Indemnizaciones por incapacidad permanente total | Todo lo que debes saber

Indemnizaciones por incapacidad permanente total

La vida está llena de situaciones inesperadas por las que ninguno de nosotros quisiera pasar. No obstante, por desgracia, están ahí y es necesario que nos pillen preparados. Las indemnizaciones por incapacidad permanente total son un buen ejemplo de ello. Los accidentes laborales o las enfermedades profesionales disponen de diferentes tipos de coberturas económicas. A continuación, recopilamos toda la información al respecto para que sepas si podrías tener derecho a cobrar una indemnización. 

Qué es la incapacidad permanente total

La incapacidad permanente total es cuando dentro de una situación laboral el trabajador no puede seguir desarrollando su actividad debido a una lesión grave o accidente, así como a una enfermedad profesional. En estos casos, el trabajador tiene derecho a recibir una prestación económica que corre a cargo de la Seguridad Social y la cual dependerá del grado de incapacidad concedido. 

Es importante que sepas que para poder solicitar esta indemnización, previamente habrás tenido que pasar por una baja o incapacidad temporal. 

Cómo se solicitan las indemnizaciones por incapacidad permanente total

Si has estado de baja un mínimo de 12 meses, un tribunal médico valorará tu situación actual. En este sentido, pueden darse tres tipos de resoluciones diferentes:





  1. La reincorporación al trabajo porque hayas recuperado el 100% de tus capacidades para llevar a cabo tu actividad laboral.
  2. Una prórroga de 6 meses a fin de que puedas seguir con tu recuperación médica.
  3. La incapacidad permanente en el caso de no observar mejoría alguna dentro del plazo de tiempo estipulado (12 meses y 18 meses con prórroga especial). Aunque no siempre es necesario agotar este periodo de tiempo para recibir la incapacidad. Sobre todo, con enfermedades crónicas o lesiones muy graves e irreversibles. 

Asimismo, es importante saber que una incapacidad permanente ya concedida puede ser revocada por la Seguridad Social. Los casos más comunes para ello son la mejoría del trabajador, los errores de diagnóstico o el fraude. 

¿Tiene la empresa la obligación de pagar la indemnización?

El conocido como seguro de convenio sí es obligatorio para algunas empresas, pero no para todas. Existen sectores laborales más peligrosos que otros. Si tu empresa pertenece a este sector debería estar sujeta a la normativa establecida por los convenios colectivos, la cual le obliga a contratar un seguro por las cantidades acordadas en dicho convenio. 

En el caso de que tu empresa no te quisiera pagar una indemnización por incapacidad permanente total, el trabajador siempre estará en su derecho a reclamar. 

Las entidades responsables del pago de esta clase de indemnizaciones son:

  • La entidad aseguradora en el caso de que el trabajador contara con un seguro de vida personal.
  • La Seguridad Social. 
  • O la empresa que ha contratado al trabajador. 

Si quieres recibir más información al respecto no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Disponemos de seguros de vida por accidente, enfermedad o invalidez, hechos a tu medida. 

Evolución de los accidentes en las montañas de Andorra en los últimos años

accidentes-en-las-montanas-de-andorra

Según cifras oficiales, y a falta de hacer un análisis de la última temporada, sabemos que los bomberos de Andorra realizaron, en 2018, 122 rescates. Curiosamente, la mayoría han tenido lugar en época estival. Esto supone un aumento del 22% de accidentes en las montañas de Andorra, con respecto al año anterior. Estas cifras se justifican por el aumento de actividades como el esquí, alpinismo, senderismo, etc. Y, también, por las competiciones deportivas, como los trails que requieren mucho entrenamiento previo. En total, estos accidentes han llegado a duplicarse durante los últimos diez años.

Los accidentes en las montañas de Andorra

En total, durante todo el año 2018 se realizaron más de 7.500 intervenciones. Sobre todo, de traslado sanitario de accidentados. Estas cifras tan altas se deben a que nuestro país es líder en deportes de montaña. De hecho, ha habido un aumento considerable de excursionistas, de más del 30% en múltiples zonas de montaña. Con la orografía característica, además, deben extremarse las precauciones que producen lesiones de rodillas, tobillos y, en muy pocos casos, accidentes fatales. Por eso, nuestros bomberos disponen de helicóptero 24 horas, para realizar incluso rescates nocturnos. En este caso, tanto el piloto como los rescatadores cuentan con gafas específicas para la oscuridad. Este, y otros avances en tecnología, nos permiten posicionarnos como uno de los países más especializados en salvamento de montaña. Una de las acciones que evitan que los accidentes tengan peores consecuencias es la rápida localización de las personas.

La tecnología al servicio de los rescates

Avanzamos las últimas tecnologías que se ponen a disposición de los equipos de rescate. Durante esta última temporada, el invierno de 2018-2019, se ha apostado por el uso de los teléfonos móviles. Gracias a aplicaciones específicas, ya se pueden localizar a aquellas personas que se hayan perdido o hayan sufrido un accidente y no hayan sido detectadas. Funcionan como balizas, que apuntan a los bomberos y otros equipos dónde se encuentra el accidentado. De esta forma, conociendo la información precisa, no se pierde tiempo en el rastreo y se puede actuar con mayor rapidez, evitando consecuencias peores. Como punto fuerte, se podrán detectar incluso teléfonos móviles que se encuentren fuera de cobertura, algo más común de lo que pensamos cuando estamos en alta montaña. Otra app distinta permite geolocalizar al usuario cuando llama a emergencias, lo que permite que también se localice su posición exacta.

Es evidente que, si te gustan los deportes de montaña como el esquí, el alpinismo o el senderismo, la prevención es tu mejor arma para evitar accidentes. Pero, para practicarlos con tranquilidad, puedes optar por contratar un seguro para accidentes. Cúbrete ante cualquier imprevisto y asegúrate la asistencia en caso de que sufras cualquier percance. ¡Incluso puedes proteger a tu familia!



¿Qué hacer si has tenido un accidente y el otro coche se da a la fuga?

coche se da a la fuga

Desgraciadamente, de vez en cuando ocurre que un coche se da a la fuga tras un accidente. Quizás no quiera hacerse responsable, o no tenga la ITV o el seguro al día. Sea cual sea el motivo que le lleva a actuar así, es importante saber qué hacer y cómo reclamar los daños.

¿Qué hacer si has tenido un accidente y el otro coche se da a la fuga?

En un accidente común, lo primero es tomar los datos para gestionar responsabilidades y reclamar daños al seguro. Sin embargo, si el otro coche se da a la fuga, es imposible ejecutar esos trámites. Por eso, si te ves envuelto en un suceso similar, es primordial mantener la calma. Puede que te entre el pánico y quieras correr detrás del otro coche, pero no es la mejor idea. Por el contrario, lo primero que debes hacer es quedarte en el lugar donde ha tenido lugar el accidente y recopilar todos los datos que puedas. Qué modelo de coche era, el color o la matrícula y cualquier dato que permita identificar al otro conductor. A continuación, llama a la policía e informa de lo ocurrido.

El consorcio de compensación de seguros

Si no has sufrido daños físicos graves, seguramente tu principal preocupación serán los daños materiales que haya sufrido tu coche, y cómo reclamar o percibir una indemnización. Para ello, debes saber que existen dos opciones. En primer lugar, que gracias a los datos que hayas recabado puedas interponer una reclamación a través de tu aseguradora. Otra es que no demos con la identidad del otro conductor. En este caso puedes acudir al consorcio de compensación de seguros, un organismo público que surge para cubrir ciertas situaciones en las que no actúan los seguros, como fenómenos naturales o el supuesto que estamos analizando. Será al CSS a quien tengas que solicitarle la indemnización correspondiente si sufres un accidente y el otro coche se da a la fuga. Para ello, deberás aportar todas las pruebas que reúnas, y demostrar que, efectivamente, el otro conductor no ha podido ser identificado. En cualquier caso, debes saber que la CSS no suele hacerse cargo de los daños materiales este caso, salvo que sean muy graves, y que son trámites complejos, por lo que quizás necesites el apoyo de un abogado especialista. Por otra parte, existe la posibilidad de que tu aseguradora pueda gestionar la reclamación, por lo que lo mejor es que primero preguntes si se hacen cargo.

Ten en cuenta que, ante cualquier incidencia, lo mejor es tener un buen seguro que cubra tus daños. Y nosotros estamos aquí para prestarte los mejores servicios en caso de accidente o daños de tu vehículo, así como personales.



Tipos de seguros de moto y qué cubren en caso de accidente

seguros de moto

Cuando somos propietarios de un vehículo nos preocupa encontrar el seguro que mejor se adapte a nuestras necesidades. Con los seguros de moto ocurre exactamente lo mismo: Necesitamos saber qué pólizas existen y qué cubren en caso de accidente, de forma que podamos elegir la que más se adecue a nosotros. También necesitamos saber qué uso le daremos a nuestra moto, puesto que nuestro seguro también dependerá de ello.

¿Qué uso le das a tu moto?

El primer paso para elegir tu seguro es pensar en qué uso le das a tu moto. El motivo es que en función de cuánto te utilices, te compensará más elegir uno u otro. No es lo mismo un uso puntual (o de fin de semana) que si la coges cada día. También afectan los trayectos. ¿La utilizas para viajes largos? ¿O sólo para desplazarte en ciudad? Piensa que, cuanto más cojamos la moto, mayor probabilidad tenemos de sufrir algún percance y mayor debe ser nuestra cobertura. Asimismo, debemos pensar si dispondremos de plaza de garaje o la aparcaremos en la calle, ya que en este último caso quizás nos compense ampliar con un seguro antirrobo.

Tipos de seguros de moto

Contratar un seguro de moto es obligatorio para poder circular. Entre ellos encontramos varios tipos:

  • Seguro a terceros: Es el más básico, el más económico y, normalmente, el que ofrece una menor cobertura. En caso de accidente cubre, fundamentalmente, los daños que ocasiones a otros vehículos, pero no los que sufras tú.
  • A terceros ampliado: A tu seguro a terceros puedes añadirle coberturas extra. Por ejemplo, en caso de robo, asistencia cuando te vayas de viaje o la posibilidad de tener una moto de sustitución en caso de accidente o avería.
  • A todo riesgo: Cubren cualquier incidencia que puedas sufrir, los daños a otros vehículos y también los que sufra tu moto en caso de accidente. También protegen al conductor, por lo que si coges la moto a diario, haces viajes largos o practicas motocross, es el seguro que más te conviene. En este caso, puede existir franquicia (en el que el asegurado cubriría una parte estipulada previamente en caso de accidente), o no.
  • Para ciclomotores: Las motos de cilindrada menor también necesitan cobertura. En este caso, suele optarse por un modelo específico que cubra daños a terceros.
  • Quads, motos de trial o motonieves también necesitan un seguro. En estos casos, las motos suelen utilizarse en plena naturaleza, por lo que el seguro debe contemplar los daños que se produzcan derivados de su uso. Normalmente, es muy parecido a una cobertura a terceros.

En cualquier caso, debes elegir el seguro de moto que más se adapte a tus necesidades y al uso que le das a tu vehículo y también un buen seguro de accidente.



TOP 7 causas de accidentes de tráfico en el mundo

TOP 7 causas de accidentes en el mundo

Cuando hablamos de causas de accidentes de tráfico en el mundo, las mismas no han cambiado en los últimos tiempos. Los conductores más prudentes son capaces de identificarlas sin problema porque las ven a diario. Y algunas de ellas están incluso tipificadas como delitos. Sorprende ver lo poco que hemos avanzado en este sentido.

Continue reading