caídas, etc.

Relacionados con el senderismo

Otra actividad muy extendida en Andorra es el senderismo. En estos casos, no conocer el terreno o la falta de previsión puede provocar una serie de accidentes, entre los que destacan los resbalones y las caídas, con mayor o menor gravedad.

Otros accidentes de montaña

Otros deportes entrañan sus propios riesgos añadidos. Es el caso de la escalada, el barranquismo, bicicleta o incluso espeleología.

Otros accidentes en Andorra

En Andorra destacan los accidentes de montaña por su orografía natural. Sin embargo, esto no exime para que aparezcan otro tipo de accidentes. Entre ellos, accidentes de tráfico, producidos por múltiples motivos, entre los que destaca la inexperiencia de un conductor por este tipo de carreteras, e incluso la aparición de taludes. También hay accidentes laborales.

La prevención de accidentes en Andorra

Dada la naturaleza de los accidentes, con algunas recomendaciones podemos reducir al mínimo la posibilidad de sufrir accidentes de montaña. Para ello:

  • Si vas a esquiar, hacer senderismo o cualquier deporte de montaña, asegúrate de ir acompañado y avisar de dónde vas. Así, si sufres un accidente, podrán ayudarte.
  • Comprueba el tiempo antes de salir y asegúrate de que las condiciones son propicias.
  • Lleva material apropiado: Calzado que no resbale, ropa térmica o esquís bien preparados.
  • Mide tus fuerzas para poder volver por tus propios medios.
  • Comprueba las rutas o pistas antes de salir. En este último caso, puedes comprobar también cuáles están abiertas y cuáles no.
  • Si sufres un accidente, llama al 112 o avisa a los servicios de emergencia de las estaciones, e indica claramente dónde y cómo ha tenido lugar. Y, si estás con un herido, intenta no dejarlo solo.

Lo mejor para evitar los accidentes en Andorra es prevenir, por eso te recomendamos que te hagas con un seguro que te cubra cualquier tipo de accidente o enfermedad. Siéntete protegido en cualquier situación.